FisiogamerFisioterapiaFisioterapia EmpresasLesiones de espaldaMasajesNoticiasNutrición y dietéticaOsteopatíaPilatesRehabilitaciónTécnicas especiales
311

Estenosis foraminal vertebral: causas, síntomas y tratamiento

En esta nueva noticia de nuestra web vamos a hablar de la estenosis foraminal vertebral. En esta noticia analizaremos en profundidad qué es la estenosis foraminal vertebral, qué síntomas tienen asociados y qué signos se pueden apreciar en cada persona que puede padecer dicha patología. Además de adentrarnos en que tratamientos se pueden realizar para intentar resolver la patología.

Dividiremos el artículo en diferentes partes, empezaremos con una breve descripción de la estenosis foraminal vertebral cuales son las diferentes causas de que se produzca y por qué se produce, seguiremos con los síntomas que produce la patología; para continuar con el diagnóstico y los diferentes tratamientos que se pueden realizar, terminando con unos breves consejos por si padecéis dicha patología.

No dilatemos más la espera, empezamos con la noticia.

¿Qué es la estenosis foraminal vertebral?

La estenosis foraminal vertebral es la pérdida de espacio entre las vértebras de la columna vértebra, ocasionando una compresión sobre la médula espinal y los nervios que encuentran al largo de toda esta estructura. Se produce con mayor frecuencia en la zona lumbar y cervical.

Causas de la estenosis foraminal vertebra

Para empezar, tenemos que decir que la columna vertebral, se divide en varias zonas. Estas zonas son cervicales, las 7 primeras vértebras de la columna, dichas vértebras son las que se sitúan en el cuello entre la base de la cabeza y las vértebras dorsales; como hemos mencionado la siguiente zona es la zona dorsal, compuesta de 12 vértebras unidas cada una a una costilla, se encuentran en la zona comprendida entre la zona cervical, por arriba; mientras que por debajo la zona lumbar. Por último, la zona que nos queda es la zona lumbar, compuesta de 5 vértebras lumbares; que se encuentran situadas entre la zona dorsal por encima y por el hueso sacro por debajo, siendo estas vértebras las que soportan mayor peso que las vértebras cervicales y dorsales.

Tras esta breve introducción tenemos que recordar a nuestros lectores que como hemos mencionado en los párrafos anteriores las zonas vertebrales que se ven más afectados son las zonas cervicales y lumbares por la estenosis foramidal vertebral. Las causas de la estenosis foramidal son múltiples, lo que sí sabemos es que dichas causas provocan una disminución del canal vertebral, espacio que se encuentra entre las vértebras y por donde salen los nervios de la médula espinal. Sin más espera nombraremos las diferentes causas que pueden producir la estenosis foramidal vertebral y estas son:

  • Espolones óseos: Es el daño causado por el desgaste debido a la artritis, que produce el crecimiento anormal de hueso adicional en las vértebras afectadas por la artritis o la enfermedad de Paget, a este hueso adicional se le llama espolón óseo, dichas estructuras pueden poner en compromiso y reducir el espacio que existe entre las vértebras y por donde sale el nervio de la medula espinal.
  • Hernias de disco: Los discos intervertebrales son estructuras que se encuentran entre las diferentes vértebras, actuando de forma parecida a un amortiguador entre las vértebras. Cuando el material que se encuentra en el interior de su disco, este material blando se pude desplazar o filtrar hacia la zona del espacio intervertebral, produciendo la disminución de dicho agujero.
  • Ligamentos rígidos: Al igual que otras partes del cuerpo existen ligamentos que nos ayudan a estabilizar las articulaciones entre las vértebras, si se produce un aumento del grosor de estos ligamentos debido a diferentes causas, con el engrosamiento de los ligamentos pueden disminuir el canal medular, espacio que queda entre las vértebras por donde sale el nervio procedente de la médula espinar.
  • Tumores: En menor frecuencia se pueden alojar en el canal medular reduciéndolo.
  • Lesiones de la columna vertebral: Provocado por la fractura o desplazamiento de las vértebras, tanto este movimiento de los huesos de la columna vertebral como la hinchazón producida por el traumatismo puede obstruir parcialmente el espacio foraminal.

Síntomas de la estenosis foraminal vertebra

Como hemos visto anteriormente la columna vertebral se divide en tres partes: cervical, dorsal y lumbar; siendo las zonas cervicales y lumbares las que más se ven afectadas por la estenosis foramidal vertebral. La estenosis foraminal normalmente no presenta síntomas, cuando se hacen acto de presencia suele ser de forma gradual, que empeora con el tiempo; dependerá también de la zona que se vea afectada.

Región lumbar: La estenosis foraminal vertebral puede ocasionar dolor o calambres en la zona, que se pueden extender hacia las piernas llegando incluso a los pies; empeorando los calambres o el dolor cuando se está de pie mucho tiempo o cuando se camina durante un largo tiempo; mejorando la sensación cuando se inclina hacia delante o se sienta.

Región Cervical: Cuando se padece estenosis foraminal vertebral en la región cervical, que como hemos dicho antes se encuentra entre la parte inferior de la cabeza por arriba y por debajo la zona dorsal. Los diferentes síntomas que se pueden tener por padecer la estenosis foraminal vertebral son:

  • Entumecimiento del hombro y el brazo.
  • Hormigueo o debilidad que se expande hacia las manos o los brazos e incluso la zona del cuello.
  • Dolor en el cuello, que puede provocar a su vez dolores de cabeza, que pueden llegar a ser de alta intensidad, confundiéndose con las migrañas o dolores provocados por la tensión en los músculos de la zona cervical.

Factores de riesgo

Como hemos estado durante toda la noticia la estenosis foraminal vertebral está causada por diferentes acontecimientos o acciones que uno puede padecer o hacer, además sabemos que lo que afecta la estenosis foraminal vertebral al canal o agujero que se encuentra entre las vértebras por donde sale el nervio desde la medula espinal; por último, hemos mencionado los diferentes síntomas que se pueden padecer en el caso de que presentemos la patología de estenosis foraminal vertebral.

Posterior al resumen hecho, comentaremos los factores que hacen que se tenga más probabilidad de padecer la estenosis foraminal vertebral, y estos son:

  • Ser mayor de 50 años: se ha visto que la mayoría de persona que padecen la estenosis foraminal vertebral son mayores de 50 años, se puede deber a que cuanto mayor se hace uno mayor probabilidad de padecer artritis o artrosis, que como hemos visto anteriormente es una posible causa de esta patología.
  • Escoliosis: padecer la escoliosis, que es la lateralización patológica de la columna que produce una reducción del espacio entre las diferentes vértebras.
  • Problemas de columna: cualquier patología que afecte a las vértebras y su posición en el cuerpo afectará al espacio entre las vértebras pudiendo ocasionar la estenosis foraminal vertebral.

Diagnóstico de la estenosis foraminal vertebra

El diagnóstico de la estenosis foraminal vertebral se realiza principalmente en la clínica, cuando se acude al personal sanitario correspondiente. Este una breve entrevista donde se realizan la anamnesis, lista de preguntas donde se recogen datos como ¿cuándo empezó el dolor? ¿Tiene alguna otra enfermedad?, por ejemplo. Tras esta primera observación realizará diferentes pruebas de diagnóstico que descartarán otras patologías. Si el médico lo cree conveniente puede pedir que te realices pruebas de imagen como son:

  • Radiografía: realizar una radiografía de la espalda ver como esta posicionada las diferentes vértebras, además se podrá observar cómo está posicionado el espacio o agujero entre las vértebras.
  • Resonancia magnética: a través de electromagnetismo obtiene imágenes de las partes blandas de nuestro cuerpo. Para la estenosis foraminal vertebral nos sirve para observar cómo se encuentran los ligamentos y discos intervertebrales, aunque se pueden observar si existe algún tumor.
  • Tomografía computarizada: si alguna razón no se te puede realizar una resonancia magnética, se puede realizar esta prueba que utiliza la misma técnica que los rayos x, lo que pasa es que esta técnica lo hace en diferentes planos. En ocasiones se suele introducir en el afectado un material de contraste para visualizar mejor ciertas partes, como pueden ser hernia Enel disco intervertebral, espolones óseos o tumores.

Tratamiento

Tras el diagnostico por medio del médico y la patología que provoca la estenosis foraminal vertebral, que se ha podido averiguar a través de los diferentes métodos de pruebas de imagen complementados al examen físico. Los diferentes tratamientos que se pueden realizar para tratar son:

  • Tratamiento conservador: tratamiento donde no se hace cirugía, en este grupo se encuentra la fisioterapia, tratamiento a través de medicamentos e inyecciones de medicamentos.
  • No conservador: tratamiento donde se realizan incisiones en el cuerpo o cirugías.
  • Por medio de medicamentos.
  • Inyección: se inyecta esteroides sobre todo cuando se encuentra el nervio comprimido, con la inyección de esteroides lo que conseguimos es la reducción de la inflamación en la zona y aliviar en cierta medida el dolor que se produce. Se ha demostrado que no es muy eficaz, además con los efectos secundarios que tiene no suelen ser muy recomendables en este tipo patologías.
  • Por vía oral: el médico nos puede recetar diferentes medicamentos, en el caso de que los analgésicos comunes no sean efectivos el médico te puede mandar medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (aines), por otro lado, si quiere aliviar el dolor crónico, dolor más de 3 meses, nocturno te pueden recetar antidepresivos; otros medicamentos que te pueden recetar medicamentos anticonvulsivos como gabapentina que se utiliza en el dolor causado por el daño en las lesiones nerviosas.
  • Tratamiento quirúrgico, se pueden realizar tres tipos:
  • Laminectomia: en esta cirugía en la cual se extrae la parte trasera de la vertebra se ve afectada, con esta cirugía se agranda el espacio que lo rodea al nervio.

  • Laminotomia: en esta cirugía solo se extrae un trozo de la parte trasera de la vértebra, se utiliza para aliviar un punto en concreto.

  • Laminoplastia: solo se realiza en la zona cervical, la cirugía consiste en agrandar el espacio del agujero que existe entre vértebras con la creación de una bisagra en la parte posterior de la vértebra.

Tratamiento por Fisioterapia

La fisioterapia también puede ser uno de los tratamientos para la distonía cervical, puede surgir por diferentes causas e incluso ser secundaria a otras enfermedades. Con el tratamiento de fisioterapia a través de técnicas manuales tanto de técnicas con máquinas como son: la onda corta o la microonda, mejorar la sintomatología del paciente y ayudando en su día a día. Desde la fisioterapia se pueden utilizar diversas terapias que nos sirven para disminuir la sintomatología y estas son algunas de ellas:

  • Masoterapia: sobre todo para patologías musculares, para relajar la musculatura que puede estar descolocando las vértebras.
  • Diatermia: método de tratamiento que a través de ondas de alta frecuencia aumenta la temperatura de la zona interna que se trata; sirve sobre todo para disminuir el dolor si lo hubiese, y a nivel muscular relaja dicho tejido, disminuyendo la rigidez muscular y aumento el rango de movimiento.
  • Osteopatía: la osteopatía utilizará técnicas manipulativas para corregir la postura y el alineamiento entre las diferentes vértebras.
  • Microonda: método de tratamiento con ondas de alta frecuencia, que al igual que los microondas convencionales calienta la zona a tratar, pero con menor intensidad. Su efecto principalmente es la relajación muscular.
  • Neurodinamia: movilización de los nervios para liberar esta estructura si es que estuviera atrapado, mejorando la sintomatología del paciente.
  • Punción seca: técnica que se basa en la introducción de una aguja en los puntos gatillo, punto de hipersensibilidad dentro de un músculo; hasta que este se quita. La acción sobre el músculo es de relajación de este de forma rápida y precisa.
  • Acupuntura: técnica oriental que se basa en punto de energía, que a través de las agujas equilibramos la energía buena y mala. Nos ayuda a remitir los sistemas en la patología que padezcamos.
  • Mejora de la postura: como venimos hablando toda la noticia la mejora de la postura desde el punto de vista de la fisioterapia, es imprescindible; ya que de una mala posición de nuestra columna lumbar o incluso de la columna dorsal puede repercutir sobre nuestro cuello y cabeza. Como fisioterapeutas vemos el cuerpo como un todo, por lo tanto, nuestras correcciones no serán solo del cuello sino también de la postura de la columna completa tanto en nuestra vida diaria como cuando estamos sentados durante mucho o poco tiempo; al final si se consigue una correcta alineación de todas las partes de nuestro cuerpo, acabaremos eliminando la mayoría de dolores que nos impiden realizar las actividades de la vida diaria.
  • Pilates: ejercicio terapéutico que a través del movimiento intenta tonificar y estira el cuerpo, nos ayuda a colocar las vértebras en la posición correcta.

Para terminar, os dejo por aquí unos vídeos de mis compañeros de Fisiolution, seguro que os van a ayudar:

Cervicales:

Dorsales:

Lumbares:

Neurodinamia:

Bibliografía

1.Robaina FJ. Situación actual de la cirugía de la columna vertebral degenerativa aplicada al manejo del dolor lumbar crónico: Estenosis de canal. Discopatia degenerativa, resultados basados en la evidencia científica. Revista de la Sociedad Española del Dolor. abril de 2006;13(3):167-72.

2.Molina M. ESTENOSIS LUMBAR DEGENERATIVA: CONCEPTOS BÁSICOS, EVALUACIÓN CLÍNICA Y MANEJO. Revista Médica Clínica Las Condes. 1 de septiembre de 2020;31(5):441-7.

3.Lee BH, Moon SH, Suk KS, Kim HS, Yang JH, Lee HM. Lumbar Spinal Stenosis: Pathophysiology and Treatment Principle: A Narrative Review. Asian Spine J. octubre de 2020;14(5):682-93.

Etiquetas: , , , , ,

Posts relacionados

Suscribirse al blog

Post más vistos