Ejercicios y estiramientosFisioterapia EmpresasLesiones miembro superiorVida sana y consejos
4,246

4.9 Síndrome del túnel Carpiano. ¿Qué es y cómo se trata?

¿Qué es este síndrome del túnel carpiano?

En esta ocasión vamos a hablar del síndrome del túnel carpiano, otra patología que cada vez es más recurrente. Vamos a comenzar explicando un poco la anatomía del túnel carpiano. Se trata de una estructura que está situada en la cara anterior de la muñeca. En la que podemos decir que se forma una especie de túnel por el que pasa el nervio mediano. Esta va desde las cervicales hasta la mano, junto con algunos tendones. Por el nervio mediano circula información tanto sensitiva como motora, por lo que cualquier patología del mismo podrá darnos dos síntomas. Tanto motores (menor fuerza en los músculos inervados por el nervio mediano) como sensitivos (hormigueo, parestesias, etc.).

La aparición de la patología la vamos a encontrar cuando se produzca cualquier proceso que ocupe ese túnel carpiano y haga disminuir el tamaño del mismo. Esto produce la constricción del nervio mediano a ese nivel. Se trata de una patología que las mujeres tienen más predisposición a padecer que los hombres. Siendo el ratio de afectación tres casos en mujeres por cada caso en hombres.

túnel carpiano
túnel carpiano

 

Como ya hemos adelantado antes, los síntomas principales del síndrome del túnel carpiano pueden ser:

  • Dolor en la muñeca y la mano.
  • Adormecimiento y/o pérdida de sensibilidad siendo más frecuente el adormecimiento de los dedos. Entre ellos el pulgar, índice, medio y anular junto con la palma de la mano.
  • Sensación de corriente o calambre desde la muñeca hasta los dedos.
  • Sensación de calor.
  • Pérdida de fuerza en la muñeca y los dedos, traduciéndose principalmente en una dificultad al agarrar o manipular objetos.
  • Inflamación en la mano y/o el antebrazo.

Las causas del síndrome del túnel carpiano pueden ser varias. Las más destacadas son una predisposición genética a tener un túnel carpiano más estrecho, golpes o fracturas de muñeca. También el uso repetitivo de la musculatura cuyos tendones pasan por el túnel carpiano o la aparición de un quiste en la zona. Otras causas suelen ser el estrés laboral, padecer artritis reumatoide o hipotiroidismo. También tener algún defecto a nivel mecánico en la articulación de la muñeca. En embarazadas y personas con tendencia a retener líquido o formar linfedemas también es una patología que puede aparecer con mayor frecuencia. Esto es debido a la reducción del espacio mencionada anteriormente.

Dentro de las pruebas diagnósticas para evidenciar la presencia del síndrome del túnel carpiano la electromiografía se muestra como la técnica más eficaz. Con ella, se puede ver la velocidad de conducción nerviosa y así determinar si existe un atrapamiento o no. También hay otras pruebas diagnósticas que podemos realizar en la clínica sin realizar ninguna técnica invasiva a través de test ortopédicos.

¿Cómo tratar el túnel carpiano?

El tratamiento del síndrome del túnel carpiano puede tener dos abordajes, uno conservador y otro quirúrgico. En el momento agudo se recomendará reposo en ambos tratamientos. En el tratamiento conservador se intentará reducir la inflamación y/o defecto mecánico que está produciendo el atrapamiento del nervio mediano.

Este tratamiento a nivel de fisioterapia estará compuesto de masaje a nivel del antebrazo. También movilizaciones de la muñeca y de las articulaciones de la mano. Además, daños de contraste siempre y cuando el aumento o disminución de la sensibilidad lo permitan o la aplicación de kinesiotape.

Sí que una vez explicado en qué consiste el síndrome del túnel carpiano, os vamos a explicar 5 ejercicios muy efectivos para reducir esas molestias que produce:

  1. EXTENSIÓN DE DEDOS: Vamos a colocar una goma alrededor de los dedos, éstos estirados. Estiramos la goma y volvemos despacio sin dejar caer la goma. 3 series de 10
  2. ESTIRAMIENTO DE FLEXORES: Brazo estirado con la palma de mano hacia arriba, nos ayudamos con la otra mano para hacer una extensión de muñeca y mantenemos la posición. Mantenemos 30 seg y repetimos 3 veces
  3. ESTIRAMIENTO DEL PULGAR: colocamos el brazo estirado con la palma de la mano hacia arriba y con la otra mano, cogemos el pulgar por debajo llevándolo hacia atrás. Mantenemos 30 seg y repetimos 3 veces
  4. MOVILIZACIÓN NEUROMENÍNGEA PARCIAL: tenemos que ver el nervio como un cable que queremos que se mueva por dentro de nuestro brazo. Colocamos el brazo en abducción, con la palma de la mano mirando hacia nosotros y vamos alternando flexión de codo y extensión de muñeca, y extensión de codo y flexión de muñeca. Realizamos esta movilización durante 2 min
  5. MOVILIZACIÓN NEUROMENÍNGEA GLOBAL: esta vez vamos a movilizar el nervio desde su salida a nivel cervical. Colocamos el brazo estirado con la palma de la mano mirando hacia delante y vamos alternando inclinación contralateral del cuello y flexión de muñeca, con inclinación lateral del cuello y extensión de muñeca. Realizamos esta movilización durante 2 min.

Debemos realizar estos ejercicios a diario e incluso si has sido operado, también te van a venir muy bien estos ejercicios para reducir las molestias que se te hayan quedado. Pero ojo, estos ejercicios no deben producir nunca dolor así que si mientras los estás realizando apareciese dolor o empeorasen los síntomas que tienes, debes parar automáticamente de hacerlos y consultar con tu médico o fisioterapeuta.

Ejercicios de neurodinamia para el túnel carpiano

Por otro lado si este estuviera provocado por retención de líquidos o por un linfedema, el tratamiento más eficaz es el drenaje linfático manual. En el apartado médico se pautará el uso de antiinflamatorios en primer lugar. Una férula de inmovilización que deberá usarse sólo de noche al dormir. En el caso en que el tratamiento de antiinflamatorios no diese resultados, puede recurrirse al uso de infiltraciones locales de corticoides. Es importante destacar que si la patología de base no es tratada, la inflamación volverá otra vez pasados los efectos de los fármacos. Por lo que es importante tratar la patología que no está provocando el síndrome del túnel carpiano y no solo sus síntomas.

El tratamiento quirúrgico consiste en liberar el espacio del túnel carpiano. Normalmente a través de la sección del ligamento transverso del carpo. Es muy importante tras una cirugía del túnel carpiano realizar movilizaciones de la cicatriz una vez retirados los puntos. Ya que la aparición de fibrosis en esta zona es muy frecuente y en muchos casos da lugar a recidivas.

Etiquetas: dolor, dolor muñeca, Ejercicios miembro superior, ejercicios tunel carpiano, mano, muñeca, nervio mediano, túnel carpiano

Posts relacionados