FisioterapiaNoticiasPodología
2,711

Neuroma de Morton: ¿Qué es? ¿Cómo podemos prevenirlo?

Sobre el neuroma de Morton. Tanto nuestras manos como nuestros pies son estructuras sumamente complejas formadas por una gran cantidad de huesos, músculos y tendones, nervios, ligamentos… Entre ellos destacan los metacarpianos en las manos y los metatarsianos en el caso de los pies. Entre estos huesos discurren una serie de nervios. Cuando alguno de estos es sometido a una presión continuada se genera una fibrosis o inflamación y como consecuencia aumenta la presión en la zona interósea.

También conocido como neuroma plantar, neuroma intermetatarsal o metatarsalgia de Morton, consiste en un tumor benigno de un nervio del pie, exactamente del nervio digital, que conduce a los dedos de los pies. Se produce un espesamiento del tejido fino que rodea al nervio, por una compresión del mismo entre las cabezas de los metatarsianos y las estructuras de tejido blando que se sitúan en la zona.

Como consecuencia del engrosamiento del nervio, nos encontraremos con un estrechamiento del espacio interóseo. En la mayoría de los casos (un 75%) se localiza entre el 3º y 4º metatarsiano. Sin embargo existen variantes anatómicas en las que un 17% lo presentan entre el 2º y 3º metatarsiano.

Es una patología que afecta en su gran mayoría al sexo femenino, especialmente entre los 25 y los 50 años.

¿Por qué puede aparecer el neuroma de Morton?

La base de nuestro problema reside en un aumento de la compresión lateral que recibe nuestro antepié, por lo tanto todos los factores que generen esa situación pueden ser los causantes de los microtraumatismos que derivan en el engrosamiento del nervio.

El calzado es el factor que más interviene en la aparición del neuroma de Morton.

El uso de calzado estrecho o tacón aumenta la presión en el pie pudiendo agravar la situación. A esto se debe que sea una patología prácticamente en su totalidad femenina.

También puede ser un problema asociado a determinadas actividades o profesiones, como bailarines, camareros o uso de calzado de seguridad.

Otras causas independientes al calzado pueden ser:

  • Anatomía del pie: pies estrechos, altos o muy arqueados, así como piernas asimétricas.
  • Alteraciones biomecánicas del pie: como pies planos, cavos, insuficiencias del primer radio, HAV (juanetes), artritis.
  • Fatigas musculares y sobrecargas.
  • Alteraciones en la estructura nerviosa.
  • Traumatismos o heridas en la zona.

Síntomas

  • Aparición brusca de un dolor fuerte, quemazón o una descarga eléctrica en la zona donde se encuentra la lesión, o sea en el espacio intermetatarsiano. La intensidad del dolor suele llegar a impedir la marcha, siendo necesario parar, sentarse y descalzarse, para aplicar un masaje en la zona que provoca un alivio de los síntomas.
  • Frecuentemente se acompaña de sensación de frio o calor en la zona metatarsal.
  • Calambres o dolores agudos de manera punzante
  • Sensación de opresión a nivel del pie de manera global.
  • En algunas ocasiones puede presentar pérdida de sensibilidad.
  • Hay casos en los que pueden aparecer dolores nocturnos, una vez que estamos en la cama descansando.
  • Suele acompañarse de edema en la zona de la lesión.

Diagnóstico

El diagnóstico de esta lesión será clínico mediante la exploración por parte del profesional, en este caso podólogo o traumatólogo, y podrá ir acompañado en la mayoría de los casos de resonancia magnética, ecografía, estudio de la conducción electromiográfica y tomografía computerizada. La radiografía no nos aporta ningún dato para el diagnóstico del neuroma de Morton.

Hay varias lesiones y patologías con las que se puede confundir el neuroma de Morton, por lo que es muy importante acudir a un especialista que nos guíe en el diagnóstico diferencial. Tales lesiones pueden ir desde fracturas por estrés, síndromes de predislocación, lesiones de la placa plantar, o Freiberg.

¿Cómo podemos prevenirlo?

Probablemente nadie se plantee realizar hábitos diarios para prevenir una lesión de este tipo. Sin embargo, con pequeños cambios podríamos prevenirlo.

  • Uso de un calzado adecuado (zapato ancho y que no tenga punta estrecha).
  • Realizar un estudio biomecanico nos ayudará a saber el tipo de pisada que tenemos. Además, si lo requiere, unas plantillas nos pueden ayudar a ejercer menos presión sobre los metatarsianos.
  • Reducir el impacto sobre los metatarsos. Por ejemplo, si corremos diariamente podríamos alternarlo con elíptica reduciendo así el impacto generado. Evitando así aumentar la inflamación.

Tratamiento conservador

Si por otra parte ya tenemos los síntomas y nos han diagnosticado el neuroma de Morton tendremos que ponerle un tratamiento. Esta patología por norma general responde muy bien a los tratamientos conservadores, no llegando a ser necesaria la cirugía en la mayor parte de los casos.

Lo primero de todo que tendremos que hacer es eliminar el factor causante de la lesión si lo hubiera (calzado o actividades inadecuadas).

También tendremos que combinar un tratamiento encaminado al control del dolor y los síntomas como puede ser la aplicación de antiinflamatorios o las infiltraciones, con un tratamiento ortopodológico que nos colocará el pie en una posición adecuada durante la marcha y evitará que nuestro pie adopte posiciones perjudiciales durante el ciclo de la pisada. Esto se conseguirá con el uso de plantillas a medida.

Tratamiento quirúrgico

En los casos más crónicos que no responden al tratamiento, se aconseja el tratamiento quirúrgico. Existen varias técnicas para el neuroma de Morton. Entre ellas destaca la resección de la anastomosis del nervio lesionado.

Bibliografía

  1. Ruiz Santiago F, Prados Olleta N, Tomás Muñoz P, Guzmán Álvarez L, Martínez Martínez A. Short term comparison between blind and ultrasound guided injection in morton neuroma. Eur Radiol. 2019 Feb;29(2):620-627.
  2. Di Caprio F, Meringolo R, Shehab Eddine M, Ponziani L. Morton’s interdigital neuroma of the foot: A literature review. Foot Ankle Surg. 2018 Apr;24(2):92-98.
Etiquetas: neuroma, Neuroma de Morton, PIE, podologia

Posts relacionados