Ejercicios y estiramientosLesiones miembro inferiorNoticiasPodologíaTécnicas especialesVida sana y consejos

Varo de rodilla: causas, diagnóstico y tratamiento

Todo lo que necesitas saber sobre el varo de rodillas. Pues sí, la rodilla es una articulación formada principalmente por el fémur en la parte superior, la tibia en la inferior y la rótula en su parte anterior y secundariamente por ligamentos, tendones, meniscos y una cápsula articular encajando todas las estructuras. Esta articulación es la encargada de soportar gran parte del peso corporal transmitido a través de las vértebras lumbares y la pelvis hacia los miembros inferiores, pero también se encarga de recibir las fuerzas provenientes del suelo a través de los pies. Por lo tanto, es muy importante para realizar correctamente la marcha funcional y la bipedestación una buena alineación y funcionamiento del reparto de cargas en el eje mecánico de la pierna, (que recorre una línea imaginaria desde la cabeza del fémur y termina en el centro del tobillo).

Existen dos patologías que se producen en el plano frontal por una desalineación de la articulación en el eje de la rodilla, produciendo un mal de reparto del peso y estresando la articulación, originando sobrecargas tanto en las estructuras blandas como músculo, tendón o ligamentos como en las estructuras duras, hueso y cartílago. Sus nombres son valgo y varo de rodilla.

  • Genu Valgo, es la desalineación de fémur y tibia que provoca que la rodilla se desvíe hacia el centro y se junte con la otra. Cuando se produce en ambas rodillas vemos las piernas en X. Aquí las rodillas sufren mayor presión en la zona externa.
  • Genu Varo, es justo una desalineación contraria al valgo, vemos como las rodillas se separan entre ellas.

En este articulo nos centraremos en el varo de rodilla.


1.-  Genu varo

Como se mencionaba anteriormente, el Genu Valgo se produce cuando aparece una desalineación en el plano frontal de la rodilla que hace que estas se separen entre si, haciendo que nuestras rodillas presenten forma arqueada parecida a unos paréntesis ( ).

Las estructuras más afectadas en estos casos son los ligamentos colaterales y los meniscos especialmente de la parte interna. Se produce una elongación del ligamento colateral externo y un acortamiento del colateral interno, pudiendo lesionarse estas estructuras. También se ve afectado el menisco interno de la rodilla ya que las fuerzas de compresión existentes crean compresión y aplastamiento del mismo. La musculatura también puede estar afectada haciendo que los músculos aductores estén acortados y los abductores debilitados.

Puede producirse tanto en ambas piernas como solo en una y sus efectos son diferentes en cada caso.

  • Si se produce en una pierna, la cadera de la pierna afectada desciende haciendo parecer que tenemos una pierna más corta. Esto produce sobrecarga y desgaste prematuro en la articulación.
  • Si el varo de rodilla se produce de forma simétrica en las dos rodillas se produce, una rotación externa de cadera que desplazan los iliacos y el sacro produciendo una rectificación de la lordosis lumbar. Pudiendo en estos casos producir alteraciones y patologías también a nivel lumbar.

Tanto el valgo como el varo son desalineaciones del eje de las piernas que son normales y frecuentes en niños. Especialmente durante la fase de crecimiento, este varo fisiológico se va alineando durante el crecimiento y corrigiéndose hasta los 8 – 9 años de edad, durante este periodo es normal. Pero si pasados los 9 o 10 años de edad existe todavía varo en las rodillas se considera patológico.

Se considera normal en la infancia una desviación de 15 grados en Genu varo y 11 grados en Genu valgo. En adultos el eje debería estar alineado para una correcta distribución de cargas. En adultos se consideraría patológico a partir de una desviación de unos 5 – 7 grados. Si sospechas que puedes sufrir una de estas desviaciones lo ideal es ir a un especialista y que lo evalúen para corregirla y evitar la degeneración prematura de la articulación.

2.- Causas

Como se mencionaba anteriormente, en edades tempranas puede ser normal que aparezcan estas desviaciones y suelen corregirse durante el crecimiento. En adultos es necesario tratamiento.

Existen numerosas causas, vamos a describir las más comunes:

  • Postraumática: Una mala recuperación de algún trauma en el pasado en el que las estructuras mencionadas anteriormente no recuperen correctamente y deriven en varo de rodilla. También la presencia de tumores óseos o infecciones, ya que si esto afecta a la placa epifisaria del hueso se detiene el crecimiento produciendo la deformidad. Normalmente esto solo ocurre en una pierna.
  • Hereditaria: Es poco frecuente, pero existe cierta tendencia a ser una patología hereditaria.
  • Alteración mecánica: generada por desequilibrios durante la marcha o correr.
  • Estructural: en casos en los que la persona presenta un acortamiento de la pierna.
  • Alteraciones genéticas y de crecimiento: enfermedades de los huesos como la ostegénesis imperfecta y trastornos de crecimiento.
  • Alteraciones metabólicas: algunas alteraciones metabólicas que afecten a la calidad ósea como déficit de vitamina D que pueden afectar a la mineralización del hueso produciendo un ablandamiento del mismo y como consecuencia una deformidad.
  • Alteraciones biomecánicas y musculares: Una desalineación de grupos musculares, alteraciones de la pisada (el varo de rodilla se asocia con pie cavo) pueden conducir a sufrir esta patología.

3.- Consecuencias

Si los factores mencionados anteriormente persisten a la edad de 8 – 9 años se consideran alteraciones patológicas, produciendo consecuencias a largo plazo en la edad adulta, algunas consecuencias producidas por esta desalineación son:

  • Fatiga precipitada durante la marcha y la bipedestación.
  • Debilitamiento de la musculatura del miembro inferior.
  • Dolores crónicos de rodilla debido a la presión.
  • Lesiones de menisco, por las fuerzas de compresión. Se producirá dolor intraarticular y crepitaciones.
  • Alteraciones en la columna, llegando a producir escoliosis.
  • Lesiones ligamentarias en rodilla, ligamentos colaterales.
  • Artritis de rodilla.
  • Artrosis precoz debido al desgaste prematuro.
  • Deformidades en los pies, especialmente pie en cavo.

Como vemos no solo se ve afectada la rodilla, también puede verse afectada la cadera o la columna vertebral.

4.- Diagnóstico

Como en cualquier patología comenzaremos con una anamnesis del paciente para ver si existen alteraciones previas o hereditarias

Continuamos con la exploración física, en el caso de varo se pueden observar alteraciones a simple vista.

Se observará si presenta piernas arqueadas, midiendo el eje frontal de la pierna y comprobando los grados de dismetría que presentan las rodillas y evaluaremos también el estado de la musculatura inspeccionando el tono muscular de la musculatura que puede estar afectada. También será conveniente realizar test ortopédicos para evaluar el estado de los meniscos y de los ligamentos de rodilla para conocer el estado en el que se encuentran. Evaluáremos fuerza muscular, rango articular y localización de puntos de dolor.

Continuaremos realizando un estudio biomecánico de la marcha y de la pisada. De esta manera podremos ver la causa real de la disfunción, tanto si proviene del pie como si proviene de una alteración en la rotación de la cadera.

Pruebas de diagnóstico por imagen como rayos X, resonancia magnética o ecografía. Gracias a ellas podremos saber con exactitud el estado de las estructuras internas de la rodilla tanto de partes blandas o partes duras, de esta manera elegiremos correctamente el tratamiento.

5.- Tratamiento

Dependiendo de la gravedad y del origen de la lesión elegiremos un tratamiento u otro.

Por ejemplo, si no es muy grave y el origen viene de los pies el uso de plantillas correctivas y un trabajo de reequilibración muscular de las estructuras afectas seria suficiente.

Pero en casos más graves si se encuentra en un estado avanzado y existe un alto desgaste de la articulación puede ser necesario una intervención quirúrgica.

  • Tratamiento de fisioterapia

El objetivo principal será el de realinear el eje frontal de la pierna afectada, mediante técnicas conservadoras. Las terapias de fisioterapia tendrán el objetivo de:

  • Elongar las estructuras que se vean acortadas como los ligamentos.
  • Recuperar el tono muscular de las estructuras afectadas. Fortalecimiento de la musculatura aductora y estiramiento de la zona muscular abductora, con ello reduciremos la presión en la rodilla interna.
  • Mejorar la alineación de los miembros inferiores.
  • Disminuir la presión y sobrecarga de los meniscos.
  • Reeducación de la marcha, corregir las alteraciones que producen la marcha dolorosa.
  • Masaje de la musculatura que nos interesa relajar.
  • Prevención, tanto de recaída como de alteraciones que puedan ocurrir en el futuro sino se corrige correctamente. Como afectaciones lumbares o pélvicas.
  • Manejo del dolor.
  • Educación postural.
  • Movilizaciones pasivas y activas de las articulaciones.
  • Ejercicio terapéutico.
  • Magnetoterapia.

Hay que tener en cuenta en la mayoría de casos no es posible corregir por completo esta deformidad.

  • Tratamiento quirúrgico

En los casos más severos en los que el tratamiento conservador no ha sido lo suficientemente efectivo es necesaria una intervención quirúrgica. Se presentan varias opciones de cirugía:

  • Osteotomía, se extrae un pedazo de hueso para compensar la desalineación.
  • Epifisiodeis, con este método se intenta desarrollar el cartílago de un lado hacia el otro para evitar la desalineación del eje frontal.
  • Prótesis de rodilla, es la última opción. Consiste en un reemplazo articular de la rodilla. Se realiza cuando no hay otra opción terapéutica.


6.- Recomendaciones para el varo de rodilla

Vamos a enumerar una serie de recomendaciones para evitar que aparezca o disminuir los síntomas del varo de rodilla.

  • Diagnostico precoz, como mencionábamos a partir de los 9 años aproximadamente si existe esta alteración se considera patológica.
  • Uso de un calzado adecuado.
  • Hábitos de higiene postural.
  • Evitar sobrepeso sobre todo en edades infantiles.
  • Ejercicio terapéutico.
  • En caso de sospecha o aparición de síntomas visitar a un especialista.

7.- Pronóstico de varo de rodilla

Suele ser muy favorable si se aplica en edades tempranas ya que es posible corregirlo de una manera mas fácil. En edades adultas no puede corregirse por completo, pero si aliviar todos los síntomas y evitar que el desgaste articular empeore con el paso del tiempo

Bibliografía

  1. Clemente-Ibáñez F, Díaz-Brull F, Mur de Frenne L, Ubide-Martinez MA, Valdearcos-Enguídanos S, BallesterGiménez JJ et al. Guía para el tratamiento de pacientes con Artrosis de rodilla en Atención Primaria del Sector Teruel y la derivación a la Unidad de Rodilla del Hospital Obispo Polanco. 2011; 1-28.
  2. Ledia H. Góngora García, Dra. Cruz M. Rosales García, 1 Dra. Isabel González Fuentes y Dra. Nayra Pujals Victoria. Articulación de la rodilla y su mecánica articular.Medisan 2003
  3. Peña, Estefanía; Calvo, Begoña; Doblaré, Manuel. “Biomecánica de la articulación de la rodilla tras lesiones ligamentosas”. Revista internacional de métodos numéricos para cálculo y diseño en ingeniería, Vol. 22. 2006.
Etiquetas: , , ,

Posts relacionados

Menú