FisioterapiaLesiones miembro inferiorNoticias
48,799

Tendinitis isquiotibiales: síntomas, causa, tratamiento, ejercicios

¿Qué son las tendinopatías y cómo se producen?

El tendón es la estructura anatómica encargada de transmitir las fuerzas entre el músculo y el hueso. El término “tendinopatía” engloba tanto las tendinitis como las tendinosis. Estas se diferencian en que la tendinitis implica una inflamación en la zona de alrededor del tendón y la tendinosis una degeneración de este.

Las tendinopatías no tienen una etiología específica, pueden deberse a condiciones relacionadas con el metabolismo (diabetes, obesidad…) o condiciones mecánicas donde se produce una mayor carga que la que puede soportar el tendón al realizar movimientos como saltos o cambios de dirección.

Anatomía de los músculos isquiotibiales

Los músculos isquiotibiales se localizan en el compartimento posterior del muslo. Este grupo muscular está compuesto por tres músculos: el semitendinoso, semimembranoso y bíceps femoral. Todos ellos tienen su origen en la tuberosidad isquiática, justo debajo de la zona glútea. Este es el punto donde los pacientes refieren dolor cuando tienen un diagnóstico de tendinopatía isquiotibial proximal.tendinopatia-isquiotibial

Tendinopatía isquiotibial proximal

La tendinopatía proximal isquiotibial es muy común en corredores de media y larga distancia o velocistas. Esta lesión se produce en la fase excéntrica de la carrera, donde el músculo pasa de una contracción máxima (fase de apoyo de la marcha) a un estiramiento máximo (fase de oscilación) en muy poco tiempo. Los pacientes suelen notar un dolor intenso y agudo justo debajo de la zona glútea y les impide seguir con la actividad.

tendinopatia-isquiotibial

¿Cómo se diagnostica una tendinopatía isquiotibial?

En fisioterapia contamos con el apoyo de los test ortopédicos para diagnosticar lesiones. Los tres test diagnósticos con mayor validez en la actualidad son: Puranen-Orava test, best-knee test y modified best-knee test. Si los tres test dan positivo, tendremos altas probabilidades de encontrarnos ante una tendinopatía proximal isquiotibial. A pesar de ello, necesitaremos el apoyo de pruebas de imagen como la ecografía para confirmar el diagnóstico. Estaremos ante la presencia de una tendinopatía si al utilizar el ecógrafo encontramos zonas hipoecoicas, focos calcificados, un engrosamiento del tendón o edema alrededor de este. También se puede diagnosticar con resonancia magnética.

¿Cuál es el tratamiento que debe recibir una tendinopatía isquiotibial?

El tratamiento inicial según la evidencia científica actual sigue el protocolo PRICE: protección, descanso, hielo, compresión y elevación. Es importante destacar que el reposo debe ser relativo, a 48-72 horas tras la lesión. También es imprescindible un programa de rehabilitación basado en el ejercicio y supervisado por un fisioterapeuta en rangos de movimiento indoloros, buscando la carga óptima del tejido. Esto estimulará la curación del tejido y disminuirá la formación de adherencias en el tendón, recortando los plazos de recuperación. Es importante destacar que en las primeras semanas hay que evitar estiramientos de la zona isquiotibial. Cuando los pacientes puedan andar sin dolor se realizarán ejercicios isométricos de flexión de rodilla con resistencia máxima de entre el 50 y el 70%.

Ejercicio excéntrico

Es el tipo de ejercicio más respaldado por la evidencia científica actual en las tendinopatías. Estos ejercicios estimulan las fibras de colágeno formando un mayor número de enlaces cruzados en el tendón, lo que mejorará la fuerza y la flexibilidad de este. Algunos de estos ejercicios son el curl de isquiotibiales (fase excéntrica), peso muerto (principalmente el peso muerto rumano) y el ejercicio nórdico. Este tipo de ejercicios combinados con ejercicios de estabilidad lumbo-pélvica muestran los mejores resultados en deportistas, llegando a competir al máximo nivel en 10 semanas desde el inicio de la lesión

YouTube player

Otra terapia que nos puede ayudar en la tendinopatía isquiotibial proximal son las ondas de choque. Según los estudios, son un tratamiento seguro y eficaz para disminuir el dolor en esta lesión.

Las infiltraciones con corticoesteroides muestran beneficios a corto plazo en el dolor. pero un uso prolongado de estas infiltraciones favorece la rotura del tendón, por lo que no debe ser uno de los tratamientos principales en la rehabilitación.

El tratamiento quirúrgico sólo debe realizarse cuando el tratamiento conservador con fisioterapia no surte ningún efecto. Aunque se necesitan más estudios, el tratamiento quirúrgico del tendón proximal isquiotibial afectado, junto con una descompresión del nervio ciático parece tener buenos resultados en fases iniciales.

Tratamiento de tendinitis mediante ondas de choque

Bibliografía:

Dos Santos Franco YR, Miyamoto GC, Franco KFM, de Oliveira RR, Cabral CMN. Exercise therapy in the treatment of tendinopathies of the lower limbs: a protocol of a systematic review. Systematic reviews. 2019 Jun 15; 8 (1): 142.

Pietrzak JR, Kayani B, Tahmassebi J, Haddad FS. Proximal hamstring tendinopathy: pathophysiology, diagnosis and treatment. British journal of hospital medicine (London, England : 2005). 2018 Jul 2; 79 (7): 389–394.

Startzman AN, Fowler O, Carreira D. Proximal Hamstring Tendinosis and Partial Ruptures. Orthopedics. 2017 Jul 1; 40 (4): 574–582.

Etiquetas: fisioterapia, tendinitis isquiotibial, tendinopatia

Posts relacionados