Ejercicios y estiramientosFisioterapiaNoticias
31,161

Escápula alada: ¿Qué es y cómo puedo corregirla?

La escápula alada es un hueso plano situado en la espalda que forma parte de la articulación del hombro. Se podría decir que es un hueso que se encuentra flotando encima de la parrilla costal y que su posición la mantienen los músculos que se insertan en el, principalmente el músculo serrato anterior y las fibras superiores e inferiores del músculo trapecio.

Cuando hablamos de escápula alada podemos ver como el borde medial de la escápula sobresale despegándose de la caja torácica, notándose más cuando se realiza el empuje de un objeto pesado o un press de banca. Esto se produce debido a que los músculos mencionados antes no están fijando la escápula a la parrilla costal, produciendo una inestabilidad escapular, y esto a su vez traduciéndose en un mal funcionamiento de la articulación del hombro.

escapula alada

Escápula alada, causas

  1. Malas posturas. Mantener una mala postura continuamente cuando uno está erguido, coger siempre el peso con el mismo brazo, o en el caso de los niños, llevar la mochila siempre colgada de un solo hombro son causas que pueden general desequilibrios a nivel escapular.
  2. Acortamiento de los músculos pectoral mayor y menor. Esto produce una antepulsión de la articulación del hombro arrastrando la escápula con ella.
  3. Denervación del nervio torácico largo, que inerva el serrato anterior. Si este nervio no manda bien la señal al músculo, acabará produciendo una atrofia del serrato anterior dejando de dar estabilidad a la escápula.
  4. Falta de control motor. Cuando hay una hiperactividad de la musculatura pectoral, del las fibras anteriores de deltoides o del redondo mayor, hace que se debilite la musculatura aductora de la escápula (romboides mayor y fibras medias del trapecio). Esto, al igual el acortamiento, acabará produciendo una antepulsión del hombro afectando a la activación del serrato anterior.
  5. Escoliosis. Una deformidad a nivel de la columna va a producir un cambio de posición de la escápula con respecto a la parrilla costal, cambiando el brazo de palanca del serrato anterior y provocando poco a poco una falta de activación de este músculo.

¿Cómo puedo corregirlo?

El principal músculo que debemos trabajar, como hemos estado comentando antes, es el serrato anterior, que es el que nos va a pegar la escápula a la caja torácica. El serrato anterior es un músculo principalmente estabilizador, por lo que no se trata solo de fortalecerlo, sino de entrenarlo en resistencia. Esto quiere decir que lo que debemos buscar es que el músculo aguante mucho tiempo contraído sin fatigarse. Y para eso son muy importantes los ejercicios de control motor como los que explicamos a continuación.

Os dejamos unos ejercicios y  un video para devolver el equilibrio a la Escápula alada:

  1. Push up plus:

Nos colocamos boca abajo sobre una superficie estable con las manos apoyadas, los brazos extendidos y el tronco recto (abdomen separado del suelo). Poco a poco vamos flexionando los codos acercándonos al suelo de forma lenta y controlada. Podemos empezar haciendo el ejercicio con las rodillas apoyadas para poder hacerlo de forma más controlada.

  1. Estabilización escapular en pared:

Nos colocamos frente a la pared con los brazos extendidos y sin flexionar los codos. Vamos a realizar un movimiento de aproximación de escápulas, acercando el tronco a la pared pero sin doblar los codos.

  1. Estabilización escapular con cinta elástica:

Nos colocamos de pie pasando la cinta elástica por la espalda, colocándola a la altura por debajo de los hombros. Empezaremos con los codos flexionados e iremos extendiéndolos de forma alterna siempre con movimientos lentos y de forma controlada.

Escápula alada

Recuerda que son ejercicios que deben estar controlados por un profesional para poder realizarlos de forma correcta y evitar posibles daños. Y no nos podemos olvidar de la importancia también de los estiramientos de la musculatura antagonista. Como hemos comentado anteriormente (pectoral mayor y menor, fibras anteriores del deltoides, redondo mayor) para evitar que su acortamiento o hiperactividad interfieran en el correcto funcionamiento de la musculatura estabilizadora de la escápula.

Os dejamos unos estiramos de miembro supero , brazo y hombro:

 

Bibliografía:

Sahrmann, S. (2006). Diagnóstico y tratamiento de las alteraciones de movimiento. Badalona: Editorial Paidotribo.

Frisch, H. (2005). Método de exploración del aparato locomotor y de la postura. Badalona: Editorial Paidotribo.

 

Etiquetas: cintura escapular, control motor, escápula alada, escoliosis

Posts relacionados