Lesiones miembro inferiorTécnicas especiales
411

¿Cuál ha sido la lesión de LeBron James esta temporada?

Si os gusta el baloncesto, os habréis enterado que esta temporada ha sido la más complicada a nivel de lesiones para LeBron James, la estrella de Los ángeles Lakers.  ¿Cómo se ha podido lesionar uno de los físicos más completos y dominantes de la historia de la NBA?. Vamos a intentar explicarlo.

¿Cuál ha sido la lesión de LeBron James?

Los partes médicos de la NBA a veces no son todo lo completos que nos gustaría, por lo que en este caso nos indica un escueto “groin injury”, que significa lesión en la ingle.

Pero si nos vamos a las noticias que fueron surgiendo, primero se creía que era tensión muscular y más tarde se hablaba de un posible desgarro de tendón, por lo que posiblemente estemos hablando de una posible tendinopatía (degenerativa o reactiva) de los aductores.

lesión de LeBron James

¿Qué tratamiento se sigue en estos casos?

Pues dependiendo de la magnitud de la lesión, podemos seguir un enfoque conservador, con un tratamiento basado en masoterapia y tratamientos como diatermia, a lo que sumariamos  estiramientos y una correcta readaptación y entrenamiento de la musculatura abdominal y del grupo de los aductores.

Si no fuera efectivo, podríamos pasar a un enfoque más ivasivo, en el que si el problema fuera muscular podríamos optar por la punción seca, y si el problema fuera tendinoso podríamos optar por tratar con EPI o EPTE.  A este trabajo tambén habría que añadirle un correcto trabajo de readaptación y entrenamiento.

Por último, si ningún tratamiento  ha resultado exitoso, existe la opción de reparar la lesión quirúrgicamente si el traumatólogo lo considera oportuno.

¿Si LeBron James se lesiona, cómo no voy a lesionarme yo?

Es una pregunta que todos nos hacemos con nuestros respectivos deportes. Si los jugadores de élite se lesionan con todos los medios que tienen a su alcance… ¿Cómo no me voy a lesionar yo?

Lo primero que tenemos que entender, es que las lesiones forman parte del deporte. Más aún si hablamos de un deporte como el baloncesto, que es un deporte de alto impacto y de contacto, en el que además suelen ser jugadores de gran tamaño y peso.

¿Qué puedes hacer para minimizar los riesgos? Hay varios factores que podemos controlar:

  1. Mantener una buena forma física: Realizar una preparación física acorde al nivel que juguemos es de vital importancia.
  2. Mantener una nutrición adecuada: No sólo de cara a mantener una buena forma física, si no para recuperarnos adecuadamente de los entrenamientos y partidos.
  3. Dormir y descansar lo suficiente: Durante el sueño es cuando nuestro cuerpo se recupera y repara, sin un descanso óptimo las opciones de lesionarse se multiplican.
  4. Ante cualquier dolor o molestia, acudir a un profesional sanitario: Durante el desarrollo de la temporada, todos desarrollamos molestias puntuales, que sin un tratamiento adecuado pueden desembocar en lesiones más graves que nos tengan más tiempo apartados de las canchas.

Bibliografía:

  1. Andréu, M. M., de Larrinaga, A. Á. R., Pérez, J. A. M., Martínez, M. Á. M., Cuesta, F. J. P., Guerra, A. J. A., … & Rodríguez, P. G. (2016). Sueño Saludable: evidencias y guías de actuación. Documento oficial de la Sociedad Española de Sueño. Rev Neurol63(Suplemento 2), S1-S27.
  2. VIITA, M. A. (2017). Efectividad de la electrólisis percutánea en las tendinopatías crónicas: revisión sistemática.
  3. Mateo Requena, E. C. (2017). Estudio y seguimiento de un caso clínico de un paciente con osteopatía dinámica de pubis, diagnosticado con tendinopatía de aductor izquierdo.

 

Etiquetas: Aductores, baloncesto, LeBron James, Lesiones deportivas

Posts relacionados