FisioterapiaLesiones de espaldaNoticiasRehabilitación

¿Dolor Lumbar? Cinco consejos para combatirlo

El dolor lumbar o lumbalgia, es una de las patologías por las que más frecuentemente se acude a consulta. También, es el problema de salud crónico más frecuente en nuestro país. Esta patología se define como un dolor localizado en la zona baja de la espalda, entre las últimas costillas y la zona sacra, que suele estar relacionada con el sedentarismo, malos hábitos y posturas, el trabajo o sobrepeso entre otros.

Las limitaciones que el dolor lumbar provoca en las actividades de la vida diaria es uno de los principales problemas de esta patología, ya que el dolor suele ser sordo y constante con episodios repentinos más intensos que pueden llegar a incapacitar a la persona.

Afortunadamente, no todos los que sufren una lumbalgia evolucionan hacia lo cronicidad de la patología, aunque aproximadamente uno de cada cinco desarrollará dolor crónico; acompañado como hemos comentado anteriormente con las limitaciones en las actividades de la vida diaria.

¿A qué se debe el dolor lumbar?

El dolor lumbar hoy en día suele proceder de una etiología desconocida o inespecífica, es decir, no suele haber una lesión de por medio que se relacione con el dolor y/o las molestias que el paciente siente. Sin embargo, existen múltiples factores de riesgo que dan lugar a que haya personas con mayor probabilidad de padecer dolor lumbar. Algunas de estas son la herencia genética, la edad, estilo de vida, entorno laboral, peso, malas posturas mantenidas o embarazo entre otras.

Por otro lado, nuestro dolor también puede proceder a consecuencia de alguna lesión o patología previa como pueden ser hernias discales, escoliosis, artrosis o artritis o enfermedades autoinmunes.

Recomendaciones para el dolor lumbar

Las pautas del tratamiento a nivel internacional varían. Sin embargo, todas concuerdan en que los pacientes deben mantenerse físicamente activos y la prescripción de analgésicos si el médico así lo recomienda. Desde Fisiolution os ofrecemos cinco recomendaciones para combatir el dolor lumbar:

  1. Mantenerse físicamente activo:

    cada vez más profesionales rechazan el reposo absoluto en pacientes con dolor lumbar. Por lo que se recomienda mantenerse relativamente activo como alternativa preventiva y terapéutica para disminuir los síntomas producidos por esta patología. Los ejercicios a realizar no deben ser muy numerosos, deben de ser sencillos de realizar y que no produzcan excesiva fatiga. No existe ninguna recomendación específica pero el entrenamiento de la musculatura extensora de la espalda y flexora del tronco. Conjuntamente con ejercicio aeróbico moderado son especialmente útiles. En Fisiolution disponemos de noticias y videos explicativos con ejercicios y recomendaciones a seguir sobre el dolor lumbar.

    Es importante recordar que los ejercicios a realizar no deben de producir ningún dolor.

  2. Termoterapia:

    la aplicación de calor sobre la zona de dolor 2-3 veces al día durante un máximo de 20 minutos ayudará a relajar la musculatura afectada y en general toda la zona. Es importante no excederse en el tiempo de aplicación de calor, ya que demasiado tiempo puede producir un efecto “rebote” y podríamos empeorar. En Fisiolution disponemos de quipos de termoterapia como diatermia y microonda que consiguen un gran efecto en el paciente.

  3. Estiramientos:

    como ya hemos comentado, una de las principales causas de esta patología son las largas jornadas laborales y la falta de actividad física. Es por ello, que muchas veces nos notamos cargados y cansados muscularmente cuando llegamos a casa después de un largo día. Con la realización de estiramientos, no solo a nivel lumbar sino de toda la espalda; conseguiremos una relajación de la msuculatura y por lo tanto una sensación de alivio y una mejora del dolor. A continuación os dejamos un video donde explicamos cómo realizar un estiramiento efectivo de la musculatura de la espalda, desde la zona cervical hasta la lumbar.

    https://www.youtube.com/watch?v=tpemosiqK2A

  4. Postura y ergonomía:

    debemos evitar adoptar malas posturas y mantenerlas en el tiempo ya que sobrecargan la espalda. Adoptando posturas correctas disminuimos el sobreesfuerzo de la musculatura. También las desviaciones de la columna como pueden ser la escoliosis, la hiperlordosis lumbar o la hipercifosis torácica, suelen producir dolor lumbar. Sin embargo, las lumbalgia producidas por estas variaciones son más complicadas de tratar. Por lo que un fisioterapeuta tendría que realizar una valoración previa y proponer al paciente ejercicios específicos para su caso concreto.

  5. Fisioterapia:

    si el dolor o las molestias no disminuyen o incluso aumentan; siempre se recomienda la valoración y el tratamiento fisioterápico especializado para una correcta y rápida evolución de la patología. Desde la fisioterapia disponemos de numerosas técnicas desde las cuales podemos abordar el tratamiento para el dolor lumbar. Alguna de ellas son: puncion secaacupunturamasoterapiainducción miofascial, entre otras.

Bibliografía

  1. Frost H, et al. Randomised controlled trial of physiotherapy compared with advice for low back pain. BMJ, doi:10.1136/bmj.38216.868808.7C (published 17 September 2004).
  2. Smith BE, Littlewood C May S. An update of stabilization exercise for low back pain: a systematic review with meta-analysis. BMC Nusculoesquelet Dosord. 2014 Dec 9; 15(1):416.
  3. Hayashi Y. Physical Therapy for Low Back Pain. Tokyo Metropolitan Geriatric Hospital. JMAJ 47(5): 234–239, 2004.
Etiquetas: , ,

Posts relacionados

Menú