AcupunturaNoticiasPsicología
7,574

Neuralgia del trigémino

La neuralgia del trigémino, es una afección que produce dolor facial intenso, parecido a un calambrazo eléctrico. Se considera uno de los dolores más  intensos del mundo conocidos por la medicina, llegando a afectar psicológicamente al paciente. Además puede desencadenar graves episodios de depresión.

El nervio trigémino está formado por tres ramas:

  • La primera es la rama superior (oftálmica). Ésta lleva la sensibilidad del cuero cabelludo y la parte frontal de la cabeza.
  • La segunda es la rama media (maxilar) que pasa por la mejilla, la nariz y el labio superior.
  • Y por último, la rama inferior (mandibular), que pasa por el labio inferior.

Neuralgia del Trigémino

Según la rama que se encuentre comprometida, la sintomatología se reflejará en una zona o en otra. Puede haber afectación de varias ramas.

Generalmente afecta a personas mayores de 50 años, especialmente a mujeres.

La causa probable es que un vaso sanguíneo comprime al nervio trigémino. Los tumores y esclerosis múltiple también pueden provocarla. También es cierto en algunos casos se desconoce la causa.

Síntomas de la Neuralgia del Trigémino

La neuralgia del trigémino se caracteriza por un dolor facial súbito e intenso, semejante a un shock eléctrico, con sensación de calambrazos punzantes alrededor del ojo, la mejilla y la parte baja de la cara, afectando por lo general a un solo lado de la cara, (sólo un 3% presenta una incidencia bilateral).

Los episodios pueden durar de segundos a minutos, pudiendo encadenarse varios episodios, llegando a producirse entre 10 y 70 diarios. Puede haber periodos en los que desaparezcan los síntomas, pero es frecuente que la evolución sea a peor, aumentando el tiempo de duración de los episodios.

Los episodios dolorosos se pueden desencadenar por actividades del día a día como cepillarse los dientes, masticar, beber, afeitarse, lavarse la cara, o estar expuesto al viento, cualquier situación que produzca un estímulo sensorial en la zona del nervio trigémino. Los ataques de dolor raramente se producen en la noche, cuando el paciente duerme.

Inicialmente se puede confundir con un problema dental, y por ello hay que descartarlo manteniendo una buena higiene oral para evitar daños en nervios dentales que agraven el dolor de forma adicional.

Diagnóstico

No existe una prueba única para diagnosticar la neuralgia del trigémino.  Se basa en los antecedentes médicos del paciente y en la descripción de los síntomas, un examen físico, y un examen neurológico minucioso realizado por un médico.

Debemos tener en cuenta que puede haber otras patologías que pueden tener una clínica similar y que debemos descartar. Éstas son: dolor dental, sinusitis, migraña, cefalea en racimos de Horton, disfunción de la articulación temporomandibular, neuralgia postherpética, tumores y esclerosis múltiple, entre otros.

La resonancia magnética es la prueba diagnóstica más relevante, ya que nos permite descartar aquellas patologías que pueden suponen un diagnóstico diferencial (tumores, quistes, placas de esclerosis múltiple, etc.) y también nos proporciona la imagen de la presencia de compresión vascular del nervio trigémino, en caso de existir.

Tratamiento

El objetivo del tratamiento de la neuralgia del trigémino está enfocado a eliminar el dolor. Para lograrlo es necesario el abordaje del equipo  interdisciplinar por parte del equipo médico-quirúrgico, del logopeda, el psicólogo y el fisioterapeuta.

En primer lugar el tratamiento es farmacológico: carbamazepina y antiepilépticos que bloquean la excitabilidad nerviosa reduciendo el dolor y la frecuencia de las descargas de dolor. También se pueden asociar antidepresivos, según las características del dolor y susceptibilidad de cada persona.

La cirugía va enfocada a aliviar la presión sobre el nervio trigémino y se reserva para los casos que no responden satisfactoriamente a los fármacos (10%-15% de casos) o cuando los efectos secundarios de la medicación son severos.

Debido a la presencia de ansiedad y depresión en momentos donde la neuralgia está altamente presente, es importante que tengamos a mano un equipo que aborde psicológicamente al paciente, enseñándole técnicas de relajación, manejo del estrés y la ansiedad, etc.

La fisioterapia tendrá como objetivo principal la analgesia, ya que no podemos abordar la causa principal de la afectación. Y lo haremos mediante:

  • Electroterapia: en modalidad de  TENS o mediante iontoforesis con la aplicación de fármacos anestésicos locales y/o antiinflamatorios.
neuralgia del trigémino
neuralgia del trigémino
  • Ultrasonoterapia: por su capacidad antiinflamatoria y antiespasmódica.
  • Masoterapia: podrá aplicarse en aquellos pacientes que no presenten sensibilidad al tacto.
  • Crioterapia: la aplicación local de hielo, tanto en forma de masaje con hielo como simple. Esto produce alivio del dolor, efecto anestésico y antiespasmódico sobre el área afectada.
  • Cinesiterapia y terapia articulatoria manual
  • Métodos de relajación
  • Acupuntura
neuralgia del trigémino
neuralgia del trigémino

Las expectativas de esta enfermedad con alentadoras. Si no hay ninguna otra enfermedad de base causante del problema, con el tratamiento médico el 80% de los pacientes consiguen estar libres de dolor a largo plazo.

Esperamos que esta información os sirva para entender un poquito mejor esta patología. Ya sabéis que en Fisiolution trabajamos para mejorar vuestra calidad de vida.

Etiquetas: dolor facial, fisioterapia neurologica

Posts relacionados