Lesiones miembro superiorNoticiasOsteopatíaPsicologíaTécnicas especiales
20,405

La neuralgia de Arnold: ¿En qué consiste?

La neuralgia de Arnold proviene de un dolor localizado principalmente en la parte superior de la cabeza. Esta se puede propagar al cerebro a través de los nervios que se conectan con el occipital. Puede llegar a propagarse hasta la frente, pero no puede localizarse en la cara o en las orejas.

Esta neuralgia puede manifestarse de diversos modos: cuando se irritan los nervios se pueden sentir pinchazos, calambres, dolores palpitantes o una presión en el área afectada e hipersensibilidad del cuero cabelludo.

¿En qué consiste la neuralgia de Arnold?

Como su propio nombre indica –algia  la terminación algia hace referencia a dolor, y el prefijo neural, es que afecta a la parte del nervio. Por lo tanto nos encontramos ante una patología que afecta a uno o varios nervios.

Su afectación se produce en la parte posterior del cráneo.

Los nervios que están afectados es el occipital mayor de la cabeza (Neuralgia de Arnold), y en su defecto podría estar afectado el occipital menor (menos frecuente).

EL nervio occipital mayor sale por C1-C2.

¿Por qué se produce la neuralgia de Arnold?

En la mayoría de los casos, esta neuralgia proviene o surge de manera espontánea a personas expuestas a altas cargas de estrés o actividades estresantes. Otros orígenes pueden ser artritis o lesiones de gravedad (traumatismos en la parte posterior de la cabeza). Además de tumores en esa área, gota, infecciones víricas como el COVID-19, alguna cirugía realizada en el cuero cabelludo o diabetes. También hay otras de carácter degenerativo como las hernias o afecciones en la columna cervical, artrosis y osteoartritis.

Las personas que sufren de migraña son mucho más propensas a tener ataques de neuralgia de Arnold. Esto es debido a que en gran parte de los dolores que ocurren en las migrañas, pueden causar inflamación de los nervios occipitales.

Dicha patología suele afectarse normalmente de manera unilateral, y suele afectar de manera secundaria a una patología vascular.

Por lo que podemos decir que dicha patología puede verse afectada por:

  1. Músculo o tendón, debido a una compresión de la musculatura craneocervical que produzca una afectación del nervio occipital mayor. Como puede ser la musculatura suboccipital.
  2. De manera osteogénica, como puede ser una artrosis C1-C2, esclerosis odontoides, debido a una movilidad de atlas o por un osteocondroma cervical)
  3. Afectación neurogénica como por ejemplo una esclerosis múltiple.
  4. Vascular, como hemos comentado anteriormente.

 

 

Los síntomas de la neuralgia de Arnold

El principal síntoma de la neuralgia es un dolor severo en la parte posterior de la cabeza y en la base del cuello. Además puede haber otros signos de neuralgia como: Sensación de dolor y ardor desde la base de la cabeza a diferentes áreas del cuero cabelludo, cuero cabelludo hipersensible. También, sensibilidad a la luz, dolor en la parte posterior de los ojos o al mover el cuello. A veces también se registra dolor dental, es una sensación como si bebiésemos agua muy fría, en resumen una hipersensibilidad.

Resumen:

  • Dolor de cuello o nuca.
  • Ardor y/o quemazón de la zona posterior de la cabeza.
  • Dolor en el cuero cabelludo.
  • Hipersensibilidad a la luz.

¿Cómo se diagnostica?

En un primer lugar realizaremos pruebas diagnósticas y mediante un análisis basado en el razonamiento clínico podremos realizar y descartar posibles hipótesis.

Podremos realizar diferentes test neuroortopédicos como:

  • Test de Flexión-rotación, utilizado para pacientes con problemas de cefaleas unilaterales, donde solo tienen dolor en un lado (como es el caso de la neuralgia de Arnold). El test se realiza con el paciente en decúbito supino, y se realiza una flexión craneocervical mientras se realiza una rotación hacia ambos lados.
  • Test de Spurling, para descartar cualquier compromiso discogénico producido por una hernia o protrusión cervical.
  • Test de Jackson, extensión + compresión.

Tratamiento de la neuralgia de Arnold

Las maneras de tratar esta enfermedad dependerán de las causas que ocasionan el dolor. Habrá que combatir la inflamación o la irritación de los nervios occipitales.

Nuestro tratamiento en una primera fase inicial irá enfocado a la fisioterapia, descartando en este caso posibles inyección de corticoides.

YouTube player

El tratamiento de fisioterapia irá enfocado a disminuir el dolor y a producir analgesia, a la vez que se buscará mejorar la limitación funcional. Realizaremos terapia manual para disminuir el dolor, técnicas manuales como:

  • Descompresiones de la columna cervical, mediante tracciones oscilatorias.
  • Movilidad grado I, II de Maitland para movilizar las cervicales superiores.
    • Flexión craneocervical  Mediante Roll anterior y deslizamientos posteriores.
    • Extensión craneocervical  Roll posterior + deslizamientos anteriores.
    • Rotaciones, se fija Axis mientras que se rota Atlas, y así dar estabilidad a la membrana y al complejo ligamento transverso.
  • Tratamiento de los tejidos blandos, como es el caso de la musculatura suboccipital.
    • Punción seca, para desactivar los puntos gatillos activos.
    • Masaje, mediante técnicas de compresión isquémica y movilización de tejidos blandos.
  • Movilización neural:
    • Movilizaciones manuales de tejido nervioso, al ser un nervio muy palpable y superficial podemos realizar técnicas de movilización mediante nuestros dedos.
    • Movilizaciones neurales, mediante movilidad del tubo neural.
  • Ejercicio terapéutico:
    • Control motor de cuello, ejercicios isométricos cervicales y dorsales.
  • Electroterapia
    • Utilizaremos corrientes de baja frecuencia con el fin de realizar una modulación del dolor, como es el caso de TENS endorfinico, donde daremos un estimulo propioceptivo y conseguiremos una modulación del dolor.
    • Diatermia o Indiba para modular el dolor y conseguir reducir inflamación del nervio, así como una mayor vascularización en la zona cervical.

 

 

Fisioterapia: Una opción que nos ayudará a controlar la inflamación y luchará directamente contra los tejidos ( masaje terapéutico), que pueden estar causando la patología. Mediante estiramientos cervicales y dorsales, tratamiento de bruxismo,  ergoterapia / ergonomía electroterapia, podemos controlar los síntomas y devolver al paciente la salud y bienestar pérdidas

Osteopatía: Mediante estudio osteopático y valorando las cadenas lesionales. Podemos hacer un plan de reentrenamiento corporal, ayudándonos de ciertas manipulaciones tanto de alta y baja velocidad, para ayudaros a liberar el paquete nervioso que causa la neuralgia de Arnold

Además, solemos realizar un tratamiento multidisciplinar, aconsejaríamos realizar un buen estudio nutricional y psicológico. Ya que tenemos la firme convicción de que un tratamiento multidisciplinar ayuda a curar y prevenir mejor las patologías

Recomendaciones para aliviar la neuralgia

El primer paso para buscar métodos para tratar la neuralgia de Arnold es aliviar el dolor. Podremos aliviarlo mediante el descanso del paciente en una habitación oscura y silenciosa, una terapia de calor en el cuello, un tratamiento manual de músculos estresados e ingesta de antiinflamatorios, como el ibuprofeno o similares.

Fisioterapia: a través de técnicas manuales, electroterapia, punción seca, vendaje neuromuscular.

Si con estas medidas no encontráramos ningún efecto, podríamos hacer uso de estupefacientes bajo receta médica, para la relajación de músculos. Se pueden usar también medicamentos antidepresivos. Además, podremos usar medicamentos anticonvulsivos como en Tegretol. También se ha usado para tratar esta neuralgia la inyección de esteroides o sustancias que bloquean los nervios.

Un buen aporte Vitamina B es fundamental, para mantener la buena función y nutrición  de los nervios afectados y nervios occipitales.

Debemos recordar que aunque la neuralgia de Arnold no pone en peligro la vida de la persona o paciente que la sufre, causa un gran malestar a las personas que lo padecen. Con el uso de los medicamentos y tratamientos anteriormente descritos debería poder controlar el dolor. Sin embargo, si no notase mejoría o alivio del dolor deberá utilizar otras medidas como la cirugía.

Cirugía para tratar la neuralgia de Arnold

Por desgracia esta sería nuestra última opción después de haber agotado todas las anteriores. Se buscará la reducción del dolor mediante la identificación de los vasos sanguíneos que ejercen presión sobre los nervios occipitales y la descompresión de los mismos. Esto se hará mediante neuroestimuladores. Suministrando impulsos eléctricos a los nervios afectados para inhibir las señales de dolor que producen esta condición.

Caso clínico paciente:

Paciente de 42 años de edad que viene con dolor de cervical, que le produce dolor difuso en la parte posterior  derecha de la cabeza desde hace varios meses de evolución, ha ido a varios especialista y le han diagnosticado cervicalgia en varias ocasiones, y esta última vez le han diagnosticado neuralgia de Arnold.

Trabajo de oficina, muchas horas sentado frente al ordenador y mucho estrés en su empresas por despidos y ERTES.

Antecedentes: Le diagnosticaron un protrusión cervical C5-C6, sin afectación radicular. No padece artrosis a ningún nivel.

Mucha tensión en la musculatura cervical, debilidad de los estabilizadores cervicales.

Antes realizaba deporte 3-4 días por semana, ahora no tiene tiempo, y solo puede salir a correr un día (con suerte), ha engordado 5 kilos y no descansa bien.

Primera sesión

En la primera sesión realizamos la historia clínica correspondiente, realizamos diferentes test ortopédicos para descartar posibles hipótesis.

Realizamos los siguientes test:

  • Test para los estabilizadores cervicales en el que dio positivo, por lo que nos encontramos ante un paciente con una debilidad cervical.
  • De Spurling negativo.
  • De flexión-rotación negativo.

Encontramos puntos gatillos en trapecio superior bilateral, angular de la escapula derecho, y esplenio de la cabeza.

Preguntamos al paciente si aprieta los dientes durante el día y/o noche, y nos comenta que no es consciente, pero encontramos piezas dentales con posible afectación de bruxismo y chirrío de dientes. Musculo temporal, Esternocleidomastoideo y Maseteros con hipertonía muscular.

A nivel de nervio, tiene muy sensible la palpación del nervio occipital mayor.

Nos encontramos antes limitación de movimiento en flexión de cuello, extensión, rotación izquierda y lateralización derecha.

  • Realizamos tracciones oscilatorias cervicales grado I para modular el dolor.
  • Deslizamientos articulares grado I y II.
  • Deslizamientos en rotación con una toalla para evitar presionar el occipital mayor.
  • A nivel neural, realizamos deslizamientos suaves sin producir dolor del nervio.
  • Enseñamos ejercicios para activar mínimamente la musculatura estabilizadora.
  • TENS de baja frecuencia para disminuir el dolor.

Segunda sesión

La segunda sesión fue a los 3 días, el paciente había mejorado en cuanto al dolor, sobre todo las primeras horas después de la sesión, a los 2 días comenzó a empeorar y ha realizado los ejercicios propuesto cada día.

En esta sesión realizamos mismo procedimiento que la sesión anterior: tracciones cervicales, movilizaciones articulares, movilización neural y ejercicios de control motor con el Stabilizer.

Además añadimos punción seca en trapecio superior derecho, angular de la escápula.

Realizamos masaje sin producir mucho dolor en temporales, maseteros y esternocleidomastoideo.

Tercera sesión

Paciente sigue encontrándose cada vez mejor, recomendamos que pudiera realizar alguna sesión de Mindfulness para reducir el estrés, ya que nos interesa que pudiera reducir el estrés generado por el trabajo.

La sesión ha ido enfocada a los mismos objetivos que la primera sesión, seguimos con terapia manual para disminuir el dolor y ejercicio terapéutico.

Cuarta sesión

Nuestro paciente ha tenido mucha carga de trabajo esta semana y ha notado que ha empeorado un poco. Ya ha comenzado a manejar el estrés con nuestra compañera Merche (Mindfulness).

El tratamiento ha ido enfocado a trabajar sobre todo los puntos gatillos activos mediante punción seca, masaje y diatermia capacitiva.

Quinta sesión

En la sesión anterior ha notado mucha mejoría, estuvo un poco dolorido por la punción pero ha notado una gran mejoría. Nota que es capaz de manejar mejor el estrés del trabajo.

El tratamiento de esta sesión ha sido terapia manual, diatermia y ejercicio terapéutico.

Sexta sesión

Hemos dejado una semana entre la sesión anterior, para que trabaje en casa los ejercicios propuestos.

Apenas tiene dolor, volvemos a realizar punción seca y terapia manual.

Séptima sesión

Nuestro paciente ya apenas tiene dolor. En esta sesión hemos planteado un plan de ejercicios y hemos recomendado que siga manejando ese estrés y se apunte a realizar entrenamientos personales un par de veces por semanas para reducir estrés y llevar una vida activa.

 

Resumen: Nuestro paciente ha realizado 7 sesiones de fisioterapia, junto a sesiones de Mindfulness y ejercicio en casa de forma diaria.

Las sesiones han tenido una duración de 1 mes y medio.

¿Cómo mejorar el estrés con fisioterapia y ejercicio físico?

Si tienes una neuralgia de Arnold o crees que podría estar ante esta patología ven a visitarnos a nuestros centros de fisioterapia de Las Tablas o Paseo de la Habana y podremos ayudarte a mejorar juntos. ¡Te esperamos!

 

Bibliografía

  • Saavedra, G. A. G. (2013). Neuralgia occipital. Tratamiento con infiltración anestésica. Neurología Argentina5(1), 34-36.
  • Katz, N. P., Gammaitoni, A. R., Davis, M. W., & Dworkin, R. H. (2002). Lidocaine patch 5% reduces pain intensity and interference with quality of life in patients with postherpetic neuralgia: an effectiveness trial. Pain Medicine3(4), 324-332.
  • Rosetti, P., Taib, N. O. B., Brotchi, J., & De Witte, O. (1999). Arnold Chiari Type I malformation presenting as a trigeminal neuralgia: case report. Neurosurgery44(5), 1122-1123.
Etiquetas: neuralgia de arnold

Posts relacionados