EmbarazoNoticiasVida sana y consejos
794

Lactosa y lactante

¿Mi bebé es alérgico a la lactosa?

Muchas veces confundimos la alergia a la lactosa con la intolerancia a la proteína de leche de vaca.

La lactosa está presente en la leche materna y en la de vaca. Sin embargo, la proteína de la leche materna es diferente a la proteína de la leche de vaca.

Los recién nacidos están preparados (excepto casos MUY MUY excepcionales: galactosemia, malabsorción congénita de glucosa-galactosa y deficiencia primaria de lactasa) para digerir la lactosa. Esta es el hidrato de carbono principal de la leche materna, esencial para su desarrollo.

Por eso, cuando nuestro bebé no tolera la leche de fórmula lo más probable es que sea intolerante a la proteína de la leche de vaca. No a la lactosa.

También puede pasar que un niño que está tomando el pecho tenga una intolerancia transitoria a la lactosa. Esta puede causar una diarrea infecciosa o una por intolerancia a otros alimentos que la mamá ingiere. Y que le llegan a través de la leche materna (por ejemplo la proteína de la leche de vaca).

En este caso se recomienda continuar con la lactancia materna y evitar en la alimentación materna aquello que causa la intolerancia.

 ¿La alimentación con leche artificial aumenta el cólico del lactante?

Sí. La leche materna es digerida fácilmente por los lactantes ya que contiene enzimas para digerir la propia leche. La eliminación de meconio se realiza más lentamente en niños alimentados con leche artificial. Lo que aumenta el riesgo de padecer cólicos. Un lactante alimentado sólo de leche materna tarda aproximadamente una hora en hacer la digestión. Frente a las tres horas que tarda un bebé alimentado con leche de fórmula.

También, el hecho de que la leche artificial no contenga hormonas produce un retraso en la maduración del intestino. Aumentando el riesgo de estreñimiento y de intolerancias principalmente a la leche de vaca.

Además es más frecuente realizar piel con piel con una lactancia materna que con lactancia artificial. Lo que disminuye también la frecuencia de aparición del cólico.

Si a pesar de estos consejos tu hijo necesita tratamiento puedes pedir cita en nuestro centro.

¿Puedo dar lácteos a mi bebé si estoy amamantando?

Si estamos alimentando a nuestro hijo mediante leche materna debemos evitar darle cualquier alimento con leche de vaca, al menos hasta los 6 meses, preferiblemente hasta el año. Ya que la proteína de la leche de vaca puede producir un aumento de los anticuerpos contra esta proteína que se relaciona con el desarrollo de diabetes tipo I.

La defensa de la leche materna de manera exclusiva durante los seis primeros meses por parte de la Organización Mundial de la Salud responde a una estrategia de prevención primaria contra la diabetes tipo I.

¿Debe entonces la madre lactante eliminar los lácteos de su alimentación?

No, pero ya que la proteína de la leche de vaca de los lácteos que ingiere puede pasar a la leche materna se recomienda evitar un consumo excesivo. Al igual que otros alimentos que puedan producir reacciones en el lactante.

Todo esto y mucho más te lo contamos en el curso de preparación al parto.

Etiquetas: beta-caseína, colico, intolerancias, lactancia materna, lactante, lactosa, leche materna, proteína de la leche de vaca

Posts relacionados