AcupunturaEjercicios y estiramientosFisioterapiaFisioterapia EmpresasLesiones de espaldaMasajesNoticiasOsteopatíaPilatesTécnicas especiales
12,596

Distonía cervical ejercicios y recomendaciones

En esta noticia trataremos el tema de la distonía cervical, problema aunque no sea muy frecuente en nuestra sociedad, nos puede ocurrir a cualquiera de nosotros; debido a esto no son muchas las noticias que nos dan una solución para dicha patología y muchas personas no encuentran respuesta en Internet.

En nuestro artículo analizaremos las múltiples causas que pueden hacer surgir la distonía cervical, además de ahondar en los diferentes tratamientos, en especial la fisioterapia, para mejorar los diferentes síntomas que pueda generar la distonía cervical y de esta manera, ayudar a los pacientes a hacer sus actividades de la vida diaria.

Causas de la distonía cervical

Para empezar tendremos que saber de que hablamos, la distonía cervical se define como la contracción involuntaria que es producida por la contracción unilateral de los músculos del cuello y de la zona suboccipital, haciendo que la cabeza se gire hacia un lado, dependiendo de los músculos que se vean afectados. Como se ha dicho anteriormente es un trastorno raro que afecta a cualquier edad, en especial ocurre con mayor prevalencia en las personas de mediana edad.

Además se pueden dos tipos de distonía cervical:

  • De la cabeza: que se ven afectadas la vertebras cervicales desde C1 o C2.
  • Cervical: que se ven afectadas las vertebras cervicales desde C3 hasta C7.

Las razones que causan la distonía cervical son desconocidas por los especialistas, aunque se suelen atribuir a antecedentes familiares, asociado a mutaciones en el ADN del paciente; otra de las posibles causas de la distonía cervical es la que se vincula a una lesión de la cabeza, el cuello o los hombros, también la distonía cervical puede ser causa de un derrame cerebral o un traumatismo craneoencefálico o incluso puede estar causada por el padecimiento de la enfermedad de Parkinson; también hay otras causas que son la lesión o daño en nervios que puede ser multifactorial, es decir que se pueden lesionar por diferentes sucesos o acciones.

Síntomas de la distonía cervical

Las contracciones musculares involuntarias que suceden en la distonía cervical provocan que la cabeza se mueva dependiendo de la contracción de los diferentes músculos que se contraigan la cabeza se posicionará con:

  • El mentón hacia el hombro o rotación del cuello: se produce una contracción de la musculatura rotadora del cuello, principalmente el esternocleidomastoideo y esplenios. Siendo este la representación más frecuente de la distonía cervical.
  • Oreja hacia el hombro o latero-flexión del cuello: se produce una contracción de los músculos que realizan latero-flexión, mantenido principalmente por el trapecio y los esplenios.
  • Mentón hacia arriba o extensión del cuello: se produce una contracción de los músculos de la extensión del cuello, principalmente sostenida por el trapecio y esplenios.
  • Mentón hacia abajo o flexión del cuello: se produce una contracción de los músculos de la flexión del cuello, principalmente el esternocleidomastoideo.

Otros síntomas asociados a la distonía cervical son:

  • Dolor del cuello: dolor debido a la contracción mantenida del musculo, el dolor en dicha zona es debido a que los músculos que se contraen se sitúan en la zona del cuello.
  • Dolor de cabeza: dolor principalmente debido a los puntos gatillo miofascial en los músculos que están afectados; un punto gatillo es una zona hiperirritable del músculo localizado dentro de una banda tensa de fibras musculares, que puede irradiar hacia otra zona del cuerpo, en este caso los músculos que se van a ver afectados suelen irradiar a la zona de la cabeza apareciendo dolor en la cabeza.
  • Desaparición de la sintomatología durante el sueño

Factores de riesgo de la distonía cervical

Como hemos estado viendo en esta noticia la distonía cervical puede estar causada por diferentes causas; pero en hay algunos factores de nuestra vida diaria que nos pueden hacer más probables a padecer esta patología; estos factores son los siguientes:

  • La edad: como hemos visto anteriormente, la distonía cervical se da en mayor medida en la edad adulta, siendo el rango de 30-50 la mayor incidencia de esta patología; por lo tanto, la persona que esté en este rango de edad tendrá mayores posibilidades de padecer la distonía cervical.
  • El sexo: se ha visto que la distonía cervical afecta en mayor medida a las mujeres que a los hombres.
  • Antecedentes familiares: el tener casos familiares previos aumenta las posibilidades de padecer la distonía cervical.
  • Estado de ánimo: por último, puede afectar a la distonía cervical un estado de ánimo estresado, causando un aumento de la tensión en los músculos del cuello y zona suboccipital, pudiendo derivar en una distonía cervical.

Diagnóstico de la distonía cervical

El diagnostico de la distonía cervical se realiza a través de la clínica, basándose en los síntomas y descartando otras patologías que presentan unos síntomas similares, estas son:

  • Discinesia tardía: se refiere al movimiento anormal e involuntario que se da en la ancianidad principalmente, se distingue de la distonía cervical en que la discinesia se precisa de un uso previo de medicamentos antipsicóticos y que los movimientos involuntarios se dan también en otras partes del cuerpo.
  • Trastorno de los ganglios basales: los ganglios basales son aquellas masas de neurona y el espacio que comprende entre ellas que se sitúan en el cerebro, se diferencia de la distonía que la afectación de los ganglios basales se ven perjudicadas normalmente otros músculos.
  • Infección del cerebro y medula espinal: estas infecciones suelen ser agudas y causan otros síntomas.
  • Infecciones o tumores del cuello: en este grupo se puede meter por ejemplo al cáncer.
  • Antipsicóticos y otros fármacos: pueden causar tortícolis aguda, que los síntomas que derivan de la ingesta de estos medicamentos remite en un laxo de tiempo pequeño y además, si se dejan de tomar estos síntomas remiten.

El diagnostico como hemos dicho antes se hace principalmente en la clínica descartando las patologías que hemos visto anteriormente, pero también se complementa el diagnostico con los signos síntomas del paciente,  el paciente será diagnosticado de la musculatura afectada dependiendo de la posición en la que se encuentre la cabeza a la hora de asistir a la clínica. Además se puede utilizar TC (tomografía computarizada) para evaluar únicamente la rotación de la cabeza; también se puede utilizar la RM (resonancia magnética) para descartar cualquier otra patología.

Tratamiento para la distonía cervical

En este sentido, encontramos varias líneas. Por un lado, tratamiento conservador. Esto es, tratamientos que no son agresivos con nuestro cuerpo como pueden la fisioterapia, los medicamentos, pero también el no conservador: cirugías u operaciones quirúrgicas.

  • Un tratamiento por medio de medicamentos
  • Inyección: se introduce la toxina Botulínica, de lo que popularmente se llama “botox”, que se inyectan en el músculo afectados para que este se relaje, este tratamiento suele durar entre 1 a 4 meses permitiendo restaurar una posición más centrada de la cabeza. Pero en muchos pacientes tras varias inyecciones se pierde eficacia de la técnica, creando una resistencia a la toxina botulínica.

  • Por vía oral: se utilizan los fármacos en combinación con la inyección, la principal función de estos fármacos es aliviar el dolor y en menor medida la reducción de la contracción muscular, algunos ejemplos de estos fármacos son: agentes anticolinérgicos, benzodiacepinas, etc…
  • Tratamiento quirúrgico, se pueden realizar dos tipos:
  • Corte selectivo del nervio: cirugía que consta del corte del nervio que inerva los músculos que se que se ven afectados, relajando permanentemente los músculos, el método quirúrgico con más éxito.
  • Estimulación encefálica: utilizando un neuroestimulador que envía señales a la parte del cerebro que causa la contracción muscular, se realiza sobre todo en las distonías cervicales graves o que han sido causada por los fármacos.

Tratamiento por fisioterapia

La fisioterapia también puede ser uno de los tratamientos para la distonía cervical, puede surgir por diferentes causas e incluso ser secundaria a otras enfermedades. Con el tratamiento de fisioterapia a través de técnicas manuales tanto de técnicas con máquinas como son: la onda corta o la microonda, mejorar la sintomatología del paciente y ayudando en su día a día. Desde la fisioterapia se pueden utilizar diversas terapias que no sirven para disminuir la sintomatología y estas son algunas de ellas:

  • Masoterapia: sobre todo para patologías musculares, como puede ser el músculo de trapecio o los músculos suboccipitales.
  • Diatermia: método de tratamiento que a través de ondas de alta frecuencia aumenta la temperatura de la zona interna que se trata; sirve sobre todo para disminuir el dolor si lo hubiese, y a nivel muscular relaja dicho tejido, disminuyendo la rigidez muscular y aumento el rango de movimiento.
  • Osteopatía: la osteopatía utilizará técnica manipulativas para corregir la postura y el alineamiento entre las diferentes estructuras.
  • Microonda: método de tratamiento con ondas de alta frecuencia, que al igual que los microondas convencionales calienta la zona a tratar, pero con menor intensidad. Su efecto principalmente es la relajación muscular.
  • Neurodinamia: movilización de los nervios para liberar esta estructura si es que estuviera atrapado, mejorando la sintomatología del paciente.
  • Punción seca: técnica que se basa en la introducción de una aguja en los puntos gatillo, punto de hipersensibilidad dentro de los músculos; hasta que este se quita. La acción sobre el músculo es de relajación de este de forma rápida y precisa.
  • Acupuntura: técnica oriental que se basa en punto de energía, que a través de las agujas equilibramos la energía buena y mala. Nos ayuda a remitir los sistemas en la patología que padezcamos.
  • Mejora de la postura: como venimos hablando toda la noticia la mejora de la postura desde el punto de vista de la fisioterapia, es imprescindible; ya que de una mala posición de nuestra columna lumbar o incluso de la columna dorsal puede repercutir sobre nuestro cuello y cabeza. Como fisioterapeutas vemos el cuerpo como un todo, por lo tanto, nuestras correcciones no serán solo del cuello sino también de la postura de la columna completa tanto en nuestra vida diaria como cuando estamos sentados durante mucho o poco tiempo; al final si se consigue una correcta alineación de todas las partes de nuestro cuerpo, acabaremos eliminando la mayoría de dolores que nos impiden realizar las actividades de la vida diaria.

Ejercicios para la distonía cervical

En la fisioterapia no solo se basa en dar un masaje y ya está la sesión, conlleva un todo; por eso una sesión de fisioterapia no estaría completa sin unos ejercicios que su objetivo principal será prevenir la aparición de la distonía cervical, relajar los músculos que estén contraídos por la patología y fortalecer los están débiles por la enfermedad, algunos de estos ejercicios son:

  • Ejercicios para el cuello: aumentando el todo muscular de aquellos músculos que están débiles, se intentará corregir la posición de la cabeza en el espacio. Los ejercicios se realizarán en los cuatro movimientos que tiene el cuello, que son: extensión, flexión rotación y latero-flexión. Os dejo con un compañero que os explica genial unos ejercicios para tonificar la zona cervical:

  • Estiramientos: se estira los músculos que estén contraído o cargado, llevando a su extensión completa. Os propongo unos videos en el siguiente video que os vendrán genial para la patología:

  • Pilates: método que invento Joseph Pilates para mejorar la elasticidad, fuerza y control del movimiento. Para aliviar la distonía cervical, el pilates combina ejercicios y estiramientos activos, realizado por el que lo hace; obteniendo diferentes efectos sobre el dolor, músculos y articulaciones.

Otras recomendaciones para la distonía cervical:

Para terminar nos gustaría daros unas pequeñas recomendaciones para quienes padezcáis la distonía cervical:

  • En cuanto presentéis alguno de los síntomas que se han visto, acudir rápidamente a un médico para la valoración.
  • En el caso de ser diagnosticado con dicha enfermedad, acudir al fisioterapeuta lo más pronto posible para empezar la sesiones.
  • Realizar todos los días los ejercicios que nos mandan los profesionales de la salud, adecuando la intensidad del ejercicio a lo que nos han recomendado.
  • Por último, como todo el ámbito sanitario y esta enfermedad puede afectar a toda la cabeza y cuello, además de que pueda estar causada por estrés; sería recomendable acudir al psicólogo, logopeda y también a la nutricionista para una valoración global de cada persona y llegar lo más rápido a la curación.

Bibliografía

  1. Litin SC, Nanda S, Mayo Clinic, editores. Mayo Clinic family health book. Fifth edition. Rochester, MN: Mayo Clinic; 2018. 1391 p.
  2. Reichel G: Cervical dystonia: A new phenomenological classification for botulinum toxin therapy. Basal Ganglia 1 (1): 5–12, 2011
Etiquetas: cervical, distonía, tortícolis

Posts relacionados