MasajesNoticias

Drenaje linfático, indicaciones y beneficios

drenaje linfatico 1

¿Qué hace el drenaje linfático manual?

El drenaje linfático manual es una terapia que consiste en realizar sobre la piel un masaje de movimientos lentos, rítmicos y muy suaves que estimula el drenaje de los conductos linfáticos, limpiando las zonas congestionadas.

¿Cómo reconocer una buena terapia de drenaje linfático manual?

Una sesión efectiva de drenaje linfático manual debe durar al menos una hora. Es aconsejable que el fisioterapeuta disponga en la sala de un ambiente armónico y propicio para la relajación.

Los movimientos del drenaje linfático manual deben ser muy lentos y repetitivos, siguiendo siempre la dirección de los conductos linfáticos.

¿Por qué hacerse un drenaje linfático manual?

Recibir un masaje de drenaje linfático manual es un placer y un beneficio en cualquier circunstancia. A los pocos minutos se nota cómo nuestro cuerpo se relaja; se siente un relax y una calma muy agradable.

Además, por su capacidad de depurar el organismo y aliviar la retención de líquidos. Se recomienda el drenaje linfático manual para la celulitis, para las arrugas y flacidez o para el acné.

Indicaciones específicas del drenaje linfático manual.

  • Acné.
  • Celulitis (la grasa acumulada retiene agua como si fuera una esponja).
  • Edemas faciales.
  • Piernas cansadas.
  • Edemas por embarazo, (prevención de estrías y descarga de las piernas).
  • Varices.
  • Edemas linfoestáticos (edemas de brazo tras extirpación mamaria).
  • Artritis, artrosis y afecciones de las partes blandas (capsulitis, tendinitis, etc.)
  • Edemas postoperatorios y para mejorar la presentación de cicatrices.
  • Hematomas.
  • Edemas de origen traumático: hematomas, luxaciones, distensiones musculares, desgarros musculares , siendo muy indicado para la recuperación de los deportistas.
  • Linfedema congénito ó adquirido.

Los efectos del drenaje linfático son más completos. Además del propio trabajo drenante. Los movimientos que se producidos durante el tratamiento, tienen también un efecto sedante. Por lo que es ideal para las personas que sufren estrés o ansiedad e incluso, para aquellas que atraviesan procesos agudos de dolor. Precisamente ese trabajo que se realiza en todo el cuerpo hace que se produzca una relajación muscular, lo que consigue un reequilibrio de toda la masa muscular y un aumento de la movilidad intestinal.

Otro de los objetivos principales para los que se usa el drenaje linfático. Es para la lucha contra la celulitis, la piel de naranja y los depósitos grasos. Aunque también es muy interesante su empleo para aquellas personas que sufren pesadez de piernas e hinchazón en las extremidades inferiores. Durante el verano por el aumento de las temperaturas, por el embarazo o por retención de líquidos asociada a ciertas enfermedades.

Beneficios del drenaje linfático

  • Disminuye la inflamación del cuerpo.
  • Inhibe el dolor de piernas cansadas.
  • Disminuye molestias causadas por varices. Solo si éstas no son severas.
  • Reduce la celulitis.
  • Mejora apariencia y textura de la piel.
  • Mejora el funcionamiento del sistema inmune.
  • Favorece la circulación.
  • Ayuda a eliminar la grasa corporal.
  • Estimula la función renal.
Etiquetas: , , ,

Posts relacionados

Menú