FisioterapiaLesiones miembro inferiorNoticiasRehabilitaciónSociedades médicas
2,473

Pie plano ¿Qué es y qué lesiones están asociadas?

El síndrome del pie plano es una deformación del pie, hay una combinación que producen un colapso del arco medial del pie, un valgo del retropié y una separación con supinación del antepié.

Por lo que como su nombre indica vemos que la morfología normal del pie se ha modificado, no existe un arco plantar como tal, sino que se ha aplanado, y por lo tanto todo el pie estará en contacto con el suelo.

Suele ser una patología más frecuente en niños, debido a la no formación del arco plantar. No suele ser una patología que tenga síntomas de dolor en un estadío inicial, aunque sí que puede tener consecuencias.

Causas del pie plano

El pie plano es más frecuente en niños pequeños, debido al desarrollo del arco que se inicia en las primeras etapas del niño pero en algunas personas ese desarrollo no llega nunca y por lo tanto padecerán de pie plano. No todos los pies planos derivan en problemas o dolor.

Factores de riesgo

Entre los factores de riesgo para padecer de pie plano nombramos los siguientes:

  • Sobrepeso
  • Artritis reumatoide
  • Envejecimiento
  • Diabetes

Síntomas

Según la Asociación de Colegios de Cirugía Podológica (AECP) esta patología la padecen alrededor del 20% de la población española, en especial a partir de los 40 años.

Como hemos comentado, es una lesión que no suele presentar síntomas asociados con el pie plano. Algunas personas si experimentan dolor en la parte del talón o incluso en la zona del arco.

Puede producirse hinchazón en la parte interna, y dolor puede aparecer con la actividad física, en deporte donde se trabaja el arco plantar, como puede ser al correr, o en deportes que requieren impactos.

¿Cómo se diagnostica?

Un examen por parte del profesional sanitario con pruebas funcionales nos dará una idea de cómo se comporta el arco plantar, entre los que observaremos:

  • En primer lugar observaremos obesidad y posible hiperlaxitud.
  • Inspección y palpación estática o en reposo.
  • Inspección en carga
  • Alineación de rodillas, rotación tibial, caderas y Hallux.

Así como un estudio de la pisada será fundamental para valorar este tipo de patología, para ver cómo se comporta el pie de forma estática y de forma dinámica en la marcha.

Podremos realizar una radiografía simple para detectar y/o descartar posible artritis.

Consecuencias

Entre las consecuencias encontramos patologías asociadas al tibial posterior, que es el encargado de dar forma al arco plantar, debido a la retracción tendinosa y al déficit de inversión puede producir tendinopatias del tibial. Así como puntos gatillos asociados con dolor referido a la zona plantar del pie.

Otras de las consecuencias será recurrentes fascitis plantar, al no tener desarrollado el arco plantar, es uno de los mecanismos de que aparezca fascitis plantar si no se recurre a una ortesis correcta.

Tratamiento

El tratamiento será totalmente sintomático, en caso de tener dolor. El tratamiento más habitual será un estudio con plantillas a medida y la modificación de los hábitos de vida.

  • Médico: medidas analgésicas y antiinflamatorias
  • Fisioterápico:
    • Masaje y estiramientos del tibial posterior
    • Trabajo de la fascia plantar
    • Punción seca tibial posterior
    • Ejercicios de control motor para trabajar el arco plantar
    • Diatermia capacitiva y resistiva
    • Movilizaciones articulares
  • Podológico:
    • Estudio de la pisada
    • Plantilla/ortesis a medida para modificar el arco plantar.
  • Nutrición:

Como recomendaciones os diremos que llevéis un estilo de vida activo, intentad realizar ejercicios con baja carga como puede ser bicicleta, pilates, natación pero siempre intentando evitar los deportes de impacto. El bajar de peso siempre ayudará a este tipo de patologías.

Aquí os dejamos unos 5 ejercicios para realizar si tienes pie plano:

YouTube player

Si padeces de pie plano en Fisiolution estaremos encantados de ayudarte, con nuestro equipo multidisciplinar de médicos, fisioterapeutas, podólogos, nutricionistas y entrenadores personas podremos ayudarte a calmar síntomas y a recomendarte lo que mejor se adapte a tu patología.

Bibliografía:

  • Toullec, E. (2012). Pie plano del adulto. EMC-Podología, 14(2), 1-8.
  • de Pablo Márquez, B., & Gómez, J. T. (2016). Pie plano adquirido del adulto. FMC-Formación Médica Continuada en Atención Primaria, 23(5), 276-279.
Etiquetas: , , ,

Posts relacionados

Menú