FisioterapiaLesiones de espaldaNoticiasOsteopatíaTécnicas especialesVida sana y consejos

La neuralgia de Arnold

La neuralgia de Arnold proviene de un dolor localizado principalmente en la parte superior de la cabeza. Esta se puede propagar al cerebro a través de los nervios que se conectan con el occipital. Puede llegar a propagarse hasta la frente, pero no puede localizarse en la cara o en las orejas.

Esta neuralgia puede manifestarse de diversos modos: cuando se irritan los nervios se pueden sentir pinchazos, calambres, dolores palpitantes o una presión en el área afectada e hipersensibilidad del cuero cabelludo.

¿Por qué se produce la neuralgia de Arnold?

En la mayoría de los casos, esta neuralgia proviene o surge de manera espontánea a personas expuestas a altas cargas de estrés o actividades estresantes. Otros orígenes pueden ser artritis o lesiones de gravedad (traumatismos en la parte posterior de la cabeza). Además de tumores en esa área, gota, infecciones víricas como el COVID-19, alguna cirugía realizada en el cuero cabelludo o diabetes. También hay otras de carácter degenerativo como las hernias o afecciones en la columna cervical, artrosis y osteoartritis.

Las personas que sufren de migraña son mucho más propensas a tener ataques de neuralgia de Arnold. Esto es debido a que en gran parte de los dolores que ocurren en las migrañas, pueden causar inflamación de los nervios occipitales.

neuralgia de arnold
neuralgia de arnold

Los síntomas de la neuralgia de Arnold

El principal síntoma de la neuralgia es un dolor severo en la parte posterior de la cabeza y en la base del cuello. Además puede haber otros signos de neuralgia como: Sensación de dolor y ardor desde la base de la cabeza a diferentes áreas del cuero cabelludo, cuero cabelludo hipersensible. También, sensibilidad a la luz, dolor en la parte posterior de los ojos o al mover el cuello. Aveces también se registra dolor dental, es una sensación como si bebiésemos agua muy fría, en resumen una hipersensibilidad.

Tratamiento de la neuralgia de Arnold

Las maneras de tratar esta enfermedad dependerán de las causas que ocasionan el dolor. Habrá que combatir la inflamación o la irritación de los nervios occipitales.

Fisioterapia: Una opción que nos ayudará a controlar la inflamación y luchará directamente contra los tejidos ( masaje terapéutico), que pueden estar causando la patología. Mediante estiramientos cervicales y dorsales, tratamiento de bruxismo,  ergoterapia / ergonomia y electroterapia, podemos controlar los síntomas y devolver al paciente la salud y bienestar pérdidas

Osteopatía: Mediante estudio osteopático y valorando las cadenas lesionales. Podemos hacer un plan de reentrenamiento corporal, ayudándonos de ciertas manipulaciones tanto de alta y baja velocidad, para ayudaros a liberar el paquete nervioso que causa la neuralgia de Arnold

Además, solemos realizar un tratamiento multidisciplinar, aconsejaríamos realizar un buen estudio nutricional y psicológico. Ya que tenemos la firme convicción de que un tratamiento multidisciplinar ayuda a curar y prevenir mejor las patologías

Recomendaciones para aliviar la neuralgia

El primer paso para buscar métodos para tratar la neuralgia de Arnold es aliviar el dolor. Podremos aliviarlo mediante el descanso del paciente en una habitación oscura y silenciosa, una terapia de calor en el cuello, un tratamiento manual de músculos estresados e ingesta de antiinflamatorios, como el ibuprofeno o similares.

Fisioterapia: a través de técnicas manuales, electroterapia, punción seca, vendaje neuromuscular.

Si con estas medidas no encontráramos ningún efecto, podríamos hacer uso de estupefacientes bajo receta médica, para la relajación de músculos. Se pueden usar también medicamentos antidepresivos. Además, podremos usar medicamentos anticonvulsivos como en Tegretol. También se ha usado para tratar esta neuralgia la inyección de esteroides o sustancias que bloquean los nervios.

Un buen aporte Vitamina B es fundamental, para mantener la buen función y nutrición  de los nervios afectados, nervios occipitales.

Debemos recordar que aunque la neuralgia de Arnold no pone en peligro la vida de la persona o paciente que la sufre, causa un gran malestar a las personas que lo padecen. Con el uso de los medicamentos y tratamientos anteriormente descritos debería poder controlar el dolor. Sin embargo, si no notase mejoría o alivio del dolor deberá utilizar otras medidas como la cirugía.

Cirugía para tratar la neuralgia de Arnold

Por desgracia esta sería nuestra ultima opción después de haber agotado todas las anteriores. Se buscará la reducción del dolor mediante la identificación de los vasos sanguíneos que ejercen presión sobre los nervios occipitales y la descompresión de los mismos. Esto se hará mediante neuroestimuladores. Suministrando impulsos eléctricos a los nervios afectados para inhibir las señales de dolor que producen esta condición.

Etiquetas: ,

Posts relacionados

Menú