FisioterapiaNoticias

¿Qué es la terapia láser?

La terapia láser (Light by Amplification Stimulated Emision of Radiation) es un tipo de electroterapia. Consistente en la aplicación de energía del espectro electromagnético para facilitar la actividad bioquímica del organismo. Su aplicación sobre los tejidos, condiciona una serie de efectos primarios y secundarios que por un “mecanismo de cascada”. Estos producen los siguientes efectos terapéuticos:

  • Analgésico
  • Antiinflamatorio
  • Antiedema

La luz tiene características concretas de las cuales dependen sus efectos terapéutico como:

  • Monocromaticidad: el láser tiene una sola longitud de onda que le da ese color rojo “puro”.
  • Coherencia: produce un efecto de ampliación en la intensidad luminosa que se emite.
  • Direccionalidad: la luz viaje de forma muy rectilínea y con escasa divergencia.
  • Brillantez: concentra un elevado número de fotones en áreas muy pequeñas.

¿Cómo se produce el láser?

Durante a aplicación del láser, este libera fotones de luz sin efecto térmico que atraviesan las distintas capas de la piel hasta llegar al tejido muscular. Sin embargo, en cuanto a la forma de conseguir la luz láser y sus efectos, se distinguen tres tipos:

  • Gases, elaborado mediante descargas eléctricas sobre determinados gases.
  • Diodo, obtenido por el paso de la corriente a través de un semiconductor.
  • Rubí, producido por destellos luminosos sobre cristales dopados con elementos semiconductores.

Efectos de la terapia láser

El tratamiento mediante esta terapia da lugar a un efecto reparador y beneficioso sobre el tejido nervioso, musculoesquelético, el tejido blando y la piel. El láser actúa provocando una acción antiedematosa y antiinflamatoria, o la cicatrización de heridas de difícil evolución o traumatismos en diversos tejidos mediante un mecanismo conocido como “bioregulación” o “bioestimulación”. Los efectos conocidos del láser son:

  • Efecto fototérmico: la terapia láser no provoca aumento de la temperatura del tejido en el que se aplica, debido a los bajos niveles de energía con la que se aplica. Esto produce una normalización en las funciones alteradas celulares dando lugar a un efecto foto energético o bioenergético.
  • Efecto fotoquímico: la interacción de la terapia láser con los tejidos, da lugar a la liberación de sustancias como la serotonina y la histamina, además del aumento de la producción de energía intracelular (ATP) y la estimulación de la síntesis de proteínas y enzimas.
  • Aumento de la microcirculación: debido al efecto fotoquímico y la acción directa sobre el tejido precapilar, se produce liberación de sustancias vasoactivas que producen vasodilatación, dando lugar al aumento de nutrientes y oxígeno.
  • Trofismo celular y reparación: el aumento de la microcirculación, junto con el resto de efectos que hemos explicado que se producen a nivel celular, favorece el proceso de reparación y regeneración.

Métodos de aplicación

Existen fundamentalmente tres:

  • Puntual (aplicando el láser en un punto determinado).
  • Barrido por puntos. Aplicando el láser en un punto tras otro.
  • Barrido total de toda una zona (aplicando el láser de tal manera que toda la zona de tratamiento reciba su dosis correspondiente).

Indicaciones

La terapia láser está indicada en el manejo de diversos procesos relacionados con el dolor musculoesquelético:

  • Procesos inflamatorios agudos y crónicos.
  • Trastornos articulares degenerativos.
  • Lesiones traumáticas.
  • Tratamiento de “puntos gatillo” o puntos dolorosos musculares.
  • Procesos neurálgicos.
  • Tratamiento de úlceras varicosas.
  • Desgarros, derrames y hematomas.
  • Tratamiento de cicatrices.

Contraindicaciones

  • Absolutas: procesos bacterianos y neoplásicos.
  • Relativas: gestación, epilepsia, disfunción tiroidea y empleo de medicación fotosensible

 

Referencias

  • Arce CA. Avances terapéuticos: soft-laser. EsSalud. Dr. Carlos Alberto Arce Gonzalez Médico Asistente Dpto. de Rehabilitación Hosp. Nac. Guillermo Almenara – EsSalud Lima-Perú (Octubre 2004).
  • Hernández Díaz A, Orellana Molina A, González Méndez BM. La terapia láser de baja potencia en la medicina cubana. Rev Cubana Med Gen Integr. 2008; v.24 n.2
  • Hernández-Díaz, A; González-Méndez, B.M; Orellana-Molina, A; Martín-Gil, J.L; BertyTejeda, J. (Mayo de 20009). Láser de baja potencia en el tratamiento de las calcificaciones de hombro. Revista de la Sociedad Española del Dolor, 16(4), 230-238.
  • Conde-Quintero, M; de Sande, J.C.G; Toscano-Arroyo, M.J. (2011). Terapia por láser de baja potencia: consideraciones óptico-físicas y biológicas determinantes en su aplicación clínica. Fisioterapia, 33(1), 5-12.
  • Rodríguez J. M. (2000). Electroterapia En Fisioterapia (2ª ed.). Madrid: Editorial Médica Panamericana.
Etiquetas: , , , , , , ,

Posts relacionados

Menú