Noticias
1,581

5 problemas físicos asociados a la cuarentena

Ya llevamos algo más de un mes de cuarentena, y en mayor o menor medida, dependiendo de nuestro trabajo, estamos pasando muchas más horas de lo habitual en casa. Este encierro temporal, al que esperamos que no le quede mucho para su resolución, puede tener una serie de consecuencias para nuestro cuerpo, la mayoría derivadas de la falta de movimiento. Vamos a ver y analizar los problemas físicos asociados a la cuarentena más importantes.

problemas físicos asociados a la cuarentena

5 problemas físicos asociados a la cuarentena

  1. Trastornos en el sueño

Los cambios en nuestra rutina habitual, cambiando por completo los ritmos de nuestra vida, unido a otros factores como el uso de dispositivos que emiten luz azul (móviles, tabletas, ordenadores, etc.…), el descenso de actividad física, y el estrés o la ansiedad que puede provocar esta situación de incertidumbre, pueden provocar una privación del sueño.

Ésta falta de sueño puede influir de forma negativa en multitud de aspectos de nuestra vida cotidiana, incluyendo cambios de humor, mayor tendencia a aumentar peso o aumento de dolores en el cuerpo durante el día a día, ya que durante el sueño es cuando nuestro cuerpo se recupera.

Podemos aplicar algunas pautas sencillas para intentar evitar este problema, como por ejemplo:

  • Intentar fijar rutinas durante el día a día.
  • Exponer al cuerpo a la luz solar a las primeras horas del día (terrazas, ventanas o como sea posible).
  • Limitar el consumo de cafeína, sobre todo en las últimas 6 horas antes de acostarnos.
  • No usar aparatos electrónicos con pantalla (móvil, Tablet, etc.) al menos 30 minutos antes de irnos a la cama.
  • Podemos utilizar suplementos como la melatonina o la taurina, siempre pautados por el profesional correspondiente.
  1. Aumento de peso

problemas físicos asociados a la cuarentena

El pasar muchas horas en casa puede traer consigo el hecho de que comamos más de lo normal. Además, es probable que ese exceso de comida se produzca de comidas dulces o con alto contenido en grasas, ya que eso nos ayudará a producir serotonina, que es un neurotransmisor que tendremos disminuido debido a la ansiedad que provoca esta situación.

Esto, unido a la disminución de actividad física, es posible que nos haga aumentar el peso corporal durante esta cuarentena.

Además, el aumento del sedentarismo durante estos días es otor factor que no juega a nuestro favor.

La mejor solución a este problema, es contar con profesionales tanto a la hora de pautar nuestras comidas (nutricionista), controlar nuestra ansiedad (psicólogo) y para prescribir ejercicio y actividad física (graduado en ciencias de la actividad física y el deporte).

  1. Dolores

La falta de movimiento, unido al mantenimiento de posturas durante un tiempo prolongado, puede conllevar una aparición de dolor, que puede ser en prácticamente cualquier parte del cuerpo en función de la persona.

Unas pautas para evitar la aparición de esos dolores son:

  • Evitar pasar mas de 45 minutos o una hora en la misma postura.
  • Mantenernos bien hidratados y con una alimentación adecuada.
  • Realizar ejercicios de estiramientos y movilidad articular de forma periódica.
  1. Lesiones por sobrecarga

problemas físicos asociados a la cuarentena

A raíz del confinamiento, hemos visto como multitud de personalidades públicas, influencers y divulgadores en general han empezado a compartir rutinas y planes de ejercicio en las redes sociales y en internet. Y a pesar de que lo hacen con la intención de ayudar, es posible que a muchas personas no les beneficien para nada.

Al no contar con material para la realización de estos ejercicios, muchas de estas rutinas abusan de ejercicios de alta intensidad, repitiendo mucha carga sobre determinados tejidos y articulaciones.

Esto se une al hecho de que muchas de las personas que realizan estos planes de ejercicio son personas que llevan tiempo sin realizar actividad física y no están preparadas para ello.

La última intención de estas líneas es que dejes de hacer deporte, ya que sus beneficios son innumerables. Pero si destacar que debe de ser de una forma progresiva y controlada, e idealmente pautada por un graduado en ciencias de la actividad física y el deporte.

  1. Evolución negativa de lesiones o dolores crónicos

Multitud de personas padecen dolores crónicos, los cuales pueden verse afectados por el aumento de la ansiedad, el estrés, la falta de seguimiento de seguimiento por parte de sus profesionales de confianza (médicos, fisioterapeutas, etc.).

También las personas que hayan tenido una operación recientemente pueden ver una evolución más lenta al no contar con su rehabilitación habitual.

Va a ser muy importante que en ambos casos se pongan en contacto con su fisioterapeuta y con su médico, ya que ellos pueden darle pautas para conseguir que las consecuencias sean las mínimas posibles.

Esperamos haberos ayudado con la exposición de estos problemas y unas pequeñas pautas para solucionarlos.

Mucho ánimo a todo el mundo, cada vez queda menos para superarlo, todos unidos.

Y por supuesto, #QUÉDATENECASA.

 

Bibliografía

  1. Mario Seguel, L. (2013). Trastornos del sueño en trastornos del ánimo y de la conducta alimentaria. Revista Médica Clínica Las Condes. Volumen 24, Issue 3, May 2013, Pages 487-493.
  2. García Continente, X., Allué, N., Pérez-Giménez, A., Ariza, C., Sánchez-Martínez, F., López, M.J. y Nebot, M. (2015). Hábitos alimentarios, conductas sedentarias y sobrepeso y obesidad en adolescentes de Barcelona. Anales de Pediatría. Volumen 83, Issue 1, July 2015, Pages 3-10.
  3. Marina Camargo, D., Carlos Orozco, L. y Herrera, E. (2008). Dolor de cuello/hombros y espalda en adolescentes. Prevalencia y factores asociados. Vol. 40 Núm. 2 (2008): Revista Salud UIS.82004
  4. Plata Muñoz, M.E., Castillo Olivares, M.E., Guevara López, U.M. (2004). Evaluación de afrontamiento, depresión, ansiedad e incapacidad funcional en pacientes con dolor crónico. Rev Mex Anest 2004; 27 (1).
  5. Subirats Bayego, E., Subirats Vila, G. y Soteras Martínez, I. (2012). Prescripción de ejercicio físico: indicaciones, posología y efectos adversos. Medicina Clínica. Volume 138, Issue 1, 21 January 2012, Pages 18-24.

 

Etiquetas: Cuarentena, dolor, ejercicio, sedentarismo

Posts relacionados