EmbarazoNoticiasOsteopatíaPilates
12,432

Coccigodinia o dolor de coxis

Empecemos por el inicio. ¿Qué es la coccigodinia? La coccigodinia también es conocida como dolor en la zona del coxis, recordamos que el coxis es la zona mas baja de la columna vertebral, la columna está compuesta por las vértebras cervicales, dorsales, lumbares, el sacro y el coxis. Podemos encontrarlo como coxis o cóccix, ambas terminaciones son correctas, aunque la segunda sea la original por terminología, la primera esta aprobada por su facilidad de pronunciación.

Este tipo de dolor es más común en mujeres que en hombres, esto se debe a que entre ambos géneros existen diferencias anatómicas con respecto al coxis, en las mujeres este hueso esta situado mas posterior y tiene una formas mas alargada en el los hombres

El coxis es un hueso formado por 3-5 vertebras fusionadas, aunque estén fusionadas se ha podido ver un pequeño movimiento entre dichos huesos, pero, aunque tenga movimiento no significa que nosotros seamos capaces de moverlo aisladamente. Por la parte superior el coxis esta conectado al sacro por la sínfisis sacrococcigea, y además esta articulación cuenta con los ligamentos sacrococcigeos para sujetar dicha articulación. Esta zona es de gran interés porque por ahí sale el plexo coccígeo que se encarga de la inervación de gran parte de las zonas intimas. Además de los músculos del periné insertados en el coxis, también podemos encontrar fibras de musculas mas grandes como el glúteo mayor.

¿Cómo es el dolor de la coccigodinia?

Normalmente suele doler en el vértice más inferior, suele ser doloroso a la presión, es muy típico que el paciente diga que le duele al sentarse o en la defecación. La sintomatología aumenta si la superficie en la que nos sentamos es más dura, también puede aumentar al pasar mucho tiempo sentado, y al levantarnos después de estar un tiempo prolongado sentado, y el dolor puede mejorar al quitar presión. También tenemos que tener en cuenta que existen varias patologías que pueden estar asociadas a esto, como puede ser la dispareunia, dismenorrea o el síndrome del piramidal.

En algunos casos también puede aparecer dolor lumbar, aunque no se sabe muy bien si aparece por dolor referido o por mantener posturas raras para intentar evitar el dolor del coxis. También podemos encontrarnos pacientes con hematomas en la zona e incluso sensación de hormigueo en la zona glútea.

Causas de la coccigodinia

  • La causa mas frecuente suele ser un traumatismo provocado en la mayoría de los casos por una caída, lo mas frecuente es una caída hacia atrás que caes con el culo.
  • También puede aparecer en actividades repetitivas como puede ser montar en bicicleta o montar a caballo, esto provocara unos microtraumatismos en la zona que también puede irritarla.
  • Personas con obesidad: en pacientes con obesidad tienen una mayor frecuencia de padecer esta lesión frente a personas de peso normal, para ser más exacto el triple.
  • Aparición de puntos gatillo, cuando tenemos puntos gatillo en la musculatura del glúteo, piramidal o elevador del ano, puede dar dolor referido hacia la zona del coxis.
  • En el parto, ya que el bebé pasa cerca de este hueso y puede provocar alguna lesión.
  • En ciáticas: cuando aparecer inflamación del nervio ciático puede irradiar o provocar dolor en la zona del coxis.
  • Quiste infectado en el coxis: suele ser una causa común de dolor en el coxis sin traumatismo previo, podemos tener un traumatismo en esta zona y que acabe infectándose.
  • Quiste de Tarlov: estos quistes pueden aparecer en las raíces nerviosas de la parte inferior de la columna, en muchos casos no causan sintomatología y en otros casos suele aparecer dolor de coxis.
  • Por infección o por tumor: aunque estos dos casos suelen ser mucho más raro que los anteriores.
  • En algunos pacientes también puede aparecer como en todos los huesos artrosis y osteoporosis, son dos patologías que normalmente suelen aparecer a las personas mayores, no solo puede aparecer en el coxis sino en todo el cuerpo, en todos los huesos en el caso de la osteoporosis y en todas las articulaciones en caso de la artrosis.

Tenemos que tener en cuenta que dependiendo del tipo de lesión en el coxis puede tardar mas o menos en desaparecer el dolor, por lo general un golpe en el coxis puede tardar alrededor de un mes en desaparecer, mientras que una fractura puede llegar a los dos o tres meses.

¿Cómo podemos diagnosticar la coccigodinia?

Aquí vamos a diferenciar 2 tipos de exploraciones:

La primera va a ser la exploración médica que pautará pruebas de imagen para ver el estado del coxis: aquí podemos encontrar luxaciones, inflamación en las zonas cercanas al coxis, edemas óseos o incluso tumores a nivel del coxis. Cuando nos realizan una radiografía nos la harán en dos posiciones distintas, la primera será de pie y la segunda sentados sobre la espalda, y de esta forma podrán ver si existe un desplazamiento del coxis.

Y por otro lado se podrá realizar la exploración por parte de un fisioterapeuta, en la cual palparán la zona del coxis, valorarán movilidad del sacro, el estado de los ligamentos, fuerza en miembros inferiores, incluso los reflejos y la sensibilidad por si existiera algún problema de origen neurológico.

¿Cómo podemos tratar la coccigodinia?

Podemos dividirlo en 3 fases:

  • Primera fase: aquí se combinaría el tratamiento fisioterapeuta con el tratamiento de fármacos en caso necesario. El fisioterapeuta intentará mejorar el dolor y bajar la inflamación y dar las recomendaciones necesarias para la mejor recuperación, y el tratamiento farmacológico se basará antiinflamatorios para también recudir dicha inflamación.
  • Segunda fase: pasaremos a esta fase cuando el paciente no ha notado mejoría en la fase anterior, aquí solo existe el tratamiento medico donde pueden realizar una infiltración donde introducen analgésicos y corticoides y también pueden realizar radiofrecuencia donde introducen calor por medio de una aguja
  • Tercera fase: la mayoría de pacientes no llega a esta fase, ya que eso significaría que han fallado las dos fases anteriores, en esta fase se haría una cirugía para extirpar el coxis, pero es muy poco habitual y solo en casos donde el dolor es muy intenso y de mucho tiempo de evolución.

Tratamiento fisioterapéutico en coccigodinia

  • Diatermia: consiste en una técnica no invasiva que transmite una corriente de alta intensidad a la zona corporal que queremos tratar, provocando un aumento de la temperatura del tejido, ya sea músculo, tendón o ligamento.
  • Electroterapia: como puede ser onda corta o TENS, teniendo como objetivo crear analgesia y mejorar sintomatología, esto obviamente ayuda, pero solo con esto no vamos a solucionar el problema.
  • Cinesiterapia: son técnicas de fisioterapia cuyo principal objetivo es disminuir dolor y ganar rango articular. En este caso trabajaremos la movilidad de cadera y de columna lumbar.
  • Masoterapia: utilizar técnicas de masaje sobre esta musculatura puede ayudar a mejorar nuestro dolor, trabajando toda la musculatura paravertebral, glútea, piramidal, etc.
  • Terapia manual: se pueden realizar técnicas como bombeo de sacro para dar movilidad y crear analgesia, también se podrían realizar una movilización postero anterior sobre la columna lumbar. Los fisioterapeutas expertos en suelo pélvico también podrían realizar alguna técnica de movilidad del coxis intracavitaria.
  • Estiramientos: en una fase más aguda un estiramiento suave del músculo guiado por el fisioterapeuta puede conseguir relajar la zona e ir ganando más movilidad, siempre que realizamos un estiramiento nunca debe de aparecer dolor, tenemos que notar la zona que está estirando, pero nunca esa sensación dolorosa.
  • Ejercicios de fortalecimiento: trabajando la fuerza de la musculatura implicado o de la zona afectada, en este caso sería la zona lumbar y glútea.

Ejercicios para el sacro y el coxis

  • El primer ejercicio será decúbito supino (bocarriba), y nos llevaremos la rodilla al mismo hombro, y realizamos dos series de 30 segundos.

  • El siguiente ejercicio estaremos en la misma posición, pero esta vez llevaremos la rodilla hacia el hombro contrario, haremos también dos series de 30 segundos.
  • Seguimos en la misma posición, y ahora llevamos a 90º la cadera, para seguir estirando esas fibras del glúteo, lo tenemos que hacer por el lado que tengamos mas dolor, pero si tenemos dolor en ambos lados lo realizaremos primero por un lado y después por otro, es importante realizar estos ejercicios sin dolor, aunque podemos notar cierta tensión por el estiramiento.

  • Estiramiento del piramidal: seguimos en decúbito supino, colocamos la pierna que queremos estirar por encima de la rodilla contraria, como se dibujáramos un 4, doblamos la pierna que esta estirada y cogemos esa pierna con ambas manos.

  • Estiramiento de aductores: nos colocamos en decúbito supino, doblamos las piernas enfrentamos las plantas de los pies y abrimos las piernas para estirar esa musculatura aductora de la cadera.

  • En este ejercicio nos vamos a sentar sobre nuestros talones siempre y cuando podemos hacerlo y no nos duela nuestras rodillas, estiramos todo lo que podamos las manos hacia delante y estiramos muy bien la zona de la espalda, esta posición la intentamos aguantar un minuto.

  • Para este ejercicio nos vamos a colocar decúbito prono (bocabajo), y vamos a doblar las rodillas a 90º y vamos a dejar caer los pies hacia fuera, esta posición también la aguantaremos 30 segundos, lo ideas seria que un fisioterapeuta u otra persona nos ayudara a mantener esa posición. Aquí sobre todo vamos a ayudar a liberar el sacro, pero como hemos visto el sacro tiene una estrecha relación con el coxis.
  • Liberación de la sínfisis púbica: paciente decúbito supino, flexiona las dos piernas, se coloca una toalla doblada entre las rodillas o un cojín y tiene que hacer fuerza con la musculatura aductora, en algunas ocasiones notaremos un pequeño crujido en el pubis.
  • Liberación de la articulación sacroilíaca: nos sentamos con el cojín o la toalla doblada debajo, y primero llevamos la rodilla hacia el mismo hombro, mantenemos la posición de 30 a 50 segundos, después pasamos al hombro contrario intentando acercar un poco el hombro a la rodilla y mantenemos el mismo tiempo, y por último colocamos la pierna encima y empujamos hacia abajo inclinando un poco nuestro cuerpo, estos ejercicios tenemos que hacerlos por ambos lados.

  • Movilidad de sacro: el paciente se coloca decúbito supino, nos colocamos una toalla doblada encima del sacro, sin llegar al coxis, piernas flexionadas y vamos haciendo respiración un poco mas profundas, inspiramos en 3 segundos y expiramos en 8-10 segundos. Sino tenemos dolor podemos seguir haciéndolo mientras cogemos una rodilla y luego la otra.
  • El ultimo ejercicio para trabajar esa musculatura del coxis, mientras estemos en el baño y vayamos a defecar, al inspirar en 3 segundos aguantamos un poco y al espirar liberamos la musculatura en 8 segundos, para así trabajar nuestra musculatura del coxis.

Recomendación en la coccigodinia

  • Reposo deportivo relativo, ponemos relativo porque al final tenemos que adaptar nuestra actividad a nuestra lesión, por ejemplo, si entreno fuerza en el gimnasio, no entrenare miembro inferior, pero puedo entrenar miembro superior o incluso algunos ejercicios de core sin dolor ni molestia. Siempre evitaremos los deportes de impacto para no provocar microtraumatismo sobre el coxis.
  • Aplicación de hielo en la zona, como ya sabemos el hielo es un antiinflamatorio local y puede ayudarnos a bajar la inflamación y disminuir el dolor.
  • Analgésicos orales, si el medico lo veo conveniente podría mandarnos.
  • Evitar sentarse en superficies duras, como hemos comentado anteriormente, duele al presionar la zona, por ello debemos de evitar esas zonas duras e incluso usar cojines para sentarnos, también podemos hacer un circulo con una toalla y sentarnos encima, incluso inclinarnos un poco hacia delante para quitarle presión al coxis, nunca hacia atrás ya que meteríamos más carga al coxis.
  • Contractes de calor y frio, podemos utilizar una manta eléctrica o saco de semillas para el calor y una bolsa de frio, importante mantener 3 minutos calor y 1 minuto frio, siempre empezar con calor y acabar con calor, y lo haremos mínimo 16 minutos.
  • Evitar pasar mucho tiempo sentado, y para ello podemos levantarnos cada 2 horas como máximo, y así también nuestra espalda nos lo agradecerá.

Bibliografía

  1. Jean-Yves Maigne. Gbmoim.org
  2. Cuellar-Puente A. Radiografía dinámica de coxis. Ebsco.com 1998
  3. Puente AC. La medicación radiografía del coxis
Etiquetas: coccigodinia, dolor de sacro, dolor lumbar, ejercicio y estiramientos, embarazo etiquetas: coxis, fisioterapia, Lesiones de espalda, rehabilitacion

Posts relacionados