Fisioterapia infantil
11,428

Ejercicios para estimular el gateo de tu bebé

El gateo, como ya os contamos anteriormente, es un hito del desarrollo psicomotor del bebé. Aunque no es fundamental, es importante que se adquiera. El gateo aporta muchos beneficios para posteriormente adquirir una marcha más estable y segura. Dándole una mayor conciencia de su cuerpo y del mundo tridimensional que le rodea (diferentes texturas, superficies, cambios de nivel, profundidad, etc.), entre otras muchas cosas. En este artículo aprenderás ejercicios para estimular el gateo.

Generalmente, los bebés empiezan a desplazarse de esta forma entre los 8 y los 11 meses. Pero si ves que tu peque no se termina de animar, a continuación te proponemos unos ejercicios para que, mientras juegas con él, le estés ayudando a conseguir esta fase del desarrollo. Un paso importante antes de conseguir el gateo, siendo esta vez fundamental, es que el peque tenga una sedestación estable.

Si ves que aún no se sienta solo de forma segura, aún no es el momento de empezar con estos ejercicios. Ten paciencia, cada niño tiene un ritmo distinto de desarrollo.

Ejercicios para estimular el gateo 2

Ejercicios para estimular el gateo

1. El rodillo

Siéntate en el suelo con las piernas abiertas y tumba al peque boca abajo con el tronco encima de tu muslo. Rueda tu pierna de un lado a otro para hacer que él busque apoyo en sus manos (cuando lo llevas hacia delante) y en sus rodillas (cuando lo llevas hacia atrás).

2. El obstáculo

Siéntate en el suelo igual que en el ejercicio anterior pero esta vez colócale sentado entre tus piernas y ponle juguetes al otro lado de tu pierna para que tenga que pasar por encima de ella para cogerlo.

3. Mesa de actividades

Colócale juguetes sobre una mesa bajita o un taburete a la altura para que pueda jugar de rodillas. De esta manera irá sintiendo el cambio de peso de una rodilla a otra.

4. Objeto a lo lejos

Colócale sentado con juguetes que le llamen la atención a cierta distancia y anímalo a que vaya a cogerlo. Debes tener paciencia, es un juego lento. Acércaselo de vez en cuando para que vea que no es algo imposible y no pierda el interés por el juguete.

5. Pilla pilla

Colócale boca abajo y ponte tú delante de él a cuatro patas. Anímalo a que te atrape moviéndote tú hacia delante y hacia atrás. Los bebés aprenden por imitación así que puede ser de gran ayuda si te ve a ti hacerlo.

Ejercicios para estimular el gateo Debe ser un momento divertido para los dos. Si el bebé no tiene ganas, tiene sueño, o no está cómodo en ese momento, es mejor dejarlo para otra ocasión. Otra cosa a tener en cuenta es que no se puede forzar ninguna posición.

El gateo debe salir de forma natural y espontánea. Por lo que si ves que aún no está preparado, sigue jugando con él sin más en el suelo hasta que le veas preparado.

Es importante ajustarnos a su desarrollo evolutivo, y no querer ir más rápido de lo que él se sienta preparado.

Etiquetas: desarrollo motor, estimulación temprana, Gatear, retraso psicomotor

Posts relacionados