Ejercicios y estiramientosFisioterapiaLesiones miembro inferiorLesiones miembro superiorNoticiasTécnicas especialesVida sana y consejos

Ejercicios excéntricos para remediar las tendinitis

Hoy intentamos explicar todo lo relacionado con los ejercicios excéntricos para remediar las tendinitis. Y, empezando por esta, según algunos autores la tendinitis es un término incorrecto ya que hace referencia a una inflamación y según estos autores no existe inflamación en el tendón ya que solo dura unas horas o días. Según otros autores se debería llamar tendinosis o tendinopatía ya que hace referencia a una alteración o lesión del tendón.

¿Tendinitis o tendinosis?

En resumen, la tendinitis o tendinosis es una de las patologías más frecuentes del sistema locomotor. Especialmente la sufren personas deportistas con mayor o menos intensidad de ejercicio. Es una de las lesiones más frecuentes entre deportistas y una de las que más se tratan en consulta de fisioterapia. En algunos casos impidiendo la práctica deportiva.

El tendón es la parte que se encarga de la unión entre el hueso y el músculo llamada entesis, es una parte no contráctil del músculo. Esta zona de transición entre el músculo y el tendón es una parte frágil y suele ser la zona donde se van a generar más lesiones. Una tendinitis consiste en una inflamación del tendón y como consecuencia se produce dolor, limitación funcional y un aumento de la sensibilidad.

Los tendones que se lesionan con más frecuencia son:

  • En miembro inferior: tendón de Aquiles, rotuliano y tensor de la fascia lata.
  • En miembro superior el supraespinoso y epicondilitis.

Sobre los síntomas

  • Dolor e inflamación en la zona del tendón.
  • Alteración funcional en la articulación.
  • Aumento de la sensibilidad.
  • Los síntomas aumentan durante el movimiento.

Causas de la lesión

La tendinitis suele surgir por un deterioro del tejido tendinoso que cursa con una rotura de fibras, normalmente se suele decir que ocurre por un exceso de tracción haciendo que este se inflame y deteriore. Posteriormente hay una fase de neoformación de las fibras que se forman de manera desordenada y puede terminar en rotura del tendón. Pero también existen una serie de causas indirectas ya que muchas veces esos tendones han aguantado perfectamente esas tracciones durante años sin que apareciese ningún problema. Algunas de las causas por las que puede aparecer una lesión en el tendón son:

  • Desequilibrio muscular, entre la musculatura agonista y antagonista. En la que un tendón se le exija más trabajo de lo normal y se produzca un estrés mecánico que desencadene la tendinopatía.
  • Alteraciones metabólicas, durante el proceso de regeneración del propio tejido por la actividad física diaria nuestros tejidos están en constante reparación, en ocasiones esta parte del metabolismo se ve afectada por causas externas como puede ser el estrés, el tabaco u otras drogas, una mala alimentación etc. Si estos factores entran en la ecuación puede que la regeneración del tendón no se realice correctamente y el paciente tenga más predisposición a sufrir este tipo de patologías.
  • Sobrecarga muscular, se produce al solicitar mas trabajo del necesario al músculo, lo que va a producir que el músculo no reciba el aporte sanguíneo adecuado y produciendo de esta manera un proceso de degeneración.
  • Alteraciones posturales, al cambiar los ejes normales produce que el tendón no realice su función correctamente comenzando su degeneración y posteriormente la tendinopatía.
  • Descentraje, también llamado inpigment, se produce normalmente por un cuerpo extraño como por ejemplo las calcificaciones en especial en el caso del supraespinoso en el hombro. En estos casos el tendón ya esta afectado previamente.
  • Secundario a lesiones previas, por ejemplo, en esguinces de tobillo en los cuales los tendones han tenido que asumir el trabajo de estabilidad de los ligamentos. Al solicitar más trabajo se lleva a una sobrecarga y como consecuencia a una tendinopatía.

¿Cómo prevenir una tendinitis o tendinosis?

Una tendinitis o tendinosis se puede prevenir de cierta manera si se toman ciertos aspectos en cuenta en nuestra rutina diaria:

  • Evitar sobre uso y movimientos repetitivos en las articulaciones en la manera de lo posible.
  • Fortalecer la musculatura.
  • Realizar estiramientos.
  • Tras la actividad física dejar un tiempo de recuperación antes de volver a realizar una actividad.
  • Bajar la intensidad de la actividad física si notamos molestias o dolores.
  • No fumar.
  • Dieta equilibrada.
  • Buena hidratación.

Diagnóstico de una tendinopatía

Deberá ser realizado por un profesional de la salud. Existen varios métodos, como por ejemplo ecografía, resonancia magnética o una evaluación física en la que se tomaran en cuenta los siguientes factores:

  • Inflamación en la zona del tendón.
  • Capacidad funcional.
  • Rango articular.
  • Fuerza muscular.

También el profesional deberá tener en cuenta el deporte practicado, el trabajo del paciente, edad, consumo de sustancias tóxicas y patologías previas a la lesión.

Tratamiento

El tratamiento irá enfocado principalmente a eliminar el dolor del tendón, eliminar la inflamación de la zona, recuperar la movilidad articular hasta su estado inicial, en definitiva, devolver la capacidad funcional a la zona.

Como tratamiento médico suele recetarse antiinflamatorios no esteroideos, uso de férulas e infiltraciones en el tendón.

En los últimos tiempos el abordaje de esta patología ha ido cambiando por parte de los fisioterapeutas y de los médicos deportivos. Hace unos años el tratamiento era mantener reposo absoluto para la mayoría de casos independientemente de su gravedad. En cambio, ahora se recomiendo seguir con la actividad física, pero de manera regulada, como realizar ejercicio terapéutico o otros deportes menos exigentes donde no se requiera el trabajo expreso del tendón afectado, pero en ningún momento se recomienda reposo absoluto ya que además aumentan las rigideces y la pérdida de masa muscular.

De esta manera, se consigue un beneficio reduciendo los tiempos de recuperación y el éxito en la misma.

Por lo tanto, se llega a la conclusión de que una pequeña tracción del tendón inflamado estimula la síntesis del propio tendón mejorando el ritmo de recuperación.

¿Qué conseguimos con el reposo?

Se obtienen mejores resultados que permaneciendo en reposo absoluto o inmovilización. Para la realización de estos ejercicios es importante estar asesorado por un profesional cualificado en la materia, para que nos indique qué tipo de ejercicios podemos hacer, la intensidad de los mismos, los tiempos entre sesiones etc.

Desde la fisioterapia, el objetivo es eliminar dolor, reducir inflamación y recuperar la capacidad funcional de la articulación del paciente. Se usarán diversas herramientas para conseguirlo como, por ejemplo:

  • Aplicación de frio o calor.
  • Ondas de choque.
  • Masaje descontracturante.
  • Estiramientos posturales.
  • Reeducación postural.
  • Ejercicio terapéutico.
  • Fortalecimiento muscular.
  • Ejercicios en contracción excéntrica.

Esta serie de técnicas no deben ser realizadas simultáneamente si no es necesario. El fisioterapeuta establecerá qué técnicas, y en qué orden, dependiendo de la lesión y su gravedad. Todo ello para alcanzar el mayor éxito en el tratamiento y evitar recaídas.

Ejercicios excéntricos

Los ejercicios excéntricos consisten en la realización de la contracción muscular de manera que se alargue el músculo en lugar de en acortamiento (concéntricos). En este tipo de ejercicios la resistencia ejercida se aleja de las inserciones musculares.

Es un tipo de contracción que se usa al frenar el movimiento articular.

Al entrenar este tipo de ejercicio excéntrico, se produce un reclutamiento de las fibras tipo IIb, que son las fibras de reacción rápida por lo tanto previenen la aparición de lesiones en la unión miotendinosa. También se consigue una mayor rigidez activa muscular permitiendo generar tensiones de entre un 30 y un 50% que con fuerza isométrica. Secundariamente aumenta la densidad del colágeno en el tendón. Tiene poco efecto en el volumen muscular.

Los ejercicios excéntricos hacen que el tendón sea expuesto a una mayor carga, produciendo un efecto reparador a micro desgarros. Es importante estar aquí también asesorado en la realización de estos ejercicios ya que una mala practica crea riesgo de lesiones y un aumento de la fatiga muscular.

Efectos de la contracción excéntrica sobre el tendón

En los últimos estudios de Alfredson se encontró que durante la sesión de ejercicio excéntrico se producía una interrupción temporal en el flujo de sanguíneo concretamente en los neovasos del tendón. Se consiguió demostrar mediante ecografía, activando el sensor Doppler. Este estudio re realizo durante 12 semanas de entrenamiento excéntrico. Al disminuir el flujo sanguíneo mejoró el dolor en los pacientes.

Este patrón de carga y descarga repetitivo realiza un estimulo mecánico constante sobre el tendón, lo que conlleva a una remodelación del tejido. Se reportó un aumento de la síntesis de colágeno en tendones dañados en un programa de ejercicios de 12 semanas de duración, acompañado de una reducción del dolor debido a la desensibilización de las vías de transmisión periféricas.

Con este tipo de ejercicios también se consigue una readaptación de la musculatura agonista y antagonista, un incremento de la resistencia propia del tendón y reducir el proceso inflamatorio.

Este tipo de ejercicios puede presentar dolor durante su realización, pero en estos estudios se demuestra que tras la realización del programa de ejercicios se observan modificaciones en el tendón de manera favorable.

Conclusión

Para finalizar llegamos a la conclusión, según la evidencia científica actual, de que no cabe duda de la importancia de un entrenamiento excéntrico en el tratamiento de las tendinopatías. ¿El motivo? Se consigue generar cambios en la estructura dañada del tendón, eliminar dolores y devolver la capacidad funcional a nuestros pacientes.

El ejercicio tiene que ser una parte del tratamiento, no pueden descartarse otras terapias que pueden ser de ayuda en el manejo de la patología, como las mencionadas anteriormente en el articulo.

Se realizarán terapias más pasivas en los primeros estadios de la patología hasta que el paciente pueda realizar los ejercicios prescritos para su lesión y puedan generar cambios en las estructuras dañadas.

El tratamiento activo conlleva una acción regenerativa progresiva en la estructura del tendón, que puede conducir a la curación de las tendinopatías tras una serie de sesiones de ejercicio excéntrico (entre 20 y 30 sesiones). Pero igual de importante es que puede prevenir recaídas y que se cronifique la lesión.

Se observan mejores resultados realizando ejercicio excéntrico que concéntrico.

Como inconvenientes tiene principalmente que pude ser doloroso durante las primeras sesiones de ejercicio. También que los efectos beneficiosos de este tipo de tratamiento se verán pasadas unas 12 semanas aproximadamente.

Aquí veremos ejemplos de un plan de entrenamiento con ejercicios excéntricos para diversas patologías:

Bibliografía

  1. Adalid, A., Ondategui, J. A., Sánchez, M. J., Selicke, E., Rojas, F., & Gallifa, O. (2011). Estudio comparativo de cinco modalidades terapéuticas aplicadas a procesos osteoarticulares degenerativos en extremidades inferiores. Fisioterapia, 33(6), 234–242.doi:10.1016/j.ft.2011.07.003
  2. Giovanni Carcuro, U., Sergio Eckholt, G., & Rodrigo Millán, P. (2014). Opciones no protésicas en el tratamiento de la artrosis de tobillo. Revista Médica Clínica Las Condes, 25(5), 786–792.doi:10.1016/s0716-8640(14)70109-9
  3. Alsayel1 , J. A. Ávila1 , S. Tejero2 , M. Wiewiorski3 , M. Herrera-Pérez4, V. Valderrábano, MANEJO DE LA ARTROSIS EN VARO DE TOBILLO, MONOGRAFÍA. NÚM. 12. 2020,ISSN: 2659-7438 (ONLINE)
  4. Lidia Blanco Benito, Tratamiento ortopodológico
    en el manejo de complicaciones asociadas
    a una artrodesis de tobillo en pacientes con artritis reumatoide Facultad de Enfermería, Fisioterapia y Podología. Facultad de Medicina, Pabellón II. Universidad Complutense de Madrid. Serie Sesiones clínicas Podológicas. 7 (2): 24-38, 2015 ISSN: 1989-5305

 

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

Posts relacionados

Menú