Lesiones de espaldaNoticiasOsteopatíaVida sana y consejos
628

Lumbalgia – Razonamiento clínico

La palabra lumbalgia solo nos indica (dolor en la zona lumbar) pero creo conveniente la necesidad de hacer más hincapié. Se trata de un dolor que puede venir de diversas estructuras: vertebrales, raíces nerviosas, musculatura adyacente e incluso en la zona pélvica o abdominal. Se produce dolor con características diferentes según su origen. En general puede predominar el dolor lumbar (lumbalgia) o el dolor radicular (ciática).

Dentro del dolor lumbar el objetivo es saber la estructura que nos está generando el dolor. Estas pueden ser de origen facetario, discogénico, inestabilidad muscular y radicular. En este momento es cuando entra en juego la experiencia, conocimiento e intuición del profesional sanitario. Así podrá realizar las baterías de test necesarios para generar un estrés sobre la estructura y confirmar el origen del dolor.

Síntomas y diagnóstico

Es importante que el propio paciente se fije en el tipo de dolor que tiene. Este es un dato muy importante para pensar de donde viene el origen. Por ejemplo, cuando se trata de un paciente con dolor lumbar y afectación radicular el paciente va a notar una sensación de hormigueo, quemazón e incluso pudiendo tener pérdida de fuerza y sensibilidad. Para este tipo de pacientes el test de confirmación seria el SLUMP test. Esto es muy positivo cuando al paciente se le reproduce su dolor o le incrementa.

Por otro lado, cuando el paciente tiene un dolor de origen facetario tendrá una sensación de dolor lumbar localizado muy centralizado y mecánico. En este caso deberíamos de realizar el test de flexion-extension.

ejercicios lumbalgia

Cuando el problema es de origen muscular en ocasiones nos puede confundir con un problema radicular. Ambas estructuras proyectan dolor hacia otras zonas, pero de forma muy distinta. La forma de confirmar el origen es la palpación, estiramiento o contracción del propio músculo pudiendo reproducir el dolor que tiene el paciente es su día a día.

Cabe destacar la importancia de un buen estado de forma y una vida sana. El sedentarismo y una mala alimentación son factores predisponentes para generar un problema lumbar. Por otro lado, debemos ser conscientes de que mediante el fortalecimiento. Este debe ser principalmente de la musculatura estabilizadora *(ejercicio del core)* ya que es fundamental para mejorar y prevenir cualquier problema de este tipo.

Desde Fisiolution aconsejamos a todos estos tipos de pacientes que vengan a la consulta. Así valoraremos cual puede ser el origen y buscar la solución adecuada para cada caso.

Posts relacionados