Ejercicios y estiramientosFisioterapiaFisioterapia infantilLesiones de espaldaLesiones miembro inferiorNoticias
338

¿Qué pasa si tengo una pierna más corta que la otra? Hablamos de la dismetría ósea

Tener una pierna más larga que otra es sinónimo de dismetría ósea, definida como la diferencia de longitud entre las extremidades inferiores o superiores, es decir entre los dos brazos o las dos piernas. Es más común en miembros inferiores, teniendo de referencia de que ambas caderas están a la misma altura, y sabiendo que la dismetría puede estar en el muslo, en la pierna, en el pie o en todos los anteriores, también puede causar más problemas que en miembros superiores, ya que una dismetría en los brazos no vamos a notar mucha diferencia y en cambio en las piernas podemos modificar aspectos como la pisada. Suele afectar entre el 40-70% de la población siendo un motivo de consulto en ortopedia infantil. Las causas de las dismetrías pueden ser por exceso (hipermetría) o por defecto (hipometria). Alrededor de 75% de la población tiene una dismetría por debajo de un centímetro.

En los huesos largos, los cartílagos de crecimiento (fisis) son los responsables del crecimiento longitudinal, cada fisis tiene un potencial diferente de crecimiento , por ejemplo la fisis proximal del fémur interviene en el 25-30% de crecimiento del mismo y la fisis distal interviene en el 70-75%, pero en cambio en la tibial la fisis proximal interviene en un 60% mientras que la fisis distal interviene en un 40%, por lo que en el miembro inferior la mayoría del crecimiento óseo se va a producir cerca de la rodilla, por lo que una fractura ósea cerca de esa zona puede provocar una alteración del crecimiento longitudinal óseo.

 ¿Por qué puede sufrir una dismetría ósea en miembros inferiores?

Entre las causas más conocidas podemos destacar:

  • Malformaciones congénitas.
  • Infecciones:
    • Secuelas de artritis séptica: la artritis séptica es la inflamación de una cavidad articular de origen infeccioso, más del 90% son monoarticulares, siendo las articulaciones de miembro inferior las más afectadas.
    • Osteomielitis: es la inflamación del hueso de origen infeccioso, suele ser unifocal, afectando solamente a las metáfisis de huesos largos, alrededor de un 30% afecta el fémur, sobre un 22% la tibia y sobre el 12% al húmero.
  • Neurológicas
    • Parálisis cerebral infantil: es un grupo de trastornos que afectan la capacidad de una persona para moverse y mantener el equilibrio y la postura, es la discapacidad motora más frecuente en la niñez.
    • Mielomeningocele: es un tipo de espina bífida, esto ocurre cuando la columna vertebral de un bebé no se forma con normalidad durante el embarazo, el bebé nace con un hueco en los huesos de la columna vertebral.
  • Traumatismos: como pueden ser las secuelas de una fractura en el cartílago de crecimiento.
  • Enfermedad de Perthes: es una enfermedad de la cadera del niño donde se produce una debilidad progresiva en la cabeza del fémur y que puede provocar una deformidad permanente de la misma.

¿Cómo saber si verdaderamente tengo una pierna más corta que la otra?

En muchas ocasiones nos diagnostican que tenemos un pierna más corta que la otra mediante un examen físico, pero la causa de eso puede deberse a muchos factores, como podrían ser alguna alteración en la alineación de las piernas o incluso inclinaciones en la zona de la espalda, otra causa común podría ser la escoliosis o alguna alteración muscular en la zona lumbar que me esté provocando esa adaptación a nivel del miembro inferior, también las alteraciones en la articulación sacroilíaca o en la pelvis pueden desencadenar una falta pierna corta.

La mayoría de esos casos se podría solucionar con técnicas de fisioterapia, y en principio quitando el problema de raíz deberíamos de volver a tener ambas piernas a la misma altura, todos estos casos mencionados anteriormente seria falsa pierna corta, ya que si fuera realmente una pierna más corta que la otra con fisioterapia no se podría solucionar, y para ello es importante haberse realizado una prueba diagnóstica por imagen para conocer si realmente existe una pierna más corta que la otra o no.

De esta forma no vamos a saber si todas las patologías mencionadas anteriormente van a ser la consecuencia de tener una pierna más corta que la otra, o la pierna más corta va a ser consecuencia de las patologías de espalda.

Consecuencias de una dismetría ósea en miembros inferiores

Vamos a nombrar los problemas o patologías más significativas

  • Sobrecarga de la musculatura lumbar y paravertebrales que pueden provocar una escoliosis lumbar funcional, al ser funcional esto significa que cuando volvamos a tener la musculatura en estado normal esa escoliosis desaparecerá.
  • Aparición de puntos gatillos que pueden ir acompañados de dolor irradiado hacia la cadera, sacro, glúteo o recorrido de la pierna.
  • Aparición de artritis prematura en una cadera, ya que al tener una pierna más larga que otra estaremos cargando más esa pierna que la otra y favorecerá un desgaste prematuro.
  • También puede aparecer una escoliosis en otra región que no sea lumbar, como compensación del desequilibrio muscular.
  • Alteración de la marcha, esto va a ser importante corregirlo porque esta alteración puede desencadenar más problemas y dolores en otras zonas. Lo mas habitual es que el paciente presente una marcha inestable e irregular.
  • Alteración en la pelvis, que como consecuencia puede provocar una alteración del sacro.

Como hemos mencionado anteriormente si la dismetría no supera el centímetro de diferencia no pasa prácticamente nada, pero si supera esa medida puede dar muchos problemas, una dismetría entre uno y tres centímetros puede provocar alteraciones en la columna, en el equilibrio, causar dolor lumbar o provocar cojera. Cuando hablamos de una dismetría mayor de 3 centímetros también tendremos riesgo de sufrir artrosis en articulaciones como la rodilla y la cadera, además también habrá riesgo de sufrir una escoliosis. Y cuando la dismetría llega a los 5 centímetros suele provocar problemas mucho más severos, y teniendo que pasar por cirugía.

¿Cómo se diagnostica?

Hay que estar alerta por la progresión de la dismetría, especialmente en niños, ya que en ese momento puede compensarse o empeorar, normalmente suele acentuarse en la pubertad.

Podemos observar signos o síntomas que nos hagan sospechar de tener una pierna más corta que otra, como puede ser una alteración de la marcha, asimetrías, diferencias de altura de las caderas, un glúteo más bajo que otro, molestias al caminar, etc.

Se podría realizar una exploración física, pero tenemos que tener en cuenta que no va a ser fiable al 100%, y en esta exploración habrá también tejido blando implicado que nos pueda confundir en el diagnostico, por ello la prueba más fiable para esto sería la telemetría.

La telemetría es una radiografía que se realiza con el paciente de pie y abarca desde los tobillos hasta las caderas, sirve para medir posibles acortamientos de las extremidades inferiores, aunque también puede medir posibles desviaciones de rodilla, como podría ser varo o valgo. Con esta prueba podremos ver si verdaderamente hay algún desequilibrio y así poder evitar otras patologías futuras como podrían ser la artrosis.

Tratamiento de las dismetrías óseas 

Para decidir que tratamiento vamos a utilizar en cada caso, tenemos que tener en cuenta varios factores como serán edad del sujeto, medida de la dismetría y si es verdadera o falta pierna corta.

  • Alza o plantilla: el objetivo será corregir esa dismetría para que el paciente este con las dos piernas a la misma altura y así poder evitar otros tipos de patología, `+ara ello el paciente debe de tener claro que es una verdadera pierna corta y que medida tiene. Este tratamiento estará prescrito habitualmente por el médico y realizado por un podólogo, la plantilla se colocará en el interior del calzado.
  • Calza: en algunos casos que no podamos meter la plantilla dentro de nuestro calzado contamos con la opción de poner un alza en la suela del zapato para dar esa altura deseada.
  • Cirugía: esto solo se realizarán en casos muy extremos, donde ya no haya otra solución posible

El tratamiento siempre va a depender de los centímetros de la dismetría, ya que una dismetría de pocos centímetros se va a poder compensar con un alza para evitar los problemas mencionados anteriormente.

Por todo esto que hemos mencionado insistimos que es muy importante saber que realmente tenemos una dismetría ósea y no una falsa pierna corta

En cambio, si no tenemos esa dismetría ósea y nuestro problema es una pierna mas corta que otra por otra patología, entonces el tratamiento irá mas enfocado a la fisioterapia, donde podemos corregir esa falsa pierna corta y hacer que vuelvan las dos a la misma altura.

Tratamiento de fisioterapia

Como en cualquier dolor muscular, articular, tendinoso, etc. La fisioterapia nos puede ayudar a reducir e ir eliminando el dolor y consiguiendo más movilidad. El tratamiento se basará en controlar en una primera fase el dolor, para ello contamos con:

  • Diatermia: es una técnica no invasiva que transmite una corriente de alta intensidad a la zona corporal que queramos tratar, provocando un aumento de temperatura del tejido, ya sea musculo, tendón o ligamento. En este caso la usaríamos en la zona más dolorosa del paciente y también en la zona articular afectada.
  • Electroterapia: como puede ser onda corta o TENS, los TENS tienen como objetivo disminuir el dolor.
  • Cinesiterapia: son técnicas de fisioterapia con el objetivo de ganar rango articular y disminuir el dolor. Usaríamos técnicas articulares de columna lumbar, sacro, cadera, etc.
  • Masoterapia: son técnicas de masaje sobre la musculatura con el objetivo de disminuir el dolor, dependiendo de donde está localizado el dolor del paciente incidiremos en esa zona, sin descuidar las zonas cercanas ya que también se pueden ver afectadas por compensaciones del dolor.

  • Estiramientos: haciéndolos de forma pasiva vamos a conseguir relajar la musculatura y aumentar el rango articular. Siempre hay que tener en cuenta la tolerancia del paciente en estos ejercicios, y hacerlos siempre de forma controlada y sin dolor. Cuando el paciente haya disminuido su dolor entonces se lo explicaremos para que pueda hacerlos de forma activa en casa.

Prevención y recomendaciones de las dismetrías óseas

Como ya hemos comentado lo importante va a ser si verdaderamente estamos hablando de una dismetría ósea, para ello debemos de acudir al médico para que nos derive al especialista, que será el traumatólogo, y este pueda verificar si realmente tengo este problema.

Hemos mencionado que muchos casos aparecen en la etapa del crecimiento, por lo que será muy importante llevarlo al especialista cuando detectemos que el paciente no realiza una marcha adecuada y parezca que tenga una pierna mas larga que la otra. Como la mayoría tendrán menos de un centímetro, solo tendremos que hacerles revisiones periódicas, de esta forma tendrá un control por si aumenta esa dismetría o para ver si se mantiene. Y en caso de que necesite algún tipo de tratamiento será el médico quien nos derive al podólogo o al ortopedista, y si no fuera una dismetría real sino una falsa pierna corta tendremos que acudir a nuestro fisioterapeuta, para que mediante una anamnesis puede valorar de donde viene nuestro problema.

Bibliografía

Bousquet, L. (1998). Las Cadenas musculares. del Monte.

Dismetría en cadera y piernas: causas, síntomas y tratamiento. Clínica Universidad de Navarra. (s/f). Cun.es. Recuperado el 26 de diciembre de 2022, de

Torruella, A. I., Marlet, M. T., & Ginebreda Martí, I. (s/f). CAPÍTULO 127 -DISMETRÍAS OSEAS. Secot.es.

Etiquetas: , , ,

Posts relacionados

Suscribirse al blog

Post más vistos