AcupunturaEjercicios y estiramientosElectrólisis (EPI)Entrenamiento PersonalFisiogamerFisioterapiaFisioterapia EmpresasLesiones miembro inferiorLesiones miembro superiorMasajesNoticiasOndas de ChoqueOsteopatíaRehabilitaciónTécnicas especialesVida sana y consejosWellness
5,920

Diferencia entre tendinitis y tendinosis: síntomas y tratamiento

El tendón como cualquier estructura del cuerpo se puede ver dañado; dependiendo de la causa de ese daño se verá afectado de distinta manera. Dos de estas patologías que afectan a los tendones y más comunes en la sociedad actual son la tendinosis y tendinitis. Dicha noticia trata sobre estas dos enfermedades, tan parecidas en lo aparente pero tan diferentes cuando nos ponemos a investigar un poco sobre cuáles son las causas que las producen o los tratamientos para curar y rehabilitar el tendón se ve una gran diferencia entre la tendinitis y tendinosis. En la noticia se trataran temas como la causa de cada patología, los síntomas que produce, como se produce el diagnóstico y por último, el tratamiento que se debe llevar a cabo y prevención de la patología.

Para empezar tenemos que saber que son los tendones; los tendones son las estructuras de nuestro cuerpo que unen los músculos con los huesos, suelen ser estructuras poco elásticas. Algunos ejemplo de esta estructura es el mítico Talón de Aquiles, tendón que une los gemelos con el talón del pié (hueso calcáneo); llamado de este modo debido a que era el único punto débil del personaje de la mitología griega Aquiles. Dejando hechos mitológicos aparte, el tendón es una estructura que se ve afectada por el musculo que conecta a los huesos, dependiendo de lo contraído o relajado que esté, el tendón tendrá que soportar mayor o menor tensión viéndose afectada la morfología del tendón.

¿Qué son la tendinitis y tendinosis? 

Para comenzar diremos que es una tendinitis, según la rae se define como inflamación de un tendón pero dicha definición se queda un poco escueta a la hora de describir que es una tendinitis; así que una definición de más específica y que sea más acorde con dicha lesión es la inflamación o irritación de un tendón que causa dolor y sensibilidad en la zona donde se inserta el tendón.

Mientras que una tendinosis, como se puede desglosar de su nombre “tendin” se refiere a la estructura afectada en este caso el tendón y “-osis” significa proceso patológico”. Tras analizar por separado la palabra tendinosis podemos sacar en conclusión que es el proceso patológico o degenerativo que sucede al tendón por diferentes causas que veremos en esta noticia.

¿Cuáles son las causas? 

Tras saber lo que es una tendinitis y tendinosis, es importante saber las causas que producen dichas patologías. En el caso de las dos patologías anteriores  son multifactoriales, sin llegar nunca a la conclusión se produjo por una sola o por la suma de varias. Cabe destacar varias de las causas más frecuentes que son:

Tendinitis

  • Movimientos repetitivos: normalmente se producen en trabajos o deportes que se suelen realizar el mismo movimiento durante bastante tiempo de la práctica del deporte o trabajo. Como hemos visto antes los tendones unen los músculos a los huesos, por lo tanto si el músculo está cargado afectará negativamente al tendón.
  • Movimiento incorrecto: a raíz de lo anterior, si se realizan movimientos repetitivos, aunque también pueden ser ocasionales; la mala ejecución de una actividad ya sea laboral o deportiva conlleva de forma inherente una sobrecarga en ciertos músculos y poniendo en mayor tensión a los tendones.
  • Postura: como estamos diciendo si el músculo está cargado creará mayor tensión en los tendones pudiendo llegar a producir la tendinitis, nuestra posición tanto en el trabajo como en nuestra vida diaria, sobrecargando más unos músculos que otros.
  • Sin causa aparente: por último, habrá tendinitis que no se sepa la causa de la patología, suelen menos comunes que las anteriores.

Tendinosis

  • Lesión previa: lesión que haya afectado al tendón de forma que se presenten síntomas de dolor e inflamación en la zona tendinosa. La tendinosis aparece cuando esta lesión no se ha recuperado de forma correcta.
  • Traumatismo directos: darse un golpe en la zona del tendón o como hemos visto en la noticia, un traumatismo que nos genere una lesión en esta estructura que pueda desencadenar la tendinosis.
  • Movimientos repetitivos: en deportes o trabajos donde se movilizan las mismas articulaciones donde se sitúan los tendones durante la práctica del deporte o durante el horario laboral.
  • Postura: la posición en que se encuentren los tendones, como hemos mencionado anteriormente es influenciada por la disposición de los huesos y de los músculos. Por lo tanto, la postura normal de cada persona influye sobre las posibilidades de tener tendinosis.

Sobre los factores de riesgo

Los factores de riesgo que pueden llevar a tener más probable para padecer cualquiera de las dos patologías, tanto a la tendinitis como a la tendinosis, ya que ambas la estructura que se ve afectada es tendón. Los factores de riesgo que se asocian a las tendinopatias son:

  • Edad: cuanto más mayor eres más probabilidad de padecer tendinitis tienes, debido a que con el paso de los años los tendones se vuelven menos flexibles y elásticos soportando peor la tensión que hacen los músculos.
  • Deportes: mayor probabilidad si realizas deportes con movimientos repetitivos y además se realizan de forma errónea, como pueden ser tenis o pádel.
  • Profesión: es mayor el padecer tendinitis si en el puesto de trabajo se realizan movimientos repetitivos, se tiene que estar en posiciones incomodas, se trabaja con vibraciones o se tienen que realizar grandes esfuerzos.

¿Cuáles son los síntomas? 

El los síntomas sí que se observa cierta diferencia, ya que es una de las claves para luego el diagnóstico de la patología que se padezca; siendo estos diferentes síntomas los siguientes:

Tendinitis

  • El pacientepresenta dolor al mover la articulación afectada.
  • Inflamación en el tendón lesionado.
  • Paciente presenta hipersensibilidad.
  • Sobrecarga muscular.

Tendinosis

  • Dolor en la zona del tendón con dolor al movimiento.
  • No presenta inflamación por lo general.
  • Inestabilidad articular.
  • Sobrecarga muscular.

¿Cómo se diagnostica la tendinitis y tendinosis?

Para el diagnóstico de la tendinitis y tendinosis se utiliza el mismo camino, ir al médico, el cual en primer lugar realizará una historia clínica, donde se apuntarán los antecedentes del paciente y de su familia, posibles deportes que realiza, en nuestro caso muy importante que se conozcan al igual que la profesión en la que trabaja debido que dependiendo de que deporte o puesto laboral desempeñe tendrá mayores probabilidades de padecer dichas patologías.

Luego, el médico evaluará la movilidad y la fuerza de la articulación afectada, pudiendo mandar para confirmar el diagnostico una ecografía que es la prueba más común y donde se verá la integridad del tendón y la inflamación; también podrá mandar RM(resonancia magnética), para observar como en la anterior prueba el estado del tendón, tac y rx se mandará para observar si ha habido algún problema óseo en la articulación.

¿Qué tratamientos existen?

Para los tratamientos de los tendones en la tendinitis como en la tendinosis se pueden utilizar dos vías de tratamiento y estas son:

  • Tratamiento no conservador: se utiliza en los casos en los que el tratamiento conservador no ha funcionado, se suele utilizar cirugías para restaurar la estructura normal del tendón.
  • Tratamiento conservador: tratamiento que se basa en la no invasión del cuerpo del paciente, se suelen recomendar o citar medicamentos para paliar el dolor y la inflamación, además de pautar sesiones de fisioterapia para mejorar tanto los signos como síntomas.

Tratamiento no conservador

El tratamiento no conservador más utilizado son las cirugías del tendón donde dependiendo de la gravedad se realizarán un tipo u otra, se realizan normalmente cuando ocurre una desinserción del tendón en el hueso que se inserta  y se debe realizar una cirugía para volver a unir estas dos estructuras.

Tratamiento conservador

Los medicamentos que son utilizados para las patologías de la tendinitis y tendinosis se pueden administrar de diferente forma, el principal de los medicamentos será aliviar el dolor y bajar la inflamación. Los medicamentos que se utilizan para paliar los síntomas de la tendinitis y tendinosis son:

  • Analgésicos: su objetivo es aliviar el dolor en dichas patologías.
  • Inyecciones: pueden ser de corticoides o de plasma rico en plaqueta dos de las técnicas que se pueden utilizar, la primera para aliviar el dolor de la zona del tendón y la segunda para patologíascrónica ayuda a regenerar los tejidos dañados.

Fisioterapia para la tendinitis y tendinosis

La fisioterapia también puede ser uno de los tratamientos conservadores para la tendinitis y tendinosis, como hemos estado viendo la noticia la tendinitis y la tendinosis se pueden deber a múltiples factores.La fisioterapia puede ayudar tanto a reducir las posibilidades de padecer la tendinitis y la tendinosis como ayudar a que el cuerpo se cure de ellas. Dentro de la fisioterapia los posibles tratamientos que se pueden realizar son:

  • Masoterapia: sobre todo para patologías musculares, se puede utilizar para relajar la músculo; también se puede trabajar sobre el tendón para una correcta recuperación de este.
  • Diatermia: método de tratamiento que a través de ondas de alta frecuencia aumenta la temperatura de la zona interna que se trata; sirve sobre todo para disminuir el dolor, además de ayudar en la regeneración de tejidos como los tendones, mientras que a nivel muscular lo relaja, disminuyendo la rigidez muscular y aumento el rango de movimiento de las articulaciones. Sobre la inflamación que se pueda producir la diatermia ayuda a drenar esta zona.
  • Osteopatía: la osteopatía utilizará técnica manipulativas para corregir la postura y el alineamiento entre las diferentes estructuras.
  • Microonda: método de tratamiento con ondas de alta frecuencia, que al igual que los microondas convencionales calienta la zona a tratar, pero con menor intensidad. Su efecto principalmente es la relajación muscular.
  • Punción seca: técnica que se basa en la introducción de una aguja en los puntos gatillo, punto de hipersensibilidad dentro de los músculos; hasta que este se quita. La acción sobre el músculo es de relajación de este de forma rápida y precisa.
  • Mejora de la postura: como hemos hablado durante la noticia, la postura tanto en nuestro trabajo como en la vida diaria la postura es una de las causas que puede producir una tendinitis. En la fisioterapia se observa al paciente desde un todo no solo mejorando la posición de la articulación afectada sino también de otras articulaciones del cuerpo que influyen sobre el hombro.
  • Pilates: método que invento Joseph Pilates para mejorar la elasticidad, fuerza y control del movimiento. Para mejorar la movilidad y reducir el dolor el pilates combina ejercicios y estiramientos activos, realizado por el que lo hace; obteniendo diferentes efectos sobre el dolor, músculos y articulaciones, al igual que tendones.
  • Drenaje Linfático: aunque siempre que se habla de los vasos se hace mención a los sanguíneos también tenemos otros vasos que se llaman linfáticos, en ellos se transporta lo mismo que en los sanguíneos pero sin glóbulos blancos no rojos. El fin de los vasos linfáticos es recoger el exceso de liquido, en ocasiones se puede obstruir y producir edema y acúmulos de líquido, con el drenaje linfático se ayuda a que el sistema linfático vuelva a su estado natural.
  • Acupuntura: técnica oriental que se basa en punto de energía, que a través de las agujas equilibramos la energía buena y mala. Nos ayuda a reducir los síntomas de la tendinitis.
  • Electrolisis Percutánea Intratisular o EPI: técnica que consiste en la introducción ecoguiada de una aguja y posterior paso de una corriente que consigue la reparación de los tejidos.
  • Ondas de choque: son ondas acústicas de alta energía que pueden generarse de distintas formas tecnológicas diferenciadas por su generador. Su objetivo es analgésico sobre la zona donde se encuentre la tendinopatía.Por aquí os dejo como sería una sesión de ondas choque en una tendinopatía:

  • Láser: es un tratamiento terapéutico que utiliza luz de una sola longitud de onda. Los beneficios del láser para el paciente son la curación de tejidos blandos, reducir la inflamación y disminuir los dolores agudos y crónicos.
  • Crioterapia: aplicar hielo a la superficie afectada no más de 10 minutos. El objetivo de esta técnica es la analgesia de la zona y reducción la inflamación de la región afectada.
  • Ejercicios excéntricos: son los ejercicios que mantienen la contracción del músculo mientras se realiza de forma activa la elongación o estiramiento del músculo. Son la parte más importante de la rehabilitación, si no se prescriben en vuestra rehabilitación aquí os dejo unos videos sobre diferentes ejercicios excéntricos en diferentes partes de nuestro cuerpo:

El primero se centra en la articulación del hombro:

Mientras que el segundo que el segundo es por si se padece alguna tendinopatía en el tendón de Aquiles:

También están colgadas en nuestra página web dos noticias relacionadas con los ejercicios os por aquí los enlaces para que les echéis un vistazo: el primero es para el cuádriceps y el segundo es de isquiotibiales.

Bibliografía

  1. Fernando Radice D. Lesiones tendinosas en medicina del deporte: Ciencias básicas aplicadas al tratamiento actual. Revista Médica Clínica Las Condes. 1 de mayo de 2012;23(3):285-91.
  2. Litin SC, Nanda S, Mayo Clinic, editores. Mayo Clinic family health book. Rochester, MN: Mayo Clinic; 2018. 1391 p.
  3. Verdejo Herrero A, NPunto. TENDINOPATÍA: UNA VISIÓN ACTUAL. TENDINOPATÍA: UNA VISIÓN ACTUAL. 27 de septiembre de 2021;144(144):1-144.
Etiquetas: , ,

Posts relacionados

Suscribirse al blog

Post más vistos