FisioterapiaLesiones miembro superiorNoticiasOsteopatía

El síndrome de hombros caídos

Os explicamos el síndrome de los hombros caídos, una patología muy común y que está asociada a los dolores de espalda. Analizamos su sintomatología, y compartimos con vosotros un vídeo con unos ejercicios para que podáis mejorar vuestra postura.

Todos hemos visto o tenemos algún conocido con dolor de espalda, y que cuando le analizamos lleva esa postura adelantada con una cifosis dorsal y un descenso y anteriorización de hombros.

¿Qué es el síndrome de hombros caídos?

Es una patología asociada a la postura corporal. Se produce un aumento de la hipercifosis dorsal, acompañado de una retracción de la musculatura de la espalda, en especial de la musculatura pectoral.

Es una de las principales causas de dolor de espalda. Al estar estrechamente relacionado con la postura del paciente, puede estar asociado con problemas de autoestima, por lo que su tratamiento estará también enfocado a mejorar la autoestima.

¿Cómo se diagnostica?

Aunque no existe una prueba diagnóstica para esta patología, debemos examinar nuestra postura tanto en reposo como en movimiento.

Podremos comprobar una imagen de hombros adelantados cuando veamos:

  • Cabeza adelantada.
  • Hipercifosis dorsal.
  • Pelvis en retroversión pélvica.
  • Acortamiento del pectoral mayor.

Causas

Debido al ritmo de vida que llevamos, donde el sedentarismo predomina en muchas personas, trabajos en ordenador durante muchas horas, y las horas de teléfono móvil y redes sociales hacen que se produzca este tipo de patologías.

Síntomas

Dolor de cuello y espalda, asociados a cervicalgias y lumbalgias especialmente. Pueden llegar a ocasionar dolores de cabeza y mareos, y a constantes recaídas incluso visitando al fisioterapeuta cada poco tiempo.

La autoestima estará comprometida en muchos pacientes, debido a la posición anómala que se adopta.

Aunque menos frecuente, muchas articulaciones pueden estar implicadas en afectaciones debido a esta postura, como pueden ser las del hombro, la articulación acromioclavicular…

¿Cómo puedo prevenirlo?

Algunos consejos que desde Fisiolution consideramos que es importante para evitar esta lesión:

  • Evita el sedentarismo, intenta realizar ejercicio 3-4 días a la semana, y así no se producirá la descompensación.
  • Siéntate correctamente en la silla, aunque no existe una postura correcta, evita que tu forma de sentarse sea con la cabeza adelantada y los hombros hacia adelante.
  • Realiza ejercicios de estiramiento cada 2-3 horas de la zona de cuello, espalda y hombros.
  • Intenta limitar las horas de uso del teléfono móvil. Un consejo: es importante que cuando lo hagas evites utilizarlo muy cerca del pecho, ya que de esta forma se tiende a agachar mucho la cabeza.
  • En niños, no llevar mochilas muy pesadas para evitar esta postura antiálgica.

Tratamiento

Comenzaremos con un tratamiento pasivo, llamamos tratamiento pasivo al realizado por un fisioterapeuta. Ese tratamiento lo utilizaremos para corto y medio plazo.

Nuestro objetivo será modular y eliminar el dolor producido por la mala postura.

Utilizaremos técnicas como la terapia manual para modular el dolor, punción seca para desactivar puntos gatillos activos, diatermia resistiva para mejorar el tono muscular, estiramientos para dar flexibilidad a los músculos acortados, electroterapia analgésica para reducir el dolor, como por ejemplo los tens analgésicos.

Pero nuestro tratamiento principal debe ir enfocado a dos ramas muy fundamentales en esta lesión:

  • Ejercicio terapéutico
  • Mejorar higiene postural

El ejercicio terapéutico es necesario para reducir las molestias producidas por esta postura. Trabajaremos ejercicios de estabilización cervical, dorsal y lumbar (también conocidos como CORE), utilizaremos gomas elásticas para realizar ejercicios de hombro y escápulas. Realizaremos ejercicios de estiramiento pectoral, activación de serrato anterior y ejercicios de báscula pélvica y de control motor.

Será necesario que lo hagáis con nosotros los primeros días, para controlar que lo estáis haciendo correctamente, para que a posteriori podáis añadirlo a vuestra rutina de ejercicios semanales.

A su vez, os enseñaremos ergonomía en el día a día, para que evitéis el acortamiento postural. He de decir que no existe una posición correcta cuando estamos sentados. La mejor postura es la que no pasamos mucho tiempo en la misma posición, por lo que necesitaremos que nos levantemos cada no mucho tiempo, caminemos unos pasos y nos volvamos a sentar.

Aquí os mostramos unos ejercicios para que podáis realizar en casa:

  1. Movilización escapular (retracción) sin gomas y con gomas elásticas.
  2. Estiramiento pectoral en puerta.
  3. Isométrico de cervical con toalla.
  4. Ejercicio del gato para dar movilidad a la cifosis dorsal.
  5. Báscula pélvica con fitball.

A modo de resumen, comenzaremos con técnicas pasivas de fisioterapia (como las comentadas anteriormente), para seguir realizando ejercicio terapéutico y una mejora de la higiene postural.

Si tienes dolor de espalda y hombros y crees que podrías tener una postura de hombros caídos no dudes en visitarnos, te haremos una valoración y adaptaremos un tratamiento que se adapte a tus necesidades.

Bibliografía:

Gamboa Torres, J. F. (2017). Incidencia de la cervicalgia en posturas de antepulsión de cabeza en los estudiantes de la carrera de Terapia Física de la universidad técnica de Ambato (Bachelor’s thesis, Universidad Técnica de Ambato-Facultad de Ciencias de la Salud-Carrera de Terapia Física).

Etiquetas: , ,

Posts relacionados

Menú