Ejercicios y estiramientosLesiones de espaldaNoticiasPilates
52,163

Hernia lumbar: ¿Puedo hacer ejercicio y/o deporte?

Una hernia discal, en este caso hernia lumbar, es una lesión muy extendida, sobre todo debido a nuestro estilo de vida actual en el que somos mayoritariamente sedentarios y adoptamos infinidad de malas posturas.

Diferencias de una espalda sana

¿Qué es una hernia discal?

Lo primero que debemos saber es qué es un disco vertebral. Entre una vértebra y otra tenemos unos discos cartilaginosos que están rellenos de una sustancia gelatinosa, la cual nos sirve principalmente como amortiguación. Este disco también permite que haya cierto movimiento entre las vértebras.

Una hernia discal, es la herniación o salida de este contenido gelatinoso fuera del disco vertebral, pudiendo comprimir otras estructuras en el proceso, como nervios o raíces nerviosas, siendo la más común la del nervio ciático.

¿Qué provoca una hernia lumbar?

Una hernia puede aparecer por un abanico muy amplio de posibilidades. Sin embargo, las más frecuentes son las siguientes:

  • Envejecimiento y degeneración de la articulación vertebral.
  • Movimientos bruscos o golpes que provocan microtraumatismos en la articulación verterbral.
  • Patrones de movimiento repetitivos de flexión y extensión del tronco, con o sin peso externo.
  • Mala ergonomía postural en el puesto de trabajo.
  • Falta de tono en la musculatura estabiliadora del raquis.

¿Puedo hacer ejercicio si tengo una hernia lumbar?

La respuesta es rotundamente si, de hecho, el ejercicio va a ser un aliado insustituible durante la rehabilitación de una hernia discal lumbar.

¿Qué pautas seguir para hacer ejercicio?

  1. Evitar impactos, sobre todo en los primeros meses de evolución.
  2. Evitar ejercicios de flexión e hiperextensión lumbar.
  3. Fortalecer la musculatura paravertebral y el CORE

¿Está recomendado el pilates si padezco una hernia discal lumbar?

El pilates, por el tipo de ejercicios que se realizan, es ideal para todas las patologías, debido a que ayuda a fortalecer toda la musculatura estabilizadora de la espalda, así como  la musculatura abdominal, por lo que nos ayudará a mejorar la sintomatología.

 

Pilates como rehabilitación para la hernia lumbar

Como aliviar el dolor de las hernias de disco lumbares con tracciones:

 

Vuelta al deporte con una hernia lumbar

Vamos a dividir la vuelta al deporte en cuatro fases:

  1. La primera fase debe ser dejar de sentir dolor. Si no, no podremos avanzar a las siguientes fases. En este punto, debemos seguir las indicaciones de nuestro fisioterapeuta.
  2. Una vez el dolor esté controlado, debemos empezar a realizar ejercicios. La columna debe encontrarse recta, reeducando el movimiento y estabilizando el núcleo. Algunos ejemplos de ejercicios son el Dead Bug, el Bird Dog o la bisagra de cadera.
  3. En la tercera fase, hay que empezar a hacer ejercicios que nos ayuden a controlar el movimiento y a estabilizar la columna lumbar, estabilizando la columna con ejercicios tipo “anti-rotación”. Aquí podremos hacer ejercicios tipo Plancha lateral o Press Pallof.
  4. En la última fase, debemos centrarnos en fortalecer todo el conjunto de musculatura estabilizadora de la columna vertebral y el CORE.

Para finalizar, queremos recalcar que el hecho de padecer una hernia lumbar no tiene por qué limitar nuestra capacidad para movernos y mantener una vida activa y plena.

Posts relacionados