Alumnos en PrácticasFisioterapiaFisioterapia EmpresasFisioterapia infantilNoticiasOsteopatíaPilatesSociedades médicasTécnicas especialesVida sana y consejos
798

¿Dolor en el pecho? Síndrome de Tietze

En nuestra sociedad es cada vez más recurrente el dolor en la zona de las costillas o el pecho, debido al estrés que con el que se vive en la sociedad actual.

Hemos decidido hablar sobre la el síndrome de Tietze, síndrome que se caracteriza por dolor en esta zona. Así, en esta noticia desgranaremos las causas, síntomas, cuando se debe acudir al médico y los tratamientos que se pueden realizar, y como fisioterapeutas de vocación que somos, el papel que desempeña la fisioterapia en la ayuda a la curación de la patología.

¿Qué es?

El síndrome de Tietze es una afección médica caracterizada por dolor en el pecho e hinchazón en el cartílago de una o más de las costillas superiores. Se considera un tipo de dolor inespecífico de la pared torácica y se desconoce la causa exacta por la que se presenta. El dolor generalmente se localiza en el pecho y empeora con la respiración profunda o la presión sobre el área afectada. La hinchazón es a menudo visible y palpable.

Para entender el síndrome de Tietze, es útil tener una comprensión básica de la anatomía del tórax. El tórax está formado por varios huesos, músculos y tejidos conectivos, incluyendo:

  1. Costillas: Las costillas son un conjunto de 12 huesos que recubren el tórax y protegen los órganos internos. Se dividen en superiores las 7 primeras costillas y las 5 costillas restantes se la denomina inferiores.
  2. Esternón: El esternón, es un hueso largo y plano ubicado en el centro del tórax que se conecta a las costillas.
  3. Músculos intercostales: Los músculos intercostales son un grupo de músculos ubicados, entre las costillas, que ayudan con la respiración y proporcionan estabilidad a la caja torácica.
  4. Cartílago costal: El cartílago costal es un material flexible y gomoso que conecta las costillas con el esternón y permite el movimiento de la caja torácica.

En el síndrome de Tietze, hay inflamación del cartílago costal, generalmente en las costillas superiores cerca del esternón, que puede causar dolor, hinchazón y sensibilidad en el pecho. Esta inflamación puede ser causada por varios factores, como lesiones, uso excesivo o una afección médica subyacente. Un diagnóstico adecuado y un plan de tratamiento médico es necesario para controlar los síntomas del síndrome de Tietze.

Causas

Se desconoce la causa exacta del síndrome de Tietze. Sin embargo, se cree que varios factores contribuyen a su desarrollo, incluyendo:

  • Inflamación: La hinchazón en el cartílago de las costillas puede deberse a la inflamación.
  • Traumática: Un golpe repentino en el pecho o lesiones menores repetidas pueden causar el síndrome de Tietze.
  • Uso excesivo: Los movimientos repetitivos, como levantar objetos pesados o tos excesiva, pueden ejercer presión sobre el cartílago de las costillas y provocar el síndrome de Tietze.
  • Otras afecciones médicas: Ciertas afecciones médicas, como la osteoartritis o la artritis reumatoide, pueden aumentar el riesgo de síndrome de Tietze.

Síntomas

Para continuar, tras hablar de las causas que pueden llevar a originar el síndrome de Tietze, los principales síntomas que puede originar dicho síndrome son:

  • Dolor en el pecho: El dolor generalmente se localiza en el pecho y puede ser agudo o doloroso. El dolor a menudo empeora al respirar profundamente, toser o presionar el área afectada.
  • Hinchazón: La hinchazón puede ser visible y palpable en el área de la(s) costilla(s) afectada(s).
  • Sensibilidad: El área afectada puede ser sensible al tacto.
  • Rigidez: El área afectada puede sentirse rígida y difícil de mover.

Se debe tener en cuenta que los síntomas del síndrome de Tietze pueden ser similares a los de otras afecciones médicas, como costocondritis, pleuresía o un ataque cardíaco. Si presentase dolor en el pecho u otros síntomas, debe consultar a un médico para una evaluación. Un médico puede ayudar a determinar la causa de sus síntomas y proporcionar un plan de tratamiento adecuado.

Diagnóstico

En el diagnóstico del síndrome de Tietze un médico, basará el diagnóstico de la patología en una combinación de examen físico e historial médico. El médico se ayudará de los siguientes exámenes para diagnosticar el síndrome de Tietze:

  1. Examen físico: El médico examinará el pecho, el cuello y la espalda en busca de signos de hinchazón y sensibilidad. También pueden presionar el área afectada para ver si causa dolor.
  2. Historial médico: El médico le preguntará sobre la naturaleza y la ubicación del dolor, así como cualquier otro síntoma o afección médica.
  3. Radiografías: Las radiografías pueden mostrar la ubicación y el tamaño de la hinchazón, pero generalmente no muestran ningún cambio en el cartílago.
  4. Imágenes por resonancia magnética (IRM) o tomografía computarizada (TC): estas pruebas pueden ayudar a determinar la ubicación exacta y el tamaño de la hinchazón, así como cualquier cambio en el cartílago.

En algunos casos, pueden ser necesarias pruebas adicionales para descartar otras afecciones médicas que pueden causar síntomas similares, se recomienda consultar a un médico con experiencia en tratar a paciente con dolor en el pecho u otros síntomas que pueden estar relacionados con el síndrome de Tietze. El médico puede ayudar a determinar la causa de sus síntomas y proporcionar un plan de tratamiento adecuado.

Tratamiento

El tratamiento del síndrome de Tietze generalmente implica una combinación de medidas conservadoras y, en algunos casos, medicamentos, que tendrán que ser prescritos por el médico. Los siguientes son algunos de los tratamientos que se pueden usar para controlar el síndrome de Tietze:

  • Manejo del dolor: Los AINES (Antiinflamatorio no esteroideo), como el ibuprofeno o el paracetamol, pueden ayudar a aliviar el dolor y la hinchazón.
  • Terapia de hielo o calor: Aplicar hielo en el área afectada durante 20-30 minutos a la vez, varias veces al día, puede ayudar a reducir el dolor y la hinchazón. La terapia de calor, como una compresa tibia, también puede ser útil para reducir el dolor y la rigidez.
  • Fisioterapia: Un fisioterapeuta puede desarrollar un programa de ejercicios personalizado para ayudar a mejorar el rango de movimiento y la fuerza en el pecho, el cuello y la espalda.
  • Ejercicios de estiramiento y fortalecimiento: Los ejercicios suaves de estiramiento y fortalecimiento pueden ayudar a reducir el dolor y la rigidez en el área afectada.
  • Inyecciones de corticosteroides: En algunos casos, las inyecciones de corticosteroides se pueden usar para reducir el dolor y la hinchazón en el área afectada.
  • Cirugía: En casos raros, la cirugía puede ser necesaria para extirpar un pedazo de cartílago dañado o para corregir cualquier problema estructural subyacente que pueda estar contribuyendo al síndrome de Tietze.

Es importante discutir todas sus opciones de tratamiento con su médico. El mejor plan de tratamiento dependerá de la gravedad de sus síntomas, su salud general y otros factores.

Tratamiento fisioterapéutico

Si acude al fisioterapeuta, se va a apoyar para diagnosticar el síndrome de Tietze en una combinación de examen físico, historial médico y pruebas complementarias. Se pueden usan los siguientes pasos para diagnosticar el síndrome de Tietze:

  1. Examen físico: El fisioterapeuta examinará el pecho, el cuello y la espalda en busca de signos de hinchazón y sensibilidad. También pueden presionar el área afectada para ver si causa dolor.
  2. Historial médico: El fisioterapeuta le preguntará sobre la naturaleza y la ubicación del dolor, así como cualquier otro síntoma o condición médica.
  3. Pruebas de rango de movimiento: El fisioterapeuta evaluará el rango de movimiento y la flexibilidad del paciente en el pecho, el cuello y la espalda.
  4. Palpación: El fisioterapeuta sentirá las áreas de sensibilidad, hinchazón y malestar en el pecho.
  5. Pruebas especiales: El fisioterapeuta puede realizar pruebas específicas para confirmar el diagnóstico del síndrome de Tietze, como la prueba de Tietze, que consiste en presionar el cartílago de las costillas afectadas para ver si causa dolor.

El fisioterapeuta puede derivar al paciente a un médico para pruebas adicionales, como radiografías, resonancia magnética o tomografía computarizada, para descartar otras afecciones médicas que pueden causar síntomas similares, al igual que el médico.

Para el tratamiento del síndrome de Tietze Un fisioterapeuta puede proporcionar una variedad de terapias para ayudar a controlar el síndrome de Tietze, una afección caracterizada por dolor e hinchazón en el pecho, a través de las siguientes técnicas:

  • Manejo del dolor: El fisioterapeuta puede usar técnicas como la terapia de hielo o calor para ayudar a controlar el dolor, y también recomendar analgésicos de venta libre, como ibuprofeno o acetaminofén.
  • Ejercicios de estiramiento y fortalecimiento: El fisioterapeuta puede proporcionar ejercicios específicos para mejorar la flexibilidad, reducir el dolor y la rigidez, y prevenir lesiones adicionales. Esto puede incluir estirar el pecho y el cuello, así como fortalecer los músculos de la espalda y el pecho.
  • Ejercicios de rango de movimiento: para ayudar a mejorar la flexibilidad y reducir el dolor y la rigidez, el fisioterapeuta puede proporcionar ejercicios de rango de movimiento para el pecho, el cuello y la espalda.
  • Terapia manual: El fisioterapeuta puede usar técnicas de terapia manual, como masajes y movilización articular, para ayudar a reducir el dolor y la rigidez y mejorar la flexibilidad.
  • Educación sobre la postura y la mecánica corporal: El fisioterapeuta también puede proporcionar educación sobre la postura adecuada y la mecánica corporal para ayudar a prevenir lesiones adicionales y reducir el dolor. Esto puede incluir información sobre cómo sentarse, pararse y levantar objetos correctamente.
  • Vendaje o aparatos ortopédicos: En algunos casos, el fisioterapeuta puede recomendar vendaje o aparatos ortopédicos para apoyar el pecho y reducir el dolor y la hinchazón.
  • TENS (estimulación nerviosa eléctrica transcutánea): esta terapia utiliza corrientes eléctricas de bajo voltaje para estimular las fibras nerviosas y bloquear las señales de dolor que llegan al cerebro.
  • IFC (terapia de corriente interferencial): esta terapia utiliza una combinación de dos corrientes eléctricas de baja frecuencia para penetrar más profundamente en el tejido y reducir el dolor y la hinchazón.
  • EMS (estimulación muscular eléctrica): Esta terapia utiliza corrientes eléctricas para estimular las contracciones musculares y mejorar la fuerza y la flexibilidad.
  • Ultrasonido: esta técnica utiliza ondas sonoras de alta frecuencia para mejorar la circulación, reducir el dolor y la hinchazón, y promover la curación.
  • Microondas: Se utiliza energía de microondas de baja frecuencia para penetrar en el tejido y mejorar la circulación, reducir el dolor y la hinchazón, y promover la curación.
  • Onda corta: Esta terapia utiliza energía de onda corta para penetrar en el tejido y reducir el dolor y la hinchazón, y promover la curación.
  • Láser: Esta terapia utiliza energía láser de bajo nivel para penetrar en el tejido y reducir el dolor y la hinchazón, y promover la curación.
  • Diatermia: Esta terapia utiliza energía eléctrica de alta frecuencia para generar calor en el tejido y reducir el dolor y la hinchazón.

  • Pilates: Pilates es un tipo de ejercicio que se centra en fortalecer los músculos centrales, mejorar la postura y aumentar la flexibilidad. Los ejercicios de Pilates generalmente implican movimientos lentos y controlados que involucran los músculos profundos del cuerpo. Algunos ejercicios comunes de Pilates para el pecho y la parte superior del cuerpo incluyen estiramientos de pecho, ejercicios de brazos y hombros y extensiones de espalda.

  • Yoga: El yoga es una práctica antigua que implica posturas físicas, ejercicios de respiración y meditación. El yoga puede ayudar a mejorar la flexibilidad, la fuerza y el equilibrio, así como a reducir el estrés y la tensión en el cuerpo. Algunas posturas de yoga que pueden ser particularmente útiles para el síndrome de Tietze incluyen posturas de apertura de pecho, como la postura de la cobra y la postura del pez, y las posturas que estiran los músculos intercostales, como la postura del arco y la postura del camello.

Tanto el pilates como el yoga se centran en estirar y fortalecer los músculos para mejorar la postura, la flexibilidad y el rango de movimiento, lo que puede ayudar a aliviar los síntomas del síndrome de Tietze. Además, estos tipos de ejercicio también pueden ayudar a mejorar la circulación, reducir el estrés y la tensión en el pecho y promover la relajación.

Para terminar, os recomiendo la visualización de los videos que os dejo a continuación, en ellos se pueden observar videos, recomendaciones e incluso estiramientos o ejercicios para aliviar vuestros síntomas. Siempre os recomendamos que si tenéis alguna duda visitéis a vuestro médico o vengáis a cualquiera de nuestros centros.

Bibliografía

Fabián González DJ, Sánchez Cortázar J, Gómez Pérez M de G, Fabián González DJ, Sánchez Cortázar J, Gómez Pérez M de G. Síndrome de Tietze. Acta médica Grupo Ángeles. junio de 2022;20(2):199-200.

Aeschlimann A, Kahn MF. Tietze’s syndrome: a critical review. Clin Exp Rheumatol. 1990;8(4):407-12.

Litin SC, Nanda S, Mayo Clinic, editores. Mayo Clinic family health book. Fifth edition. Rochester, MN: Mayo Clinic; 2018. 1391 p.

Etiquetas: , , , ,

Posts relacionados

Suscribirse al blog

Post más vistos