FisioterapiaNoticiasPodología
3,018

La fascia: qué es y cómo se trata: Ejercicios en 15 minutos

La fascia es una red tridimensional e ininterrumpida de tejido conjuntivo (formado por fibras de colágeno) que se extiende por todo el cuerpo humano envolviendo músculos, huesos y articulaciones, sistema nervioso y todo tipo de estructuras corporales. El recorrido fascial es continuo, por lo que, cualquier cambio estructural de la fascia en una determinada parte del cuerpo producirá restricciones en las partes distales. Además de afectar al aparato locomotor, también afecta a sistemas como el respiratorio, cardiovascular y nervioso.

La fascia es la encargada de dar forma al cuerpo, así como también se encarga de mantenerlo erguido y permite su funcionalidad. La función primordial de la fascia es hacer que el cuerpo funcione como una sola unidad, asimismo el sistema fascial tiene diversas funciones, tales como:

  • Amortiguación de impactos
  • Mantenimiento del tono muscular
  • Suspensión y sostén
  • Nutrición del tejido
  • Equilibrio postural
  • Propiocepción

fascias 3d el sevier

Existe fascia superficial y una fascia profunda. La fascia superficial la encontramos adherida a la piel, mientras que la fascia profunda la podemos dividir en:

  • Miofascial: envuelve los músculos.
  • Viscerofascia: envuelve los órganos internos.
  • Sistema dural: envuelve el sistema nervioso central y periférico.

Disfunción miofascial

El concepto de disfunción miofascial se refiere a un dolor muy característico de este tipo de lesiones. Es un dolor sordo y difuso, difícil de ubicar y que al paciente le cuesta describir. Normalmente, de mayor intensidad por las mañanas o tras un largo periodo de inactividad. Las disfunciones miofasciales presentan cierta rigidez al movimiento y pérdida de la calidad de éste.

Con una disfunción miofascial, puede aparecer dificultad para conciliar el sueño y para conseguir dormir sin interrupciones.

disfuncion miofascial

Liberación miofascial

Para entender el concepto de liberación miofascial, primero debemos los conceptos como:

  • Mecanosensible: Un cuerpo que responde a estímulos mecánicos.
  • Mecanotransducción: Es el proceso por el cual nuestras células corporales, traducen señales en respuesta a estímulos mecánicos externos. Convierte el estímulo mecánico (una técnica miofascial sobre el cuerpo) en una respuesta bioquímica, con la que pretendemos lograr el proceso de curación.

Con estos conceptos claros, podemos hablar de que la liberación miofascial es un tipo de tratamientos del aparato locomotor, basado en técnicas de evaluación (en estático y en dinámico) y tratamiento, el cual, su principal objetivo es eliminar disfunciones miofasciales (encontradas con las técnicas de evaluación) y con ello subsanar las limitaciones funcionales. Con esto, logramos restablecer el equilibrio corporal y eliminar la percepción de dolor del paciente.

¿Queréis aprender unos ejercicios para estirar las fascias?

Hay técnicas sobre todo se basa en: Presiones, movilizaciones, tracciones y estiramientos a nivel fascial, aprovechando las propiedades del colágeno para conseguir respuestas bioquímicas, ya que al aplicar las técnicas realizamos:

  • Una estimulación del tejido conectivo.
  • Mejoramos la circulación de los anticuerpos
  • Incrementamos el suministro sanguíneo hacia los sitios de la restricción a través de la liberación de la histamina
  • Una correcta orientación en la producción de fibroblastos.
  • Mayor suministro de la sangre hacia el tejido nervioso acelerando así el proceso de curación.
Las técnicas de liberación miofascial se dividen en:
  • Técnicas superficiales: Deslizamiento en J, deslizamiento longitudinal y deslizamiento transversal.
  • Técnicas profundas: Manos cruzadas, planos transversos y técnicas telescópicas.
fascias
Y las técnicas pueden ser técnicas directas o indirectas:
  • Técnicas directas: Con esta técnica, localizamos el punto de restricción y lo ponemos en tensión directa. Y el fisioterapeuta con sus dedos u otro instrumento, pone en tensión el tejido durante un tiempo determinado hasta que se de la liberación
  • Técnicas indirectas: Aplicamos una presión leve sobre el tejido de forma más general y lo que intentamos es “guiar” a la fascia a conseguir libertad de movimiento.

Con terapia miofascial ayudamos en lesiones como:

De forma manual, con las presiones, movilizaciones, tracciones y estiramientos mencionados anteriormente. Con las cuales el paciente percibe mayor o menor grado de dolor con relación al tipo de técnica utilizada.

Existen instrumentos que, mediante presiones, también ayudan a la liberación miofascial. Instrumentos como:

  • Foam Roller.
  • Rollers de distintos tamaños según la zona a tratar.
  • Ganchos.

La fascia

En resumen, la fascia es una red ininterrumpida, que controla todos los componentes de nuestro cuerpo y cuando una parte ésta queda lesionada puede afectar tejidos que están muy alejados del original sitio de la herida.  La presencia de restricciones crea “incomodidades” que  limitan el funcionamiento correcto de todos los sistemas corporales. El sistema fascial puede encontrarse en una excesiva tensión o puede estar demasiado distendida, en ambas queda la función alterada. Un pequeño cambio causa gran estrés en cualquier parte del cuerpo.

“No es posible mantener un cuerpo sano sin que exista un sistema fascial saludable.”

Por lo tanto, en Fisiolution pensamos que el tratamiento de las disfunciones miofasciales es muy importante para un buen tratamiento global del paciente, ya que presta a atención a toda la estructura y función y no sólo a la zona exacta de dolor.

¡Es por ello que te animamos a conocer más de ello, poniéndote en contacto con nosotros! 

 

Etiquetas: fascia, inducción, lesión, liberación miofascial

Posts relacionados