Lesiones miembro superiorNoticias
1,516

Fractura de escafoides. Tratamiento.

Fractura de escafoides, qué es y cómo se trata.

El escafoides es uno de los huesos más pequeños en la muñeca, está ubicado en el lado de la muñeca que corresponde al dedo pulgar, en el área donde la muñeca se flexiona. También tenemos otro hueso llamado igual en el pie, también conocido como navicular. En este artículo hablaremos sobre la fractura de escafoides en la muñeca.

Se lesiona principalmente en caídas donde se apoya la mano en el suelo al caer, principalmente durante actividades deportivas. Aunque también en caídas durante las actividades de la vida diaria y englobando a tanto a mayores como jóvenes y niños.

Las fracturas de muñeca, radio, cúbito también llamadas fracturas de Colles son unas de las más típicas en el brazo. Estas suelen requerir operación o cirugía frecuentemente.

En este tipo de lesiones tanto puede ser muy dolorosa como poco dolorosa, con lo que a veces se puede confundir con un simple esguince de la muñeca. Cuando existe una fractura de escafoides los síntomas diferenciales serán: dolor al movimiento del pulgar o muñeca, impotencia funcional, inflamación alrededor del pulgar y en la muñeca, deformidad anatómica en la zona, rigidez articular e irritación o pérdida de la sensibilidad en la zona.

Tratamiento

Una vez sabemos que es fractura de escafoides, mediante pruebas radiológicas es importante empezar el tratamiento cuanto antes. Consistirá en un periodo de inmovilización, con un yeso desde el antebrazo hasta la mano incluyendo el pulgar. Habrá que revalorar mediante radiografía entre 1 y 3 semanas después.

Una vez sacamos el yeso tendremos que bajar la inflamación y el dolor. Aplicaremos hielo como medida analgésica y antiinflamatoria. Realizaremos movilizaciones pasivas de los huesos del carpo y de toda la muñeca. También en el codo por su relación con el radio y el cúbito.

Al haber estado inmóvil durante un tiempo tendremos que recuperar la musculatura del antebrazo y mano. Por lo tanto haremos ejercicios de fortalecimiento de toda la zona, además de movilizar tejidos blandos. También podremos hacer uso de electroterapia, ultrasonido terapéutico  o magnetoterapia para favorecer la consolidación ósea.

Seguiremos el tratamiento con ejercicios  de estabilidad y propioceptivos de la muñeca que consisten en introducir en nuestro esquema corporal nuestra muñeca y su buen funcionamiento, así ayudaremos a fortalecer los ligamentos de toda la zona.

Acabaremos el tratamiento introduciendo ejercicios de toda la extremidad superior para fortalecer los músculos y ligamentos.

Posts relacionados