Lesiones de espaldaLesiones miembro inferiorLesiones miembro superiorNoticiasTécnicas especiales

¿En qué consiste la Diatermia? ¿Cómo puede ayudarme?

La Diatermia, también conocida como tecarterapia (Transferencia Eléctrica Capacitiva y Resistiva), es una técnica aplicada desde principios del siglo XX, aunque en los últimos años está alcanzando más notoriedad gracias a los buenos resultados que se obtienen al utilizarla. Es una técnica no invasiva que transfiere una  corriente de alta intensidad a la zona corporal a tratar, provocando un aumento de la temperatura en el tejido a tratar, ya sea músculo, tendón o ligamento.

La diferencia de la termoterapia clásica (Infrarrojos, microonda, oda corta), es que la diatermia no calienta apenas los tejidos superficiales, pudiendo actuar de forma más especifica en la zona lesionada.

¿Cómo funciona?

La diatermia provoca una elevación de los tejidos hasta unos 41º-45º hasta unos 4-6 centímetros de profundidad.  Este aumento de la temperatura tiene una serie de efectos en nuestro organismo.


Diatermia
 

Efectos de la Diatermia

  • Aumento de la temperatura en tejidos profundo
  • Estimulación de la circulación de la sangre
  • Aumenta el metabolismo celular
  • Relaja la musculatura
  • Efecto antiinflamatorio
  • Ayuda a una correcta cicatrización de los tejidos
  • Analgesia

Indicaciones de la Diatermia

  • Alteraciones articulares (artrosis, artritis, etc..)
  • Síndromes neurológicos o patologías de origen nervioso (Ciáticas, neurlagias, etc…)
  • Alteraciones musculares (contracturas, puntos gatillo, sobrecargas, etc…)
  • Patologías de la columna vertebral (cervicalgías, lumbalgías, etc…)
  • Patologías circulatorias (drenaje linfático, drenaje venoso, etc..)
  • Fines estéticos

Contraindicaciones de la Diatermia

  • Portadores de marcapasos
  • Embarazo
  • Tumores
  • Procesos infecciosos
  • Problemas de sensibilidad térmica
  • Arteriopatía periférica
  • Pacientes que toman anticoagulantes

 Diatermia

 

Tipos de Diatermia

Podemos aplicar la diatermia de dos formas, en función del tejido objetivo del tratamiento:

  • Diatermia capacitiva: La diatermia capacitiva se utiliza para el tratamiento de los tejidos más superficiales, así como los tejidos más vascularizados. Generalmente se utiliza para tratar patologías musculares.
  • Diatermia resistiva: Actúa sobre los tejidos más profundos, así como los tejidos menos vascularizados, como pueden ser tendones, huesos, ligamentos o tejido nervioso.

Conclusiones

La diatermia es una alternativa interesante a la terapia manual tradicional, bien como complemento a la misma, o bien cuando esta no ha resultado efectiva.

Al aumentar el metabolismo por medio del aumento de la temperatura, nos ayuda a acortar los tiempos de recuperación por lo que es una opción muy interesante en la fisioterapia deportiva.

Además, se están obteniendo resultados muy positivos en el tratamiento de disfunciones uroginecológicas y en las disfunciones de la articulación temporo mandibular (ATM).

Etiquetas: , ,

Posts relacionados

Menú