Ejercicios y estiramientosFisioterapiaLesiones de espaldaLesiones miembro inferiorNoticiasVida sana y consejos
11,739

Síndrome del Piramidal ¿Qué es y cómo tratarlo?

El síndrome del piramidal, es una afectación provocada por una sobrecarga o una aparición de un punto gatillo en el músculo piramidal o piriforme.

El piramidal es un músculo que encontramos en la zona de la glúteo y pertenece a un plano profundo; justo por debajo de este músculo pasa el nervio ciático, por lo que la afectación de éste puede provocar una compresión neural. Esta puede presentar síntomas de dolor en la zona del músculo o dolor irradiado hacía la parte posterior de la pierna. En alguna ocasión puede confundirse con una una hernia discal a nivel lumbar o con ciática. El paciente puede presentar también hormigueo o entumecimiento de la pierna, y en ocasiones el dolor puede aumentar al estar sentado.

¿Qué causas provocan el síndrome del piramidal?

Las causas principales por las que se produce esta patología son:

  • Sobrecarga, exceso de entrenamiento o entrenamiento erróneo. Es importante dejarse guiar por un profesional de la rama sanitaria; para no realizar un uso incorrecto del músculo en cuestión. Además de una exploración y plan de tratamiento individual, puesto que puede aparecer una sobrecarga por una deficiencia biomecánica de cada individuo (pisar mal al caminar, problemas en la espalda…).
  • Traumatismos. Caída sobre el músculo o sentarse sobre un objeto que se encuentra en el bolsillo posterior.
  • Malas posturas al trabajar o al estar en casa.

¿Cómo la tratamos el síndrome del piramidal?

 

Respecto al tratamiento, en Fisiolution optamos por una combinación de técnicas para solucionar esta patología:

  • Masoterapia, sobre el músculo piramidal y la zona lumbar, además de presión isquémica sobre el punto afecto.
  • Tratamiento de la zona lumbar y sacroilíaca. Puesto que presentan una íntima relación con la estabilidad del cuerpo.
  • Revisión de la articulación del pie, rodilla y cadera, para entender el cuerpo como un todo y no como una patología aislada.

  • Autoestiramientos del músculo afecto y de los que pueden estar afectados por establecer una relación con el mismo.
  • Electroterapia: microonda, onda corta, TENS, ultrasonido.
  • Kinesiotape.
  • Punción seca: en el punto concreto que provoca síntomas al paciente provocando una respuesta de espasmo local que aliviará al paciente.
  • Diatermia:  Ayuda a aumentar la circulación, metabolizar y regenerar de una manera más rápida los tejidos.
    sindrome del piramidal 1
Etiquetas: dolor, estiramientos, piramidal

Posts relacionados