FisioterapiaNoticias
1,319

Tiempo de recuperación

Todo el mundo quiere estar mejor ya, pero esto no es posible… Es importante saber que el cuerpo sigue unos tiempos y no podemos obligar al organismo a sanar más rápido de lo que la fisiología permite.

tiempo de recuperación
Dr. Caleb Burgess

Los diferentes tejidos tienen diferentes velocidades de curación dependiendo de su composición física y suministro de sangre, entre otras cosas.

El tiempo de recuperación

Cuando un paciente se lesiona, lo primero que desea saber es cuanto tiempo de recuperación deberá necesitar para poder volver a no tener dolor o tener una vida normal. Lo primero que debemos aclarar como fisioterapeutas es que “el tiempo de recuperación es propio de cada lesión y de cada individuo”. Así, dentro de una misma lesión, como puede ser una rotura fibrilar o muscular, no es lo mismo hacérsela de 2mm que de 6mm, y es diferente el tipo de persona que se la haga y como se la haga.

También podemos hablar de diferentes lesiones como fracturarse un hueso o una ruptura del ligamento cruzado anterior, los tiempos de recuperación varían mucho. En general las lesiones musculares tienen buena evolución, mientras que las lesiones de tendones son más largas y el paciente deberá trabajar más el músculo del tendón dañado durante bastante tiempo; en lesiones de este tipo, tendinosas, se suele aconsejar realizar ejercicios excéntricos durante 12 semanas, aunque el dolor remita a la semana 6.

 ¿Por qué hay personas que se recuperan antes que otras con idéntica lesión?

En este aspecto influyen mucho los factores genéticos (diabetes, edad, mala nutrición, descanso inadecuado) y del estado de forma físico en general; el tiempo de recuperación puede ser distinto de una persona a otra.

No podemos ir en contra de los plazos establecido porque en toda lesión, hay unos periodos mínimos que hay que cumplir.

  • Por ejemplo
    • Si un corredor se rompe el ligamento cruzado anterior de la rodilla, sabemos que después de la operación va a estar fuera de la competición, como mínimo durante 6 meses. Aunque puede ser que llegue a iniciar el entrenamiento antes de pasado todo este tiempo, pero no seria aconsejable competir antes porque no se ha hecho nunca y nadie quiere experimentar a ver qué sucede con la plastia.

Tiempos y dolor

Referente a los tiempos y el dolor, es importante respetar el dolor de tipo inflamatorio en sus primeras fases, y una vez ya ha pasado este período de crispación para el cuerpo, podemos empezar a ejercitarnos, a pesar de notar y sentir aún algo de dolor. El objetivo es que el músculo lesionado, el tendón o el tejido vuelvan a ser tolerantes al movimiento de forma progresiva.

Hay otros tipos de tiempo de recuperación que también debemos tener en cuenta, son los períodos de recuperación después de una competición. Las cuales pueden exigir mucho esfuerzo para nuestro organismo.

  • Por ejemplo
    • En el caso de una media maratón, los expertos  se aconsejan respetar el cuerpo durante la semana siguiente. Haciendo ejercicios de reposo activo como salir a andar, natación o hacer un poco de bicicleta. Pero cuando se refiere a un maratón, este plazo lo alargamos hasta un mes; aunque este tiempo de descanso activo puede variar en función de la persona y de la preparación previa. También hay que tener en cuenta la intensidad con la cual hayamos corrido.

La fisioterapia, la gran amiga de los pacientes ante las lesiones

Todo paciente que sufre una lesión se ve obligado a introducir una parada dentro de su vida. Ya sea contra de su voluntad pero su objetivo será volver cuanto antes a la normalidad. Y es aquí la importancia del fisioterapeuta, ya que es el que  va a intentar agilizar el proceso de recuperación; normalizando el tono muscular, relajando ese músculo que pide a gritos un descanso. La mejor manera de superar una lesión es evitándola, y aquí donde la prevención es la mejor arma para los pacientes.

La readaptación

A parte de respetar los tiempos adecuados para cada lesión y seguir haciendo ejercicio en la medida de la posible; hay que destacar otro concepto al que muchas veces no se le presta la significación adecuada y es la readaptación. Esto es, la vuelta a la práctica deportiva o la vuelta a rutina diaria de un trabajador. Y, en este aspecto hay una gran diferencia entre el deportista de élite, el popular y la gente trabajadora. Ya que el profesional tiene un entorno controlado que va a guiarle en la vuelta a la actividad; mientras que el popular anda un poco perdido. La vuelta a la actividad hay que hacerla de forma gradual, de lo contrario, se puede recaer en la lesión.

  • Por ejemplo
    • En el caso de un esguince de tobillo, en el que nos vendan el tobillo en las urgencias del hospital sin pasar por el fisioterapeuta. Es decir, inmovilización, antinflamatorios y vuelta a la normalidad sin control posterior; después de 2 semanas de reposo total, no podemos empezar a correr o a andar como si nada. Si alguien lleva 2 semanas sin mover ese pie, una vez recuperado; lo que no se debe hacer es hacer como si no hubiera pasado nada. Los tejido que se han fragilizado por la lesión, tienen que volverlo tolerante al estrés, de forma progresiva mediante la fisioterapia.

Recomendaciones
Pese a no poder acelerar este proceso, lo que sí podemos hacer es optimizarlo. ¿Cómo? Muy sencillo, sigue el proceso de rehabilitación adecuado. (Acude a tu fisioterapeuta), come de manera saludable, descansa lo suficiente, sé paciente y mantente positivo durante el proceso.

Bibliografía
Axe, M. J., & Shields, C. L. (2005). Potential Applications of Hyaluronans in Orthopaedics. Sports Medicine, 35(10), 853-864.

Etiquetas: Lesiones, recuperación

Posts relacionados