FisioterapiaNoticias
72

¿Sabes cuáles son las lesiones más frecuentes en las vacaciones? Te lo contamos

¡Todavía queda algo de verano! Para los afortunados de septiembre. Por eso aprovechamos para abordar las lesiones más frecuentes en vacaciones.

El tiempo libre, el buen tiempo, las ganas de realizar ejercicio físico invitan a probar nuevos deportes y a practicar más nuestro propio deporte, en verano salimos más al exterior que en invierno y por eso la población se lesiona más durante los meses de verano; Si hay más deportistas habrá más lesiones. Estas actividades de verano (senderismo, ciclismo, natación…) deben realizarse con experiencia, entrenamiento, y buena forma física, las lesiones aparecen en contextos con mala forma física, falta de técnica, largos periodos de inactividad…  no hay que realizarlos de manera impulsiva.

Las lesiones del verano son diversas ya que no hablamos de un deporte en concreto sino de lesiones que ocurren en el día a día que le podrían ocurrir a una persona que no realiza actividad física. El cambio de hábitos en verano provoca molestias musculoesqueléticas por sobrecargas como dormir en una cama en la que no estás acostumbrado, dormir en hamacas, caminar descalzo o con chanclas pueden provocar la temible fascitis.

El aumento de lesiones por traumatismo se produce en cualquier sitio y a cualquier persona, caídas múltiples ya sea realizando deporte o por caídas de altura al lanzarse al agua.

Pies, tobillos, raquis o rodillas, suelen ser las partes más afectadas. lo que se puede traducir en un mayor riesgo de padecer lesiones. A continuación, detallaremos las lesiones mas comunes del verano:

Patologías

Se presenta dolor en el talón y en el arco del pie y a veces esta patología provoca también falta de movilidad. La molestia se produce sobre todo al quedarnos quietos durante mucho tiempo, sentados o por las mañanas al levantarnos de la cama o de la silla. El deporte de impacto como el pádel, el running empeoran la situación de dolor al día siguiente.

El tipo de calzado en verano como la chancla o las sandalias, tienen en común que son calzados sin amortiguación y planos. Esto es uno de los principales factores de riesgo además de la falta de actividad física en invierno. La forma de pisar sin duda forma parte del factor de riesgo intrínseco de la persona.

El tratamiento para esta patología es amplio y complejo, pero os dejamos un video con información sobre los mejores ejercicios que podemos realizar si nos han diagnosticado una fascitis.

  • Esguinces

Esta patología suele suceder por varios factores como el abuso de las chanclas para todo tipo de actividad. La chancla es un calzado que no está diseñado para terrenos irregulares ni para correr con ellas. Resbalones en la piscina y deportes de contacto también suelen ser los culpables de los esguinces de tobillo en verano. Los esguinces son daños que se provocan en los ligamentos, estas estructuras limitan los movimientos de manera pasiva. Los ligamentos se sobre-estiran por encima de las capacidades de extensión de la estructura, provocando microrroturas o inclusive la rotura total del ligamento.

Para el tratamiento de los esguinces de tobillo os dejamos el siguiente video:

  • Tendinitis o tendinopatía

Se trata de una lesión que provoca en muchas ocasiones dolor e incapacidad funcional, no siempre hay una inflamación, pero si hay una degeneración de las células que conforman el tendón. Esta estructura une el músculo al hueso, este transfiere todo el movimiento del músculo al hueso. Esta patología puede suceder a lo largo de todo el año sin embargo en verano suceden más por sobreesfuerzo ya que aumenta nuestra actividad física. Hay que recalcar que no hace falta que sea un deporte el que genere esta patología, suceden también en personas que no realizan ningún deporte.

  • Metatarsalgia

Metatarsalgia es el nombre que se le da al dolor, inflamación, sensación de quemazón, adormecimiento u hormigueo en la planta que se produce en la parte anterior del pie denominado metatarso. Esta zona se encuentra justo antes de las falanges y es donde se carga el peso en la fase de despegue de la marcha, justo cuando nos impulsamos, esta fase se produce justo antes de la fase de oscilación, es decir, cuando el pie se impulsa del suelo y se queda en el aire.  La patología empeora en verano ya que es cuando más nos movemos y realizamos rutas de senderismo. La visita al PODOLOGO, es indispensable ya que debe descartar otras patologías como callosidades que en fases más crónicas provocan los conocidos clavos plantares. Las metatarsalgias también se producen por déficit en la biomecánica del pie, deportes de impacto o inclusive llevar calzado de horma estrecha.

  • Fracturas y contusiones

Las fracturas y golpes aumentan por la cantidad de deporte y juegos que se realizan en verano, hay una población más afecta y es la de los niños, estos juegan con bicis, patinetes, skates, rollers y muchas de ellas no llevan ni la ropa ni las protecciones adecuadas.

  • Cervicalgia, lumbalgia, dorsalgia

El dolor cervical se produce muy asiduamente, cervical se refiere a todo el raquis cervical y cráneo c-0 a c-7. Los síntomas más comunes son dolor, aunque a veces también náuseas y vértigo. El dolor cervical está muy asociado al trabajo, estrés y la falta de actividad física, aunque hay otros muchos factores intrínsecos y extrínsecos de la persona que se deben valorar. Hay ciertos cuidados que debemos implementar en el verano si no queremos sufrir dolor cervical:

  1. Dormir en buenas posiciones en la hamaca o en la toalla cuando estamos en la piscina o playa.
  2. Utilizar los dispositivos electrónicos con buena higiene postural.
  3. Debemos llevar peso en la maleta que estemos acostumbrados a cargar.
  4. Si no estamos acostumbrados a hacer rutas de montaña debemos llevar poco peso en la espalda.
  5. Utilizar la misma almohada que en casa.
  6. Asegurarnos de la distancia que hay al agua si nos vamos a tirar al agua de cabeza.
  7. Realizar los viajes de verano con calma ya que los accidentes de tráfico pueden provocar daños y dolor cervical durante meses.

Al igual que la zona cervical el raquis dorsal y lumbar sufren las consecuencias de los excesos del verano. Esta patología representa la mayor tasa de incidencias en verano.

El verano provoca un estado de relajación, esto provoca que estemos más atentos de nosotros mismos y escuchemos más las alertas que nos proporciona nuestro cuerpo. Durante el resto del año esta información que nos envía el cuerpo la callamos, no de manera consciente, pero sí de manera instintiva, el estrés es un estado de lucha o huida que genera mayor estado de alarma, menor descanso y menos molestias. Hay ciertos tips que debemos controlar si no queremos sufrir de molestias de espalda en verano.

  • Subir la temperatura del aire acondicionado si no queremos despertarnos con dolor de cuello intenso y rigidez, el aire acondicionado disminuye la temperatura del músculo provocando la contractura.
  • El uso excesivo de actividad física no favorece a corto plazo la mejora del dolor cervical.
  • Debemos tener cuidado con las largas tiradas en coche, parar asiduamente, hidratarnos y dormir bien el día de antes.
  • Los golpes cuando nos tiramos al agua pueden ser fatales, todo depende de la altura desde la que caemos y como entramos al agua.
  • Rozaduras

Hay zonas donde debemos tener especial cuidado y protegernos. Las rozaduras son bastante comunes en los brazos, muslos, pies.

Esto se puede evitar con cremas antifricción, calcetines adecuados, zapatillas de la talla correcta.

Los calambres musculares son contracciones involuntarias de la musculatura, bastante dolorosas imposibilitando la actividad física durante unos segundos, estos no tienen efectos adversos en el tiempo. Si padeces calambres debes controlar los siguientes factores:

  1. Carga excesiva de entrenamiento.
  2. No beber la suficiente agua.
  3. No estar habituados a la práctica de ejercicio.
  4. Falta de sales minerales en tu dieta.
  5. Hacer ejercicio con mucho calor, al sudar perdemos electrolitos.
  6. Falta de flujo sanguíneo en los músculos.
  7. Correr con una técnica incorrecta.

  • Lesiones musculares

Se dan también por sobre esfuerzos, en este caso de los músculos. Por ejemplo, brazos por la práctica de natación o pádel y ejercicios excesivos.

Las lesiones musculares engloban tanto las lesiones por sobre esfuerzo como las lesiones por traumatismos, son muy conocidos los esguinces y tendinopatías, pero en este caso hablamos de roturas fibrilares como en el caso de la tendinitis o los esguinces. En verano retomamos la natación que habíamos dejado aparcada el verano pasado, un año en nuestra musculatura es demasiado tiempo y se ha adaptado a la nueva carga es decir ha disminuido nuestra fuerza. Los tendones también se adaptan a la carga posibilitando las tendinopatías con poca carga. Las lesiones de hombro son comunes en verano.

  • Fracturas o contusiones

Estas son bastante normales en cualquier práctica deportiva, imposibilitando la continuación de esta. La rehabilitación de una fractura dependerá del tipo de esta, pero seguramente será larga hasta conseguir normalizar la situación del hueso.

Uno de los traumatismos más comunes en verano es la fractura del quinto metatarsiano, el motivo es por no llevar calzado cerrado o ir descalzo. Esto produce la lesión en la cara externa del pie. El hueso afectado forma parte del arco longitudinal del pie, cuya base se une con el cuboides formando así parte del antepié. La fase del despegue durante la marcha está íntimamente relacionada con esta estructura.

Traumatismos o lesiones de hombro con la natación o con el típico juego de palas se pueden repetir debido a que este último deporte es un deporte explosivo, con cambios de dirección constantes y al hay que estar habituado.

Los golpes con rocas son muy comunes, tropezar o caer en zonas de rocas sobre todo en calas de rocas, siempre debemos ir preparados con calzado adecuado tipo escarpines. En el caso de sufrir un golpe contra las rocas y no poder mover la articulación debemos ir al hospital para valorar con rayos x la integridad del hueso, en cambio sí lo podemos mover con normalidad debemos acudir al fisioterapeuta para tratar la inflamación y la integridad de los ligamentos.

Caídas desde gran altura como el denominado balconing se cobra las vidas de muchos jóvenes en los veranos, son lesiones graves que se producen al impactar con el suelo, el agua, rocas o el fondo de una piscina. Estas situaciones provocan fracturas a nivel cervical provocando lesiones de tipo tetraplejia. Es importante no lanzarse al agua de cabeza desde altura.

Prevenir lesiones en vacaciones

  1. Siempre el ejercicio físico se debe realizar manera progresiva, según la capacidad de cada persona. El punto de forma se coge con el tiempo. No nos debemos volver locos y hacer entrenamientos que a la larga el cuerpo lo paga, el deporte si queremos que sea sano debe practicarse con moderación.
  2. El deporte que vayas a realizar debes calentar de manera inespecífica y luego calentar con el gesto deportivo, cuando termines la actividad no lo hagas de golpe sino progresivo, por ejemplo, si terminas de correr no lo hagas con series sino con una carrera suave.
  3. La equitación debe ser precisa ni sobrar ni faltar y siempre en buen estado, controlar el material antes de utilizarlo. Si sales a correr planifica tu carrera, lo que vas a beber, comer, la técnica de carrera los kilómetros o el tiempo que tienen las zapatillas. En ciclismo debemos controlar es el estado de la bicicleta, si todo esta correcto, llevar material herramientas y repuesto al igual que la equitación debemos llevar la adecuada para no pasar ni frio ni calor…
  4. Cuando realices deporte y sea verano evita la exposición solar a medio día al igual que debes mantenerte hidratado, los golpes de calor y la deshidratación pueden jugarte una mala pasada.
  5. Prioriza la técnica antes que la carga.

Bibliografía

1-Maffulli N, Giuseppe Longo U., and Denaro V..Novel approaches for the

management of tendinopathy. J Bone Joint Surg Am

2- Cook JL, Purdam CR. Is tendon pathology a continuum? A pathology model

to explain the clinical presentation of load-induced tendinopathy. Br J Sports

 

 

Etiquetas: , , ,

Posts relacionados