EmbarazoNoticias
4,131

Crianza Biológica: Postura para ayudar en el enganche

¿Cómo pongo a mi hijo al pecho?

Desde los años 70 se produjo un despliegue de medios para “instruir a las madres” sobre como poner el bebé al pecho en su crianza.

Y hasta hace poco se seguía indicando a las madres que les dieran el pecho a sus hijos sentadas, erguidas, ofreciendo el pecho hacia el bebé situado de forma transversa.

Pero hace ya una década que la matrona Suzanne Colson acuñó el término de “crianza biológica” y devolvió a la lactancia la importancia de lo innato, de lo natural, de lo instintivo.

Postura de crianza biológica

 

¿Qué es la postura de crianza biológica?

Es una postura en la cual la madre se encuentra semitumbada (con el cabecero levantado unos 45 grados), preferiblemente con el torso desnudo.

El bebé, preferiblemente desnudo también, se colocaría boca abajo sobre la madre, longitudinalmente, transverso u oblicuo al abdomen materno.

La madre debe cogerlo por las nalgas formando con sus brazos un nido que de seguridad al lactante pero que al mismo tiempo le permita mover las piernas, los brazos y la cabeza.

¿Qué pretende esta postura?

Que sea el lactante el que busca el pecho y el que adapta los movimientos del cuerpo y de la boca para realizar un buen enganche.

Se ha demostrado que un enganche espontáneo y aprendido por el propio lactante es más eficaz, menos doloroso y garantiza una lactancia más duradera.

Esta postura estimula los reflejos neonatales primitivos que tienen los bebés para lactar y asegurar su supervivencia.

¿Por qué es la postura más recomendada en la actualidad?

Porque mejora el enganche, reduce las grietas y las molestias del pezón y favorece el piel con piel con todos los beneficios que ello conlleva (mejor oxigenación, disminución de estrés, disminución de hipotermia (bajada de temperatura) y de hipoglucemia (bajada de glucosa), disminución de cólicos del lactante..)

¿No puedo poner a mi bebé de otra postura?

Claro que sí.

Cada duo madre-lactante debe encontrar su postura más cómoda y es bueno también rotar entre diferentes posturas; pero si aparecen problemas de enganche o grietas no dejes de probar esta postura.

Si prefieres darle el pecho sentada en lugar de tumbada, prueba la postura de crianza biológica en un sillón que puedas echar el respaldo hacia atrás unos 45 grados para que el bebe caiga sobre ti y no al revés.

¿Tiene beneficios para la madre?

Pues también. La postura clásica sentada y ofreciendo el pecho al bebé suele dar problemas musculares en el cuello.

Con la postura de crianza biológica el cuello está relajado y descansando sobre la cama o sofá. Es importante estar relajada para que la hormona que eyecta la leche funcione correctamente.

Además esta postura desencadena conductas maternas innatas para amamantar, sólo tienes que confiar en ti misma y dejar que la naturaleza actúe.

¿Es una postura sólo para recién nacidos?

No.

En la preparación al parto la recomendamos para el primer enganche. Pero si tu bebé tiene unos meses y aparecen problemas de enganche, de grietas o simplemente quieres probar hazlo. Notarás mejoría.

Es importante que el ambiente sea relajado y dar tiempo a que se produzca un enganche espontáneo. A veces puede tardar una hora.

Relájate y disfruta del momento con tu hijo.

Posts relacionados