FisioterapiaLesiones miembro inferiorMasajesNoticiasNutrición y dietéticaOsteopatíaPilatesPodologíaTécnicas especialesVida sana y consejos
56,692

Calambres en los pies: causas, síntomas y tratamiento

¿Qué es un calambre?

Los calambres son espasmos musculares que pueden resultar dolorosos. Consisten en una contracción involuntaria de uno o más músculos de la cual no tenemos control y no podemos frenarla.

La duración de estas contracciones involuntarias puede durar varios segundos o pocos minutos, no tiene ningún efecto negativo a largo plazo salvo la molestia que ocasiona. Puede repetirse varias veces antes de desaparecer.

Las zonas donde es más frecuente la aparición de calambres musculares suelen ser en las extremidades, normalmente y con más frecuencia en piernas y pies.

Se presentan con dolor e impotencia funcional. Normalmente aparecen como consecuencia de un trabajo explosivo o una demanda excesiva de la musculatura.

Suele aparecer en ancianos, mujeres embarazadas, personas que sufren de alguna patología que afecta a las motoneruonas y en deportistas.

Si se producen de forma continuada puede ser indicativo de que existe alguna patología relacionada con el sistema nervioso o circulatorio.

Se suelen producir en periodos prolongados de ejercicio físico, se ve incrementado si se realiza en un ambiente caluroso.

Diferencia entre calambre y sobrecarga muscular

La principal diferencia entre un calambre y una sobrecarga muscular es la forma en la que aparecen. El calambre aparece de forma brusca, casi instantánea mientras que la sobrecarga aparece de manera progresiva. Las dos pueden aparecer por un sobreesfuerzo en ámbito deportivo o laboral.

Los síntomas de la sobrecarga son rigidez muscular, dolor y poca flexibilidad.

Tipos de calambres:

Existen varios tipos de calambres según su forma y su causa algunos de los más frecuentes son:

  • Calambre común – Es la forma más frecuente, ocurre sin ninguna patología previa y aparece cuando estamos en reposo. Aparecen normalmente en reposo y por la noche. Es muy común que ocurra en el gemelo o en los músculos de la planta del pie.
  • Calambres por afectación de la motoneruonas – Se dan en patologías nerviosas que afectan a las motoneuronas como por ejemplo la esclerosis lateral amiotrófica o polineuropatía que curse daño en la motoneurona. También poliomielitis o patologías que conlleven una compresión de la raíz nerviosa.
  • Calambres por hemodiálisis – Ocurren tras una diálisis normalmente en miembros inferiores.
  • Calambres por calor – Ocurren en personas que realizan una alta demanda muscular en una temperatura ambiental alta. Se ven afectados los músculos más demandamos en la practica deportiva o laboral. Normalmente ocurre en carreras, maratones o triatlones en épocas o zonas calurosas. En estos casos los calambres pueden durar más tiempo que el calambre común.
  • Calambres de origen electrolítico – Este tipo de calambres se producen por un déficit de algunos minerales como por ejemplo el calcio o el magnesio.
  • Calambres por medicamentos – El uso de medicamentos, consumo de drogas o ingesta del alcohol pude producir calambres musculares.

Causas que producen calambres

La causa concreta de los calambres según los últimos estudios se debe a una hiperactividad de la placa motora provocada por una alta demanda de los potenciales de acción de las fibras musculares. También se piensa en la deshidratación o falta de irrigación sanguínea.

La mayoría de calambres son inofensivos.

Principalmente se producen tras realizar una actividad física exigente, ya sea deportiva o laboral.

Suelen aparecer principalmente en la noche.

Otros factores podrían ser:

  • Fatiga muscular.
  • Sobreesfuerzo en la practica deportiva.
  • Deshidratación acompañada de una perdida de minerales como el potasio o el calcio.
  • Déficit de magnesio o calcio.
  • Consumo de medicamentos.
  • Enfermedades vasculares.
  • Cirrosis hepática.
  • Enfermedades endocrinas.

Existen otras causas mucho menos frecuentes de origen genético.

Las zonas donde es más frecuente que aparezcan los calambres en los brazos y en miembros inferiores especialmente en el pie.

Calambres en los pies

En miembros inferiores y en especial en los pies es donde con más frecuencia aparecen calambres musculares. Las causas más comunes son las anteriormente citadas, pero existen otras que pueden hacer que aparezcan en los pies con mayor frecuencia. A continuación, vamos a explicar con más detalle el origen de los calambres en los pies:

  • Deshidratación – Es muy común en deportistas, debido a una perdida excesiva de liquido durante la practica deportiva. La deshidratación también puede aparecer por el uso de diuréticos o por sufrir diarreas frecuentes.

La deshidratación suele venir acompañada de una bajada en los niveles de minerales como el calcio, potasio y magnesio que son fundamentales para un correcto funcionamiento del músculo.

Esa deficiencia causa los espasmos o contracciones musculares que conocemos como calambres. Después de entrenar, si has realizado mucho esfuerzo o has demasiado tiempo los calambres en los músculos de los pies nos están avisando de que deberíamos parar ya que no aguantan el ritmo.

  • Calzado estrecho – Si nuestros pies están sometidos a una presión inducida por el calzado, la musculatura del pie y también los vasos sanguíneos y nervios se ven comprometidos. Esto puede ser el causante de los calambres en los pies. En casos más severos puede derivar en un neuroma de Morton.

El neuroma de Morton tiene como uno de los principales síntomas la aparición de calambres en los pies sobre todo entre el tercer y cuarto dedo. Aquí dejamos un link para saber más sobre el Neuroma de Morton.

  • Embarazo – Durante el embarazo una de los efectos que tiene en el cuerpo es la de aparición de hinchazón en piernas y pies. Debido a cambios hormonales y el aumento de peso el retorno venoso en miembros inferiores se vuelve más lento ayudando a la aparición de calambres.
  • Factores biomecánicos de la marcha – Una mala pisada puede afectar a ciertos músculos del pie provocando calambres. Por lo tanto, es interesante realizar un estudio de la pisada como prevención de patologías, ya que una mala pisada a parte de que puede producir calambres puede afectar a la biomecánica del miembro inferior llegando a producir lesiones en otras articulaciones como cadera y rodilla.
  • Patologías o trastornos diversos – Por ejemplo, el trastorno de piernas inquieta, ya sea por nervios o angustia hay personas que necesitan mover las piernas constantemente. También personas con diabetes, hipotiroidismo, insuficiencia renal o anemia tienen más riesgo de sufrir calambres en los pies.
  • Envejecimiento – A partir de los 50 años debido a que los huesos pierden calcio y los músculos pierden elasticidad aumenta la aparición de calambres en los pies. Además, la función nerviosa y vascular ya no funciona como cuando se es joven al no trabajar plenamente favorecen la aparición de calambres.

Factores de riesgo

Existen numerosos factores que incrementan la aparición de calambres en los pies entre ellos los más comunes son:

  • Edad avanzada.
  • Alto índice de masa corporal.
  • Poco estiramiento muscular o hábitos irregulares de estiramiento.
  • Historial familiar.
  • Alta intensidad en el deporte.
  • Larga duración de la actividad deportiva.
  • Correr cuesta arriba.
  • Deshidratación y falta de minerales durante la práctica deportiva.

Tratamiento

Cuando aparece un calambre muscular o espasmo se debería suspender la practica deportiva que se este realizando. Casi inmediatamente realizar estiramientos y masajear la zona afectada. Hidratarse ya que suele ser una de las principales causas y tomar alguna bebida que contenga minerales por si el origen de nuestro calambre es por deshidratación y falta de electrolitos que suele ser lo más habitual.

Inmediatamente podemos aplicar un poco de calor con packs de calor o bolsas químicas ya que el calor ayuda a relajar el músculo.

Una vez pasado el espasmo inicial y el dolor vaya disminuyendo podemos aplicar frio con diferentes métodos como, por ejemplo:

  • Bolsa de hielo.
  • Aerosoles refrigerantes.
  • Compresas frías.

Debemos seguir hidratándonos pero es conveniente no consumir cafeína.

A continuación, os dejamos un video en el que explicamos brevemente que son los calambres, como tratarlos y también como prevenirlos:

Consejos

Los calambres en los pies suceden cuando estamos realizando alguna actividad física lo más recomendable seria parar por completo estirar y masajear la zona, así como hidratarse.

Si los calambres nos ocurren de manera muy repetitiva deberíamos pensar que una de las causas puede ser la dieta, por lo tanto, deberíamos consultar esto también con un nutricionista. Ya que puede ocurrir debido a unos bajos niveles de calcio o magnesio.

Si el calambre sucede mientras dormimos deberemos intentar estirar el músculo de manera intensa y prolongada hasta que notemos alivio y, como en los casos anteriores, hidratarlos.

Otros consejos para evitar que nos ocurran los calambres en la medida de lo posible son:

  • Calzado correcto – Usar un calzado cómodo, sobre todo fijándonos en la anchura para evitar esas compresiones que pueden afectar a la musculatura, vascularización e incluso nervios.
  • Realizar actividad física – Pero sin hacer grandes esfuerzos. Debemos practicar deporte, pero sin llegar a límites que puedan producir todo lo anteriormente citado en este artículo.
  • Hidratarse correctamente – Siempre que se realice una actividad física debemos hidratarnos y mantener los niveles de sales minerales correctos.
  • Dieta saludable – Debemos evitar los alimentos procesados y aumentar los alimentos ricos en potasio y calcio, debemos aumentar la ingesta de frutas y verduras especialmente si somos personas activas y realizamos actividades deportivas.
  • Ejercitar la musculatura del pie – Estirar y masajear la musculatura del pie, así como realizar ejercicios para evitar los calambres en los pies.
  • Aplicar calor en el pie – Puede ayudarnos a relajar el músculo en las primeras fases del calambre.
  • Descanso – Es importante descansar entre actividades deportivas para evitar que la musculatura del pie se colapse y se produzcan los calambres, ya que una de las principales causas de aparición de calambres en los pies es la fatiga.

Bibliografía

  1. Noboa S, M., Ruano Nieto, C., Montenegro G, R., & Rosero F, G. (1998). Calambres musculares nocturnos. APMOF, 28-30.
  2. DEL BRUTTO, Oscar H. Calambres musculares relacionados con uso de donepezilo. Revista Ecuatoriana de Neurología, 2021, vol. 30, no 2, p. 83-83.
  3. del Burgo Fernándeza, José Luis. “Calambres musculares en los miembros inferiores.”
  4. Anormales, Jefe Sección Movimientos. “Abordaje clínico del deportista con calambres musculares.” Rev Asoc Argent Ortop Traumatol70 (2005): 367-372.
  5. Durán, María Ángeles Cardero. “Lesiones musculares en el mundo del deporte..” E-balonmano. com: Revista de Ciencias del Deporte1 (2008): 13-19.
  6. LÓPEZ, Esther Azón; RAMOS, Eduardo Mir; MARTÍN, Yolanda Latorre. Calambres musculares benignos durante el embarazo. Medicina naturista, 2012, vol. 6, no 2, p. 33-36.
  7. FERNÁNDEZ, Burgo, et al. Calambres musculares en los miembros inferiores (Observación preliminar: efecto beneficioso de la Trimetazidina). Revista Clínica de Medicina de Familia, 2008, vol. 2, no 5, p. 250-253.
Etiquetas: alto rendimiento, calambre, deporte, dolor, ejercicio terapéutico, entrenador personal, estiramientos, estudio de la pisada, medicación, prevencion, tercera edad

Posts relacionados