FisioterapiaNoticias

Quiste sinovial de la muñeca

Su nombre se debe a que son protuberancias palpables redondas que se encuentran debajo de la piel, están formados por un líquido mucoso que está adjunto en la cápsula articular en la palma de la mano o la muñeca. Este líquido viene de la capsula articular.

Estos quistes representan un 20% de la patología que no se origina de forma traumática. Suele ubicarse el ganglio dorsal, en el tendón del extensor largo del pulgar y los extensores del índice.

Esta patología puede aparecer a cualquier edad, sin embargo, ocurre de manera más frecuente en personas de 20-30 años, las personas de sexo femenino suelen padecerla con más frecuencia por razones anatómicas como la hiperlaxitud. Ocurre de manera bilateral, es decir en las dos muñecas. Su inicio es de manera brusca al igual que su reabsorción. La persona que posee un quiste sinovial acude al médico por la aparición de un bulto en la muñeca normalmente sin dolor, por falta de movilidad o cuando realiza movimientos al agarrar algo. En algunos casos puede dar un dolor irradiado hacia la mano, sensación de hormigueo, acorchamiento esto es debido a la compresión de los nervios circundantes a la muñeca.

El gran aliciente para que acuda al médico es la deformidad de la muñeca. Los quistes no suelen crecer más de 1,8 cm, depende en gran medida de la cantidad de líquido. El quiste puede aumentar de tamaño rápidamente, pero a su vez puede disminuir muy rápido cuando el líquido sinovial vuelve a la articulación que es de donde salió.

Estamos tratando con una patología muy frecuente del cual desconocemos su origen sin embargo podrían guardar relación las siguientes cuestiones:

  • Movimientos repetitivos.
  • Trastornos de la biomecánica articular.
  • Estrés articular.
  • Causas genéticas.
  • Alteraciones vertebrales o Viscerales.
  • Inestabilidad Articular.

Para diagnosticar esta lesión suele hacer falta una prueba por imagen como por ejemplo una resonancia magnética, una ecografía o una radiografía, para hallar su relación con el nervio respectivo si hay compromiso.

No nos olvidemos que hay diferentes tipos de ganglios, pero a los que hacemos referencia son los ganglios periarticulares, estos son los más frecuentes. Están cerca de articulaciones, la mayoría en la muñeca, aunque también pueden aparecer en los hombros y los tobillos, esta lesión es la más extendida de lesiones en la muñeca.

En muñeca, la localización más frecuente es en el dorso de la mano, en relación a la porción dorsal del ligamento escafo-semilunar y de la cápsula articular posterior. Los ganglios más grandes tienen una comunicación con el espacio articular radiocarpiano.

¿Cuál suele ser el tratamiento para el quiste sinovial?

Antiguamente, el tratamiento se realizaba en casa e incluía yeso y calor.  Se llamaba terapia bíblica debido a que se procedía a romper físicamente el quiste con un libro pesado. Mas tarde se demostró que estas técnicas creaban recidivas, es decir, otra vez salían los mismos quistes, y podrían causar más lesiones.

El tratamiento inicial es el conservador después de examinar el o los bultos confirmando que no son de carácter maligno.

El tratamiento estrella es la fisioterapia, y este tiene unos objetivos:

*Evitar la pérdida de movilidad.
*Evitar la pérdida de fuerza.
*Disminuir la inflamación.
*Favorecer la reabsorción del quiste.

Tratamiento conservador

Aquí te dejamos un tratamiento de fisioterapia:

  • Estiramientos de la musculatura del antebrazo: con esta tabla podremos relajar la musculatura del antebrazo, así la reestructuramos la correcta biomecánica de la muñeca estirando la musculatura afectada.
  • Fortalecimiento de la musculatura epicondílea, te dejamos un video para que puedas entender mejor el fortalecimiento de esta musculatura. Al igual que debemos eliminar esa tensión excesiva de ciertos tejidos también debemos fortalecer aquella que lo requiera.

  • Movilidad de la muñeca, las técnicas osteopáticas son una muy buena opción para restablecer el correcto funcionamiento de una articulación con problemas estructurales. Para más información no dudes en contactar con la clínica.
  • Masaje y manipulación de la muñeca son otras herramientas con las que podemos atajar la patología y poder complementar la terapia.
  • Fototerapia y dieto terapia no olvides que en Fisiolution contamos con un servicio multidisciplinar con el que podremos abordar la patología de manera global. Hay aspectos de la patología que sugieren que un mal funcionamiento de nuestro cuerpo por una incorrecta ingesta de nutrientes podrían alargar el estadio de esta patología.

Tratamiento quirúrgico

El tratamiento quirúrgico consiste en la eliminación del quiste sinovial mediante la aspiración del líquido o la extirpación completa. Esta operación se realiza bajo anestesia local, regional o total.

La aspiración se conoce por colocar una aguja en el quiste y retirar el material líquido acto seguido inyectar un compuesto antiinflamatorio y luego inmovilizar la muñeca con yeso para evitar su movimiento.

La extirpación del quiste se realiza cuando la masa provoca dolor, o presiona el nervio ocasionando entumecimiento u hormigueos el cual interfiere con la función se realiza incisiones a nivel del bulto y una cuidadosa disección del quiste, posiblemente sin romperlo, para conseguir una completa extirpación y reducir el porcentaje de recidivas.

Deportes y su relación con el quiste sinovial

Como hemos comentado antes uno de los factores de riesgo de esta patología son el estrés articular, la repetición y la mala biomecánica, por ello el deporte que no es controlado por entrenadores y fisioterapeutas puede ser lesivo.

Los deportes que requieren un uso excesivo de la muñeca asociado a una mala calidad del gesto deportivo se llevan todas las papeletas para acabar en consulta médica o del fisioterapeuta. El deporte que requiere poco entrenamiento para poder empezar y pasárselo bien es el pádel, pero no debemos de subestimarlo ya que es un deporte repetitivo, por ello debemos tener cuidado con nuestro gesto y pedir ayuda.

Bibliografía

  1. Gitto S, Lee SC, Miller TT. Ultrasound-guided percutaneous treatment of volar radiocarpal ganglion cysts: Safety and efficacy. J Clin Ultrasound. 2019;47(6):339–44. 18. Pare A. Resección artroscópica de quistes sinoviales dorsales de la muñeca. 2001;10:18–22.
  2. Andrén L. Eiken O. (1971) Arthrographic studies of wrist ganglions. Journal of Bone and Joint Surgery, 53A: 299-302.
Etiquetas:

Posts relacionados

Menú