FisioterapiaNoticias

Artritis Reumatoide: causas, síntomas y tratamiento

¿Qué es la artritis reumatoide?

La etiología o el origen de la enfermedad no se sabe con certeza, aunque se cree quela enfermedad es de carácter autoinmune.

Fundamentalmente afecta a las articulaciones del cuerpo humano, produciendo inflamación en la membrana sinovial de las mismas así como de sus tejidos más próximos. La articulaciones más afectadas suelen ser los dedos de las manos y pies, muñecas y tobillos.

Es una enfermedad que habitualmente aparece en personas de mediana edad, en torno a la 4º o 5º década de vida, afectando más a las mujeres, con un ratio de 3:1 respecto a los hombres.

Se estima que entre el 1% y el 2% de la población humana adulta padece artritis reumatoide.

Causas de la  artritis reumatoide

Como hemos dicho anteriormente, se desconoce la causa exacta de esta enfermedad, aunque si sabemos de ciertos factores que pueden afectar a la aparición y el establecimiento de dicha enfermedad, como son:

  • Factores genéticos
  • Influencias ambientales
  • Dieta
  • Tabaquismo
  • Factores hormonales

 

Signos y síntomas

El inicio de la enfermedad, suele der lento, afectando de forma bilateral,  y presentando síntomas comunes a otras patologías como fiebre o astenia (debilidad muscular, generalmente sumado a un malestar de carácter general y a fatiga sin una cusa determinada).

Suelen aparecer inflamación en las articulaciones, en ocasiones en forma de episodios agudos, y en ocasiones de forma continua y generalmente dolorosa.

En fases más avanzadas, aparecen deformaciones de forma permanente en las articulaciones.

Acompañando esta inflamación, suelen aparecer episodios de rigidez matutina además de pérdida de movilidad, que va mejorando a medida que avanza el día, o incluso pérdida de movilidad permanente.

En torno al 29% de los pacientes refieren cierto grado de incapacidad para realizar algunas tareas fundamentales o de la vida diaria.

 

Diagnóstico

Un diagnóstico precoz nos va a ayudar a controlar los episodios de inflamación y prevenir pérdida de movilidad y deformidades.

Desafortunadamente, no hay ninguna prueba que pueda diagnosticar de forma clara y objetiva esta enfermedad. El médico o el especialista deberá basarse en la historia clínica del paciente y en los hallazgos de la exploración física. Aún así, si que existen ciertas pruebas que pueden ayudar, como puede ser una radiografía de las articulaciones afectadas o una analítica de sangre completa.

 

¿Cómo nos ayuda la Fisioterapia en la artritis reumatoide?

El primer objetivo de cualquier tratamiento debe ser controlar el dolor y la inflamación. Para ello podemos valernos de agentes físicos y de terapia manual:

  • TENS
  • Parafina
  • Láser de baja potencia
  • Crioterapia
  • Termoterapia
  • Masoterapia: Debemos evitarla en las fases agudas inflamatorias.

Una vez controlado el dolor y la inflamación, debemos centrarnos en mantener o recuperar movilidad y fuerza. Para todo ello utilizaremos:

  • Movilizaciones tanto activas como pasivas de las articulaciones afectadas
  • Estiramientos de la musculatura involucrada en dichas articulaciones
  • Ejercicios de fortalecimiento, desde isométricos a concéntricos y excéntricos

Además, como en multitud de patologías, la realización de ejercicio aeróbico nos va a ayudar a sentirnos mejor. La liberación de endorfinas, así como a mantenernos activos, previniene la aparición o el empeoramiento de la enfermedad.

Etiquetas: , , , , ,

Posts relacionados

Menú