Fisioterapia infantilNoticias
870

Cómo ayudar a tu bebé en su desarrollo psicomotor

Los primeros años de la vida de un niño son fundamentales para su desarrollo psicomotor, ya que es desde los 0 hasta los 6 años cuando más conexiones neuronales se crean en el bebé.

A continuación, os vamos a explicar una serie de ejercicios de estimulación temprana que podéis hacer en casa con vuestro bebé para ayudarle en su desarrollo en los primeros meses de su vida.

El mejor momento para empezar con los ejercicios es al mes y medio de su nacimiento. Es importante crear un ambiente cálido y tranquilo y respetar siempre sus horas de sueño y alimentación.

DESDE EL MES Y MEDIO…

  1. Tumba al bebé boca abajo y acaríciale la espalda para que enderece la cabeza. Siempre las caricias desde la cabeza hacia abajo.
  2. Túmbale boca arriba y hazle pedorretas en la tripa para que tense sus abdominales.
  3. Tumbado boca arriba, ofrécele un juguete sonoro y llamativo para que fije su vista e intente cogerlo.
  4. Boca arriba, cógele de sus antebrazos sin presionar mucho y levántalo un poco con cuidado de que no se le caiga la cabeza hacia atrás.

DESDE LOS TRES MESES…

  1. Con el bebé tumbado boca arriba, mueve sus brazos extendiéndolos y flexionándolos hacia arriba y hacia abajo. Dobla y estira sus piernas también alternándolas.
  2. Túmbale boca abajo y mueve un juguete llamativo para que lo siga con la mirada.
  3. Boca abajo, ponle un juguete un poco alejado para que intente cogerlo. Puedes ayudarle empujándole un poco de los pies.
  4. Túmbale boca arriba, y doblándole una pierna y estirándole la otra, le impulsamos a girar hacia el lado de la pierna que está estirada.
  5. Repetimos el ejercicio 4 pero esta vez le ofrecemos nuestros dedos para que los coja él y le levantamos hasta sentarle, siempre vigilando que la cabeza no quede colgando hacia atrás.
  6. Cogiendo al bebé por las axilas, levántalo hacia arriba lo más horizontal posible para que enderece su cuerpo.

Estos son algunos ejercicios que podemos hacer en casa con nuestro peque. Empieza con sesiones de 5 minutos y ve aumentando día a día. Recuerda siempre buscar un momento tranquilo, en el que el bebé no esté cansado, y de esa manera disfrutaréis los dos y serán mucho más efectivos.

Posts relacionados