NoticiasWellness

Actitud escoliótica: todo esto tienes que saber

La escoliosis es una patología localizada en la columna vertebral, que produce una desviación tridimensional de las vértebras. Esta desviación produce curvaturas en los laterales de la columna dejando una zona cóncava y otra convexa. Se considera escoliosis cuando hay mas de 10º de desviación y el cuerpo vertebral se ha desplazado un poco de la línea media (línea natural por donde debe discurrir la columna). Es muy importante tener esto presente ya que muchas veces lo confundimos con la actitud escoliótica.

¿Qué es la actitud escoliótica?

La actitud escoliótica es la desviación de la columna vertebral producida de manera voluntaria debido a causas intrínsecas del cuerpo, pero ajenas a la propia columna. Además, la actitud escoliótica no es tridimensional si no bidimensional y es muy raro que llegue a 10º de desviación. Un ejemplo claro es la dismetría de las caderas o posiciones/posturas inadecuadas que puede simular una escoliosis.

Esta patología se produce en la columna vertebral, que como sabemos se subdivide en 5: cervicales, dorsales / torácicas, lumbares, sacro y coxis. Esta patología aparece en las 3 primeras zonas, siendo la dorsal y lumbar las mas frecuentes.

Diagnóstico de la escoliosis

El diagnóstico de la escoliosis se realiza mediante pruebas médicas como una radiografía, donde nos esclarece de manera clara como es la columna vertebral del paciente. Esto nos hace detectar si existe escoliosis o no. Además, nos permite ver que vertebras están afectadas y si existen una o más curvas provocando la escoliosis. Incluso nos permite medir el ángulo de Cobb, que es el que nos hace una predicción sobre cuantos grados de escoliosis tiene el paciente. Este ángulo se mide a través de 2 líneas trazadas desde los cuerpos vertebrales del límite superior e inferior, las cuales convergen en un punto. Una vez se cruzan forman un ángulo, que el de Cobb dando lugar a la medición de la escoliosis que puede tener un error de máximo 5º.  Por tanto, la radiografía es la principal herramienta para detectar la escoliosis, pero existe una prueba, llamada test de Adams, que nos permite valorar si es necesaria esa radiografía. Este es un test donde el paciente comienza en bipedestación (de pie) e intenta tocarse los pies. Si al bajar aparece una joroba en un lateral del cuerpo nos hará sospechar de escoliosis, en el caso de que no aparezca, no hay escoliosis, pero si pudiera haber actitud escoliótica. Cuando realizamos esta prueba también podemos emplear un escoliometro para ver el ángulo de rotación en el test de Adams, que es otra manera de verificar si existe escoliosis o no.

Esta patología es muy frecuente en niños, ya que se produce durante el desarrollo, por ello es importante detectarla cuanto antes para empezar el tratamiento y evitar que vaya a más. Si aparece en edad adulta, en gran medida serán actitudes escolióticas, podría ser escoliosis si viene precedido de algún traumatismo brusco. La escoliosis tiene una incidencia del 2% de la población mundial y es mucho más baja a medida que hay más grados de afectación. Pero es importante saber que afecta mucho más en niñas que en niños, que la relación es de 5 a 1. Sobre todo, esta correlación se ve afectada a partir de las curvas de más de 10º. Cuantos más grados en el ángulo de Cobb más probabilidad de que lo sufra una niña antes que un niño.

Tipos de escoliosis

La escoliosis tiene diferentes clasificaciones, por lo que a continuación veremos varias clasificaciones.

Según la edad:

  • Infantil: Aparece antes de los 3 años, si es así hay que tener una vigilancia exhaustiva, pueden llegar a ser curvas muy grandes y graves. En el nacimiento del bebe se debería valorar la existencia de esta patología.
  • Pubertad/juvenil: Entre los 4 y 9 años.
  • Adolescente: La más frecuente, entre los 10 y el fin de la maduración esquelética.

Según su localización:

  • Cervicales: Muy poco frecuentes, si aparecen el sujeto tiene muchos problemas de cuello.
  • Cervicotoracicas: También poco frecuentes y provocan que la cabeza este un poco desviada de la línea media.
  • Torácicas: Su afectación es importante a nivel respiratorio, ya que la caja torácica se ve afectada y no funciona al 100% de su capacidad. Ya que uno de los lados estará cerrado y le costará llenar ese pulmón.
  • Toracolumbares/lumbares: Las mas habituales, provocan dolor lumbar.

Según su afectación

  • Única: Aquellas en las que solo existe una curva y un solo ángulo de Cobb.
  • Doble: Aquellas en las que existen dos curvas y dos ángulos de Cobb. Puede ser porque la curva existente hace zigzag que es lo mas habitual o porque a lo largo de la columna hay 2 curvas como, por ejemplo: una a nivel lumbar (l1-L5) y otra a nivel torácico (t1-t6)
  • Triple: Esta posibilidad es casi nula, pero existe la posibilidad de encontrarnos 3 curvas a lo largo de la columna. En el caso de que exista es casi total la afectación de la columna vertebral.

Según el ángulo de Cobb:

  • Leve: Se establece entre los 10º y 24º. En este tipo de escoliosis el tratamiento es mediante fisioterapia y ejercicio terapéutico.
  • Moderada: Se establece entre los 25 y 45º. El tratamiento será mediante fisioterapia y ejercicios donde el paciente deberá llevar corsé.
  • Grave: Se produce cuando el ángulo es mayor de 45º. Al ser una afectación tan grande y agresiva, se suele emplear la cirugía (recuperación en torno a 1 año).

De 0 a 9 º no aparece ya que se establece como actitud escoliótica, por tanto, no entra dentro de esta clasificación.

Causas

Generalmente este tipo de patología suelen ser de carácter idiopático, es decir que se desconoce la causa/origen, aunque coge mucha fuerza últimamente el factor genético. Este tipo de escoliosis abarca el 80% de los casos, los cuales son mas frecuentes entre las edades de 10 y 14 años, siendo prevalentes en mujeres mas que en los hombres y en la raza blanca antes que la negra. Otras posibles causas son:

  • Congénita: Viene derivado del nacimiento, generalmente de un mal desarrollo del feto. Suelen ser vertebras o costillas mal formadas.
  • Neuromuscular: Enfermedades/patologías que afectan a la función muscular desde el campo neuronal como la parálisis cerebral, distrofias musculares. Por ello se produce un desequilibrio muscular que provoca la pérdida del control de toda la columna.
  • Otras causas: Se origina como consecuencia de traumatismos muy fuertes o enfermedades / síndromes, infecciones.
  • Actitud escoliótica: Aquella que se ha originado de forma voluntaria, cuya curva en bidimensional, corregible y no superior a un ángulo de 10º de Cobb. Este tipo de escoliosis puede aparecer por diferentes motivos:
    • Postural: Aparece como consecuencia de malas posturas o malos hábitos.
    • Histérica: Es muy poco probable, pero es aquella la cual el factor emocional y psicológico pueden repercutir sobre el desarrollo de la columna vertebral.
    • Compensatoria: Cuando existe una lesión previa y como consecuencia de esta nos protegemos instintivamente y de manera involuntaria. Un ejemplo claro es la compensación cuando tenemos una pierna más larga que otra. También cuando practicamos deporte como tenis o futbol desarrollamos mas un hemilado del cuerpo desprotegiendo el contrario.
    • Antiálgica: Aparece cuando nos protegemos del dolor, donde adoptamos posturas inadecuadas con el fin de eludir el dolor.
    • Inflamatoria: Debido a la inflamación de estructuras colindantes, como una apendicitis o inflamación orgánica (estomago, hígado …) que afecte alguna estructura cerca de la columna.

Causas

Una de las principales causas de esta actitud escoliótica es la dismetría de las caderas, para saber si existe necesitamos una radiografía para poder medir ambos fémures con exactitud. De manera casera podemos medirlo, pero si tenemos el iliaco en rotación posterior puede falsear la prueba y es cuando se dice que existe una falsa pierna larga. Una buena manera de medir y más fiable es tumbar al paciente y ver si tiene un pie más alto que el otro. Una vez lo comprobamos después le ponemos boca abajo, le doblamos las rodillas y juntamos los pies, si ahí sigue habiendo diferencia de altura, debemos sospechar de tener una pierna mas alta que la otra y acudir al médico para que realicen un estudio.

Convexidad y concavidad

Cuando tenemos escoliosis producimos que un hemicuerpo se vuelva convexo y otro cóncavo, por lo que cada uno tiene sus particularidades. Si decimos que tenemos escoliosis derecha significa que el lado convexo está en la zona derecha y se debe apreciar en el test de Adams.

Lado cóncavo Lado convexo
Las vértebras descienden y las costillas se desplazan hacia anterior (delante). Las vértebras ascienden y las costillas se desplazan hacia posterior (atrás).
Compresión de las carillas articulares, se cierran. Descompresión de las carillas, se abren.
Disminuye la altura del cuerpo vertebral además de aplastamiento y reducción del disco vertebral. Aumenta la altura del cuerpo y disco vertebral.
Las carillas y apófisis se orientan hacia la concavidad. El cuerpo rota hacia la convexidad.
Cierre del canal medular. Aumento del canal medular.
Generalmente musculatura acortada. Generalmente musculatura débil, poco tono muscular.

Síntomas

En la gran mayoría de las ocasiones, el paciente no presenta ningún síntoma salvo que la curva sea acentuada o afecte a gran número de vertebras. En el caso de tener sintomatología lo más habitual es:

  • Deformidad o giba (aparece en el test de Adams).
  • Dolor de espalda, localizado en la zona afectada.
  • Curvatura anormal de la columna vertebral.
  • Dismetría pélvica, supone tener una cadera más alta que otra, suele repercutir en dolor lumbar y actitud escoliótica.
  • Tener un desorden en la cintura escapular como tener un hombro más alto que otro, puede ser causa de escoliosis y por tanto generar dolor a este nivel.
  • Desequilibrio muscular, al haber curvatura solemos tener un lado con mas tono y fuerza muscular que el otro, generalmente este lado es el cóncavo.

Tratamiento para la escoliosis

Para empezar el tratamiento lo primero que debemos saber es qué tipo de escoliosis tiene el paciente. Si estamos ante una escoliosis grave lo más probable es que pase por quirófano, y la fisioterapia actúe en la post cirugía (altamente invasiva) con el fin de mejorar la calidad de vida del paciente y darle las pautas necesarias con ejercicios para que no sufra dolores de espalda. Si tenemos una escoliosis moderada, el paciente al 90º lleva corsé, con lo que el principal objetivo es conseguir que esa curva no se acentúe, se quede tal y como está, con la intención y dificultad de reducir un poco la curva. Mientras que, si es una escoliosis leve, el objetivo es intentar reducir la curva y conseguir una buena estabilidad de la columna. En el caso de estar ante una actitud escoliótica lo principal es encontrar la causa de esta, para reducir o eliminar por completo esa falsa escoliosis. La fisioterapia puede realizar diferentes técnicas para ayudar y mejorar la calidad de vida a los pacientes con esta patología.

  • Electroterapia: Con el fin de reducir dolor e inflamación (si existe alguna estructura dañada / irritada), en este grupo se encuentra el tens, magnetoterapia, onda corta, microonda.
  • Terapia manual: Masajes, cinesiterapia, técnicas miofasciales, con el fin de restablecer el tono muscular óptimo de cada músculo para que estos puedan realizar correctamente su función, además de conseguir la reducción del dolor.
  • Osteopatía: Complemento ideal para que el masaje y las movilizaciones (cinesiterapia) sean más eficaces.
  • Pilates: Ayuda a conseguir un core fuerte y estable además de conseguir un buen estiramiento de la columna vertebral
  • RPG: La reeducación postural global es una gran técnica destinada a esta patología, a través del trabajo de las diferentes cadenas musculares, busca estirar y potenciar diferentes músculos con el fin de conseguir un equilibrio muscular entre el lado cóncavo y convexo que incide directamente sobre el dolor (lo reduce) y sobre la curva para intentar reducirla.
  • Podemos derivar el paciente al podólogo, porque en determinados casos una plantilla, puede ayudar mucho a mejorar la calidad.

Consejos

Los pacientes con esta patología deben hacer ejercicio diario, ya que al tener un desequilibrio muscular provocado por la curva escoliótica produce dolores y malas posturas. Por ello la manera de prevenir y de que la curva no aumente es realizar ejercicio. El mas completo y recomendado es la natación, sobre todo en menores de 18 años, que como ya hemos mencionado es en la época de crecimiento cuando suele aparecer y cuando es más fácil abordarla. También debemos saber que si es una escoliosis verdadera nunca se podrá corregir al 100%, habrá curva, pero hay que intentar que esta sea lo menos pronunciada posible. Por tanto, aparte de la natación (ejercicio principal) y pilates hay otros ejercicios buenos para la escoliosis.

  • Ejercicios de estiramiento de columna, por ejemplo, el gato, mahometano, realizar diagonales a cuatro patas (sacar brazo derecho con pierna izquierda estabilizando caderas y cuerpo)
  • Fortalecimiento del lado convexo y estiramiento del lado cóncavo (habría que ver cuales son y hacer un planning especifico de esos músculos)
  • Ejercicios respiratorios, sobre todo si la curvatura es torácica. Con el fin de mejorar la capacidad pulmonar y mejorar la movilidad de la caja torácica.

Movilizaciones activas de cadera

Como resumen, la actitud escoliótica es aquella que se produce de manera voluntaria, es decir como reacción a estímulos, lesiones, posturas que el individuo realiza. Es reversible y es bidimensional, mientras que la escoliosis se desconoce su origen si no es derivado de síndromes, traumatismos o enfermedades, las cuales son tridimensionales y no son reversibles. La diferencia entre ambos conceptos los mostramos a continuación.

 

Escoliosis Actitud escoliótica
Origen Idiopática, consecuencia de enfermedades, síndromes. Voluntario, causa-efecto.
Prevalencia 5 a 1 en mujeres. indiferente
Objetivo tratamiento Evitar que la curva vaya a más e intentar reducir. Encontrar la causa y abordarla para eliminar dicha actitud.
Tratamiento fisioterapéutico Mismas técnicas. Mismas técnicas.
Síntomas Mismos síntomas. Mismos síntomas, pero reducidos.
Curvas Mayores de 10º, tridimensional. Menores de 10º, bidimensional.
Edad Hasta los 20 años. Cualquier edad.

 

Desde Fisiolution, os recomendamos valorar la espalda de sus hijos, ya que si presentan esta patología cuanto antes se detecte y se empiece a trabajar sobre ella, mejor calidad de vida tendrá.

Bibliografía

Álvarez García de Quesada, L. I., & Núñez Giralda, A. (2011). Escoliosis idiopática. Pediatría Atención Primaria, 13(49), 135-146.

de Quesada, L. Á. G., & Giralda, A. N. (2011). Escoliosis idiopática. Pediatría Atención Primaria, 13(49), 135-146.

Esparza Olcina, M. J., García Aguado, J., Martínez Rubio, A., Mengual Gil, J. M., Merino Moína, M., Pallás Alonso, C. R., … & Soriano Faura, F. J. (2015). Cribado de la escoliosis idiopática del adolescente. Pediatría Atención Primaria, 17(66), e159-e179.

Pantoja, T. S., & Chamorro, L. M. (2015). Escoliosis en niños y adolescentes. Revista Médica Clínica Las Condes, 26(1), 99-108.

Barreras, M. T. (2011). Escoliosis: concepto, etiología y clasificación. Ortho-tips, 7(2), 75-82.

Etiquetas: , , , , ,

Posts relacionados

Menú